El 70% del hielo de los locales de comidas rápidas es más sucio que el agua de los retretes

Carolina Betancourth 18 marzo, 2016
Aunque algunas multinacionales se defienden diciendo que las bacterias encontradas en los hielos no suponen un peligro para la salud, lo cierto es que, al no limpiarse a diario, sí pueden resultar perjudiciales

En numerosas ocasiones las investigaciones científicas se han encargado de demostrar que en nuestro entorno existen muchas cosas que están más contaminadas por bacterias que los retretes.

Aunque la mayor parte del tiempo lo ignoramos, existen superficies, alimentos y objetos que tienden a acumular millones de microorganismos por su falta de limpieza o la exposición a determinados ambientes.

Uno de los estudios más recientes logró determinar que los cubos de hielo que sirven en los locales de comidas rápidas pueden tener un grado de suciedad mucho más alto que los inodoros de esos mismos lugares.

Si bien, hace algunos años ya se habían hallado pruebas al respecto, estos nuevos resultados sirven para confirmar el hecho.

La investigación…

La investigación

Jasmine Roberts, una estudiante de apenas 12 años de edad, indagó sobre los índices de contaminación de los hielos en los restaurantes de comidas rápidas, y lo comparó con las bacterias contenidas en sus aseos.

Tras visitar 5 establecimientos y recoger las respectivas muestras, la joven llevó a cabo el análisis, que ahora nos deja a todos bastante sorprendidos.

En cada uno de los lugares pidió tazas con hielo y puso estos en vasos estériles para la posterior prueba. Asimismo, se encargó de tomar muestras del agua de los baños.

Tras observar el índice de bacterias en ambos, logró determinar que, un 70% de las veces, los hielos de estos lugares tienen más bacterias que sus inodoros.

Te recomendamos leer: 6 comidas que causan adicción. ¡Ten cuidado!

¿Cómo es posible?

Una de las hipótesis que se maneja es que, mientras que los baños son aseados a diario, las máquinas de los hielo, no.

La estudiante llevó su investigación a la feria de ciencias regional y recibió un premio de 800 dólares americanos.

No obstante, hay que aclarar que sus datos son tan solo una prueba más de algo que ya se había advertido años atrás.

Estudios previos…

Estudios previos

Una investigación publicada en el año 2013 en el diario Daily Mail reveló que el hielo que se sirve en 6 de cada 10 restaurantes de comidas rápidas de Gran Bretaña contiene más bacterias que el agua de sus respectivos baños.

A través de diferentes pruebas científicas se señaló que varias sucursales de reconocidas multinacionales como McDonald’s, Burger King, KFC, o Starbucks, entre otros, no toman suficientes medidas de higiene con sus máquinas de hielo, lo que hace que estos concentren muchas bacterias.

Ver también: Eliminar bacterias del estómago con un eficaz tratamiento con higos

Aunque en ninguno de los casos se alertó un riesgo de salud inmediato, cuatro de ellos tuvieron niveles tan altos como para considerarse un “riesgo higiénico”.

Por supuesto, desde entonces muchos de los lugares señalados reforzaron sus medidas de limpieza y le prestaron más atención a sus dispensadores de hielo.

Uno de los expertos señaló que “debemos considerarlo como una advertencia” ya que, a menudo, las personas creen que las bajas temperaturas son un impedimento para la proliferación de las bacterias.

Lo cierto es que patógenos como la E. coli pueden estar al acecho y muchas veces a partir de ahí surgen las enfermedades.

Hielo

En aquella ocasión los portavoces de las compañías implicadas se pronunciaron y dieron sus respectivos argumentos.

El portavoz de Burger King dijo:

“Estamos trabajando en las diferentes franquicias para investigar la situación”.  

Por su parte, desde KFC aseguraron:

” Como medida de precaución hemos dado una nueva formación al personal sobre los procedimientos que deben seguir”.

McDonald’s se defendió:

“El hielo analizado contenía niveles bajos de bacterias comunes que se consideran aceptables y seguras para el consumo”.

En Starbucks dijeron que la muestra de su hielo había sido contaminada por el personal cuando abrieron la bolsa estéril, pero un portavoz aseguró:

“Las imágenes del circuito cerrado confirman que el hielo estaba contaminado desde antes de hacer la prueba”.

Estas y el resto de empresas investigadas continúan bajo la lupa para que tengan más cuidado con lo que les ofrecen a sus consumidores.

Sin embargo, tras conocerse las pruebas más recientes, son muchos los que se lo pensarán dos veces antes de tomar la decisión de ingerir las bebidas que contienen este hielo.

Por ahora no se conocen más pruebas, pero se espera abordar el tema con una investigación más amplia para sugerir medidas y soluciones.

Te puede gustar