Hierbas medicinales para tratar la anemia

¿Sabías que la infusión de diente de león, además de ayudarnos a subir el ánimo, puede aumentar nuestros niveles de hierro al favorecer la producción de glóbulos rojos?

La anemia es un problema que afecta a mucha gente hoy en día, en especial a nosotras, las mujeres. Una alimentación incorrecta, menstruaciones muy abundantes, algún problema hepático…. las causas pueden ser múltiples, pero existen a su vez muchos remedios que pueden mejorar nuestro estado. Las plantas, pueden alzarse como unas aliadas perfectas para ayudarnos. ¿Quieres saber qué infusiones son adecuadas para tu anemia?

¿Qué plantas medicinales pueden ayudarme en mi anemia?

La naturaleza, sabia como siempre, pone a nuestro alcance una amplia opción de recursos que pueden tratar nuestros niveles bajos de hierro en sangre. Ya sabes que debes empezar a mejorar tu alimentación, incluyendo legumbres, vegetales como las espinacas, frutos secos como las almendras y cereales integrales como la avena.

Lo más habitual también es que tu médico complemente tu alimentación con cápsulas de hierro y vitaminas como la A, C, B1, B2 y K, minerales y enzimas. Nosotros, por nuestra parte, además de animarte a que sigas los consejos de tu médico y a que incrementes los productos ricos en hierro en tu alimentación, te proponemos que tomes las siguientes infusiones diariamente. Elige aquellas que te sean más agradables y fáciles de conseguir, tomándolas en tu desayuno y después de tu comida principal. De ese modo irás encontrando mejoras poco a poco. ¡Toma nota!

1. Infusión de ortiga

te ortigas

Sin lugar a dudas la más recomendable. En tus herboristerías habituales puedes encontrar estas plantas listas para infusiones, así como en cápsulas. Puedes tomar hasta 3 tazas al día, ya que gracias a sus propiedades estimuladoras de la producción de glóbulos rojos, la ortiga se alza como una aliada magnífica para tratar la anemia. No tienes más que poner una taza de agua a hervir, y añadir una cucharadita colmada de ortigas. Deja reposar tres minutos y cuela, para después, disfrutar de su singular sabor que tan bien te va a sentar.

2. Infusión de diente de león

Muy conocida también para subir el nivel de hierro en sangre. Un remedio utilizado desde la antigüedad para mejorar el ánimo de las personas convalecientes, abrirles el apetito y elevar la producción de este mineral en el organismo. No dudes en tomarte dos tazas al día de diente de león, para ello ideal que pongas  una cucharadita colmada de diente león en una taza de gua hirviendo. Deja reposar 5 minutos y bebe poco a poco. Sin prisas, disfruta de tu infusión.

3. Infusión de alfalfa

alfalfa I Believe I Can Fry

¿Sorprendida? Seguro que no, la Alfalfa (Medicago sativa),  dispone en una zona de su planta una gran concentración de hierro. Justo en sus partes más altas y aéreas. Nos permite sintetizar mejor la hemoglobina elevando no solo la producción de glóbulos rojos, sino que además, es muy rica en vitamina B12. Pero ¿cómo la preparamos? Muy fácil, en decocción. Puedes conseguir alfalfa ya lista para infusiones en las tiendas naturales. No tendrás más que poner dos cucharadas de esta parte de la planta en una taza de agua a hervir. Cuando lleve unos 15 o 20 minutos, deja que repose 5. Después, cuelas el contenido y añades si lo deseas un poquito de miel. Ideal si lo tomas dos veces al día: en tu desayuno y tras tu comida principal. Te encantará y te ayudará a tratar tu anemia.

4. Infusión de cola de caballo

Cola de caballo (Equisetum arvense), es una planta que se utiliza para muchas dimensiones de la salud. Empezando por aquellas personas que deseen bajar de peso, pasando por quienes deseen bajar el ácido úrico, el reuma, la artritis, cistititis... es perfecta para reponerse de la fatiga, actúa como revitalizante y cómo no, eleva el nivel de hierro en nuestro cuerpo. Y es que dispone de un alto contenido en minerales, como hierro y silicio. Recuerda que la decocción de la cola de caballo debe ser un poco más larga para que se puedan obtener todos sus minerales. Cuando obtengas esta planta en tu tienda natural -no te será difícil porque es muy conocida- deja que esté en agua hirviendo al menos media hora. De este modo nos aseguramos de obtener todos los beneficios de la planta. No dejes de probarla, verás que bien te sienta.

5. Infusión de salvia

salvia Fernando Stankuns

Fácil de conseguir, sienta muy bien ya que dispone de propiedades digestivas, alivia el dolor de cabeza y es muy recomendable tomarla por ejemplo a media tarde. Si a ello le sumamos que promueve la formación de células sanguíneas, hace de esta infusión un remedio que no puede faltar en tu día a día para tratar tu anemia. Hierve una bolsita junto a una taza de agua, deja que repose unos cinco minutos y endúlzala si lo deseas con un poquito de miel. ¿Ves que fácil? Te irá perfectamente. Disfrútala.

Te puede gustar