Hieloterapia casera para tonificar y bajar de peso de manera natural

Yamila Papa · 25 mayo, 2015
¿Quieres disfrutar de los beneficios de un spa en tu propia casa? En este artículo te contamos cómo la hieloterapia casera puede ayudarte a reafirmar tu piel.

Cuando comienzan los días más cálidos, no queremos saber nada sobre tratamientos que tengan que ver con el calor, la transpiración, la sauna, etc. La buena noticia es que existe una técnica, llamada hieloterapia, que usa el frío para ayudarte a bajar de peso.

En este artículo te explicamos los beneficios de esta sorprendente terapia. ¿Te gustaría conocerla? ¡Sigue leyendo!

¿Frío para adelgazar?

Tal y como lo estás leyendo. Podría decirse que hay muchos tabúes en relación a los objetos fríos o congelados, pero son buenos para diferentes objetivos.

Por ejemplo, si tenemos dolor de garganta y tomamos helado, nos sentiremos mejor que si bebemos un té caliente. Esto porque la zona no se irritará todavía más, sino que se refrescará. Pero de ello podremos hablar en otro momento.

Ahora nos enfocaremos en lo que ocurre en relación al hielo y a bajar de peso. Si has probado técnicas donde el calor era el máximo protagonista pero no has podido adelgazar ni un gramo, entonces quizás sea bueno que pruebes la hieloterapia.

Al aplicar hielo en ciertas partes del cuerpo ayuda a quemar grasas. Al parecer, es muy efectivo para reducir tallas y realzar o reafirmar los tejidos de la piel. Si no lo crees, piensa en la sensación que tienes en el cuerpo una vez que te das un baño de agua fría o al nadar en una piscina que no está climatizada.

La hieloterapia

¿Qué es entonces la hieloterapia?

Quizás aún no puedes comprender cómo puede el hielo ayudarte a adelgazar. La hieloterapia es la aplicación de hielo en algunas zonas del cuerpo que están flácidas o tienen sobrepeso para reafirmarlas y adelgazarlas.

La hieloterapia surgió en México a principios del año 2000. Es un innovador masaje que, combinado con ejercicio y una dieta saludable, tiene efectos importantes en nuestro cuerpo.

Los resultados se pueden notar desde la primera aplicación, ya que el hielo, junto con plantas medicinales, aumenta la absorción de las grasas. Además, también estimula la producción de células nuevas.

En las grandes ciudades de Europa y Estados Unidos existen centros especializados para aprovechar la hieloterapia. Primero se coloca un fango especial para purificar y exfoliar la piel, activando la circulación sanguínea y preparando la zona.

Después, se realiza un masaje con el hielo para completar la sesión. Hasta el momento no se ha detectado que tenga efectos secundarios.

Beneficios para adelgazar

¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento? Son muchos, entre ellos:

  • Desintoxica el cuerpo.
  • Reafirma los tejidos.
  • Actúa como un lifting natural sobre la piel.
  • Mejora la celulitis.
  • Vigoriza la circulación de la sangre (se tiene que acompañar con una terapia exfoliante).
  • Reduce tallas en pocas sesiones.

Lee también: Pierde peso con facilidad usando estas 5 plantas medicinales

Existen diferentes maneras de aplicar el hielo en la piel y disfrutar de sus ventajas. Puede ser con una bolsa o banda de gel diseñada especialmente para ciertas partes del cuerpo como, por ejemplo, los ojos o el abdomen. Este accesorio se congela y se aplica donde corresponde.

Si quieres probar la hieloterapia en casa, solo tendrás que colocar unos cubos de hielo en una bolsa. Después deberás, envolverla con una tela fina y aplicar unos minutos en el área que quieras adelgazar o reafirmar.

Hielo para la hieloterapia

¿Quién puede usar hieloterapia?

La terapia con hielo se aconseja para todos los que deseen reafirmar sus tejidos y quieran bajar de peso. No es una técnica solo pensada para las mujeres, aunque el 95% de las que se la aplican son del sexo femenino.

Sobre todo se recomienda para las mujeres tras el parto y después de amamantar al bebé. Al ser menos invasiva que cualquier otra técnica, no tiene contraindicaciones y se puede realizar apenas se tiene un hijo.

Además, la hieloterapia puede ser eficaz para las mujeres de más de 40 años que observan falta de firmeza en sus pechos, glúteos, abdomen, etc. El hielo les vuelve a dar forma y lozanía.

Te puede interesar: Cómo preparar una crema de arcilla y café para reducir la flacidez de la piel

Es muy bueno para aquellas mujeres que han hecho dietas muy estrictas para bajar de peso y quieren reafirmar la piel. También para las que desean adelgazar y no han encontrado aún un tratamiento eficaz. Por último, se indica en pacientes con ojeras, muslos flácidos, piel caída o abdomen caído y abultado.

La hieloterapia

¿Cómo hacer hieloterapia casera?

Puede ser que no tengas tiempo o dinero para ir a un instituto o centro de estética para que te apliquen hieloterapia. ¡No te preocupes! Puedes disfrutar de sesiones eficaces en la tranquilidad de tu hogar.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cola de caballo (30 g)
  • 1 puñado de hojas de romero (20 g)
  • 3 cucharadas de café soluble (24 g)
  • 1 puñado de hiedra trepadora (15 g)
  • 1 kg de té verde o yerba mate
  • 3 vasos de agua (600 ml)

¿Cómo se elabora?

  • Hervir durante 15 minutos todos los ingredientes.
  • Después retirar del fuego y dejar que se enfríe, hasta que esté a temperatura ambiente.
  • Luego pasar a un recipiente de plástico (mejor si es el que usas para los cubos de hielo).
  • Llevarlo al congelador hasta que se congele.
  • Una vez pasado ese tiempo, proceder a realizar un masaje en la zona que quieras reducir o reafirmar, siempre con movimientos circulares.
  • Atención, si tienes la piel muy sensible, envuelve el hielo en un paño o bolsa de plástico para evitar que te queme.

El tipo de hielo

Existen en el mercado diferentes tipos de hielo que mejoran los efectos de esta terapia, si es que queremos practicarla en casa. Por ejemplo, los que incluyen ciertos tipos de aceites o hierbas naturales. Estos son para algunos tipos específicos de afecciones, además de querer adelgazar o reafirmar ciertas partes del cuerpo.

Podemos conseguir entonces hielo antiestrías, para un vientre plano, para reducir tallas, contra la flacidez o hielo para después del parto, entre otros. ¡Busca el más adecuado para ti!

  • Ingargiola, M. J., Motakef, S., Chung, M. T., Vasconez, H. C., & Sasaki, G. H. (2015). Cryolipolysis for Fat Reduction and Body Contouring: Safety and Efficacy of Current Treatment Paradigms. Plastic and Reconstructive Surgery. https://doi.org/10.1097/PRS.0000000000001236
  • Krueger, N., Mai, S. V., Luebberding, S., & Sadick, N. S. (2014). Cryolipolysis for noninvasive body contouring: Clinical efficacy and patient satisfaction. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology. https://doi.org/10.2147/CCID.S44371
  • Kilmer, S. L., Burns, A. J., & Zelickson, B. D. (2016). Safety and efficacy of cryolipolysis for non-invasive reduction of submental fat. Lasers in Surgery and Medicine. https://doi.org/10.1002/lsm.22440