Hierbas medicinales para tratar el asma

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 30 noviembre, 2018
Cuando se presenta este problema, es importante consultarlo con un especialista ya que un tratamiento inadecuado puede conllevar graves consecuencias para la persona.

El asma es una enfermedad común entre la población que, año tras año, parece incrementarse debido a diferentes causas que afectan al sistema respiratorio.

Los principales síntomas del asma es la presencia de silbancias, dificultad para respirar, tos u opresión en el pecho. Esto es debido a que el asma provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen. Cuando se presenta un ataque, los músculos que rodean estas vías se tensan y su revestimiento se inflama.

Así, la cantidad de aire que puede pasar a través de ellas se reduce, provocando los síntomas mencionados anteriormente. Generalmente, los desencadenantes de este problema suelen ser alérgenos como el polen, el polvo o el pelo de determinados animales.

Cuando se presenta este problema, es importante consultarlo con un especialista ya que un tratamiento inadecuado puede conllevar graves consecuencias para la persona.

Del mismo modo, para ayudar a tratar la enfermedad, existen ciertas plantas medicinales que ayudan a relajar las vías respiratorias. Esto se debe a que poseen determinadas propiedades anti-inflamatorias.

Diferencia entre asma y EPOC.

Infusiones para combatir el asma

1. Camomila y eucaliptus

Para prevenir los ataques, es recomendable consumir la infusión en el desayuno y después de cenar. Esto es así porque es habitual que los síntomas empeoren a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde.

La camomila dispone de propiedades antinflamatorias y ayuda a disminuir el espasmo bronquial que se produce a consecuencia de esta enfermedad. El eucaliptus por su parte, colabora a bajar las secreciones de los bronquios abriendo mejor las vías aéreas.

Para preparar la infusión, primero pon una bolsita de camomila e incluye tres hojas de eucaliptus junto a una taza de agua hirviendo. Se puede dejar reposar 5 minutos y después consumirla poco a poco, aprovechando el vaho de la misma infusión también.

Tal vez te interese: Controla los síntomas de la bronquitis con estos 6 remedios caseros

2. Infusión de jengibre y limón

Esta infusión resulta beneficiosa gracias a su capacidad para ayudar a disminuir la incidencia de las mucosidades.

Para preparar la infusión basta con mezclar zumo de limón con tres vasos de agua e incluir dos cucharadas de raíz de jengibre. Calienta bien esta mezcla y permite que repose. No hace falta consumirla caliente, puede beberse en frío y los beneficios del producto serán los mismos.

De este modo, se puede optar por preparar una limonada donde se incluya el jengibre, e introducirlo en una botella que vaya a ser consumida a lo largo de la mañana. 

Cabe mencionar que este producto también aporta un excelente índice de vitamina C.

 3. Infusión de menta, anís y laurel

La menta  posee propiedades que la hacen estar consierada como espasmolítica, lo cual resulta muy beneficioso a la hora de combatir el asma. El laurel, por su parte, se caracteriza porque produce unas hojas medicinales hiposecretoras. Estas ayudan a combatir problemas como la bronquitis crónica o enfisemas. Este remedio puede ser combinado también con el anís.

Para preparar esta infusión únicamente hay que mezclar una cucharadita de cada ingrediente, de laurel basta con una hoja seca, en una taza de agua.

Para saber más: Descubre los increíbles beneficios del agua tibia con limón en ayunas

Es muy recomendable beber el producto a primera hora de la mañana y a última hora de la noche. Esto es así para ayudar prevenir posibles ataques de asma.

4. Remedio con grosella espinosa india

La grosella espinosa india no es una planta muy conocida. Sin embargo, esta misma se alza como uno de los tratamientos naturales más antiguos para el asma.

Consiste en una planta que ayuda a desinflamar las vías respiratorias, que favorece la correcta respiración y que actúa también como antiespasmódica. Generalmente, suelen encontrarse en tiendas naturistas, aunque también puede conseguirse en farmacias.

Normalmente, se suele recomendar consumir únicamente una sola taza al día, a ser preferible, solo por las mañanas. Basta con poner cuatro gramos de grosella de indias en una taza de agua hirviendo. Deja que repose unos cinco minutos y bébela poco a poco.

Infusión para tratar las digestiones lentas

  • O’Byrne, P. M. (2016). Asthma. In International Encyclopedia of Public Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-803678-5.00027-8
  • Erick Bateman. (2016). Global Strategy for Asthma Management and Prevention. Global Iniciative for Asthma. https://doi.org/10.1183/09031936.00138707
  • Eder, W., Ege, M. J., & von Mutius, E. (2006). The Asthma Epidemic. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJMra054308