Hierbas medicinales para la correcta circulación de las piernas

Las hierbas medicinales, sumadas a una dieta sana y una rutina de ejercicios, son el complemento ideal para mejorar la circulación en las piernas.

Para gozar de una buena circulación de las piernas es fundamental corregir los hábitos de vida que no estén llevándose a cabo de la mejor manera y mantenerlos en el tiempo. Esto abarca desde una alimentación balanceada hasta una buena rutina de ejercicios. Ahora, bien, si el médico lo autoriza, es posible recurrir a las infusiones de ciertas hierbas medicinales.

A continuación, te comentamos cuáles son las mejores opciones, de acuerdo a las propiedades que contienen las hierbas medicinales, así como también la forma en que benefician tu salud cardiovascular.

¿Por qué se recurre a las infusiones?

Las infusiones cuyos ingredientes cuentan con propiedades diuréticas son muy convenientes para la salud cardiovascular, puesto que favorecen la eliminación de líquidos y toxinas. Evidentemente, con ello se previene la retención e inflamación.

A pesar de que tengan un origen natural, esto no quiere decir que sean completamente inocuas. Por ello, el consumo excesivo de infusiones de hierbas puede resultar contraproducente. Por ejemplo, pueden promover la deshidratación y la pérdida de minerales y otros nutrientes a través de la orina.

Es importante recordar que, todos los remedios naturales constituyen una ayuda complementaria y nunca, un tratamiento exclusivo para una enfermedad o malestar.

Para poder disfrutar de los beneficios de las infusiones de hierbas medicinales, es importante informarse bien acerca de las propiedades de los ingredientes y, por supuesto, hacer un consumo moderado. En caso de que se tenga tendencia a sufrir alergias o se esté bajo algún tratamiento médico, es importante consultar con el médico.

Hierbas medicinales que mejoran la circulación de las piernas

1. Diente de león

El diente de león es una planta con un excelente efecto depurativo y diurético. Además, ayuda prevenir la mala digestión y a estimular el apetito. Esto se debe a que tiene un alto contenido de flavonoides, polifenoles, inulina, potasio, vitaminas B2 y C.  Se recomienda beber una o 2 tazas al día, antes de las comidas y de forma regular para disfrutar sus beneficios.

Te puede interesar: 7 beneficios del diente de león que quizá no conocías

2. Romero

El romero es una hierba muy empleada en la cocina para darle sabor a diversos platillos, pero lo cierto es que también se puede aprovechar en forma de infusión. Con beber una taza, cada día, antes del desayuno, es suficiente para obtener sus nutrientes y mejorar la circulación de las piernas.

Esta hierba favorece a casi todos los órganos del cuerpo puesto que tiene una amplia variedad de propiedades, las cuales, a su vez, son brindadas por sus principios activos: taninos, ácidos fenólicos, ácido rosmarínico, rosmaricina, hierro, flavonoides, entre otros.

Cabe destacar que los flavonoides, los ácidos fenólicos y los principios amargos, tienen una acción tónica y estimulante sobre el sistema nervioso, circulatorio y, en especial, el corazón.

Por ende, si quieres activar tu circulación, considera beber una taza de romero regularmente. No olvides que, al igual que el diente de león esta hierba también tiene propiedades diuréticas.

Cola de caballo

3. Cola de caballo

La cola de caballo es una planta que contiene: ácidos ascórbico, silícilico, málico, cafeíco, gálico, péptico, tálico, equisetrina, equisetonina, alcaloides (nicotina, Palustrina, equispermina), aminoácidos (niacina). Todos estos componentes constituyen un beneficio para la salud puesto que tienen un efecto diurético y depurativo.

Desde el punto de vista nutricional, esta planta aporta los siguientes minerales: magnesio, silicio, sílice, selenio, calcio, calcio, hierro, manganeso, fósforo, potasio, aluminio, zinc, cromo y cobalto.

Ahora, para disfrutar todos los beneficios de la cola de caballo, es conveniente beber una taza al día. Cabe destacar que no se puede acelerar la obtención de beneficios bebiendo mayor cantidad, así que evita precipitarte y caer en excesos.

Descubre: Cómo prevenir y tratar la mala circulación en las piernas

4. Espino blanco

Gracias a un numerosos ensayos in vitro, se ha comprobado que el espino blanco es una planta que favorece la salud cardiovascular por su efecto: cardiotónico, hipotensor, antiaterosclerótico, antiespasmódico, vasodilatador, atiarrítmico, antiagregante y antioxidante. Adicionalmente, esta planta también tiene una acción antibacteriana y gastroprotectora.

En cuanto a sus nutrientes, se pueden contar los siguientes minerales: aluminio, calcio, cromo, cosbalto, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, silicio, sodio y zinc. Además de encontrarse en infusión, también se puede encontrar en cápsulas.

5. Hojas de olivo

El olivo es una planta con múltiples componentes activos. En lo que respecta a sus hojas, estas tienen un alto contenido de compuestos fenólicos que, en pocas palabras, tienen propiedades ligeramente diuréticas, antioxidantes, antiinflamarorias, vasodilatadoras e hipertensivas que resultan de gran ayuda a la hora de gozar de una buena circulación en las piernas.

Para disfrutar de estos beneficios, se recomienda beber tres tazas de infusión de hojas de olivo al día. En caso de no tener un árbol del cual obtener las hojas o de no encontrarlo en el herbolario de costumbre, se pueden buscar suplementos.

Recuerda

Las hierbas medicinales no deben utilizarse jamás como sustituto de ningún tratamiento farmacológico. Es fundamental seguir siempre las indicaciones del médico para evitar perjuicios para la salud. Asimismo, no hay que olvidar que un estilo de vida saludable, conformado por hábitos coherentes, es la base para obtener bienestar.