Hierbas medicinales para tratar el dolor articular

Valeria Sabater 9 noviembre, 2014
Dado que los antiinflamatorios pueden terminar dañando nuestro hígado, podemos complementarlos con las hierbas medicinales para darle un descanso, sin perder beneficios, a la vez que depuramos nuestro organismo

El dolor articular es una de las realidades más comunes entre la población. Limita nuestra movilidad y merma nuestra calidad de vida. Una forma de aliviar su incidencia es mediante las hierbas medicinales, un recurso económico y fácil que te será de gran ayuda.

Los beneficios de las hierbas medicinales para el dolor articular

Articulaciones

¿Pueden ayudarme verdaderamente las plantas medicinales en caso de que padezca de dolor articular? Sí, pueden hacerlo. Bien es cierto que muchas personas están más habituadas al uso de antiinflamatorios, medicamentos que aunque útiles, a largo plazo pueden dañar nuestro hígado. Así pues, las hierbas medicinales pueden servirnos en ocasiones como complemento al tratamiento médico.

En ocasiones, el dolor articular es el paso previo a la artritis reumatoide, de ahí que siempre debamos estar bajo vigilancia médica. Pero veamos en qué pueden ayudarnos las hierbas medicinales:

  • Las hierbas ayudan pueden ayudarnos a limpiar los desechos metabólicos y toxinas de nuestro cuerpo.
  • Mejoran nuestra circulación favoreciendo la limpieza linfática. Todo ello hace que hayan menos tóxicos en el cuerpo causando inflamación y dolor.
  • Muchas plantas actúan como antibióticos naturales.
  • Disponen además de propiedades antiinflamatorias.
  • Relajan, nos tranquilizan y quitan tensión de nuestros músculos, ejerciendo así menos presión en las articulaciones.

Plantas medicinales para aliviar el dolor articular

1. La cúrcuma

Curcuma-beneficios

La cúrcuma es ese remedio que nunca debe faltar en nuestra cocina y en nuestra casa. Se trata de un modo muy eficaz de reducir la inflamación en nuestro cuerpo, nos relaja y es muy adecuada para todo lo referente a los músculos, huesos y articulaciones. Gracias a sus principio antiinflamatorios la hacen estupenda para estos casos, pero además te aportará muchos más beneficios gracias a los cuales, la cúrcuma se alza como un remedio antioxidativo, antiinflamatorio y anticancerígeno.

2. La raíz de bardana

infusion-bardana

Una de las mejores cosas para tratar y combatir el dolor articular es aumentar el consumo de ácidos grasos esenciales. Además de nueces, pescados azules, caballas o salmón, es muy adecuado que incluyas en tu dieta la excelente raíz de bardana. Es además una potente antiinflamatoria y es estupenda si la tomamos dos veces al día. Puedes encontrar raíz de bardana picada y seca en cualquier tienda natural. No tienes más que poner una cucharada en un vaso de agua hirviendo. Deja que repose 5 minutos y toma poco a poco.¡Es excelente!

3. El jengibre

Beneficios-del-té-de-jengibre

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo de las grandes virtudes del jengibre. Es una de las plantas con mejores propiedades antiinflamatorias y antirreumáticas. Todo ello se debe a dos componentes básicos:  un inhibidor de la COX–2 y el TNF, que lo que hacen es básicamente detener la inflamación de la prostaglandina E2. Son además muchos los estudios que avalan su efectividad en caso de artritis reumatoide o la osteoartritis. Reduce el dolor, la inflamación y la hinchazón. Sin ningún efecto secundario. ¿Lo vas a dejar escapar?

4. Infusión de lino o linaza

lino digiyesica

Con el lino o la  linaza tendrás una fuente natural de  Omega- 3 de origen vegetal. Gracias e ello tu inmunidad estará mucho más reforzada y habrán menos toxinas en tu organismo capaces de acumularse en tus articulaciones, causando color. Como todas las infusiones anteriores también rebajará tu inflamación y aliviará tu dolor. Para tomarlas lo mejor es tomar estas semillas espolvoreadas sobre ensaladas o cualquier otro plato. En este caso no haremos infusiones. ¿Por qué? Porque al calentarlas se pierde la potencia de sus componentes con Omega-3 y lo que deseamos es obtener todas sus virtudes. Así que recuerda, mejor molida bien finita. Con dos cucharadas al día obtienes la ración adecuada.

Verás como te notas mucho mejor.

Te puede gustar