Hierbas para el tratamiento de la fibromialgia

La capsaicina presente en la pimienta de Cayena es un efectivo analgésico de origen natural presente en la composición de muchas cremas para tratar dolores musculares

La fibromialgia es un padecimiento que provoca dolores musculares y fatiga. Las personas que sufren fibromialgia suelen tener ciertas zonas del cuerpo con gran sensibilidad al dolor. Lo más común es que esto suceda en el cuello, la espalda, los hombros, las brazos, las piernas y la cadera.

La fibromialgia puede ser muy dolorosa e incómoda. Por eso, es muy importante acudir al médico para buscar tratamiento. Aquí te presentamos algunas hierbas que pueden ayudarte a combatir los síntomas de la fibromialgia.

Un gran porcentaje de las personas que tienen fibromialgia son mujeres de mediana edad. Las causas exactas que la provocan aún son desconocidas. Sin embargo, este padecimiento se asocia frecuentemente con eventos traumáticos o a estrés elevado, lesiones recurrentes, malestares o dolencias, así como algunas enfermedades (como la artritis reumatoide).

No existe un cura para la fibromialgia. Sin embargo, ciertos medicamentos pueden ayudarte a controlar los síntomas. Por eso es muy importante acudir al médico. Asimismo, es muy importante dormir adecuadamente, hacer ejercicio y llevar una dieta saludable.

Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena tiene propiedades que pueden ayudar a tratar los malestares que produce la fibromialgia. Entre ellas se encuentra la capsaicina, que es un efectivo analgésico de origen natural. De hecho, muchas cremas para tratar dolores musculares están hechas con pimienta de cayena, dada su utilidad para aliviar este tipo de problemas.

pimienta de cayena

Para aliviar la fibromialgia, se puede consumir té de pimienta de cayena mezclando la cuarta parte de una cucharadita en una taza de agua caliente. Lo mejor es prepararlo por las mañanas y beberlo a lo largo de todo el día. Es muy importante no beber más de una taza diaria. De lo contrario se corre el riesgo de irritar severamente las mucosas. La capsaicina consumida en exceso puede tener efectos adversos.

Quizás te interese: Cómo preparar 3 cremas antiinflamatorias para calmar los dolores musculares

Hipérico

Otra hierba que sirve para combatir la fibromialgia es el hipérico. Se le conoce también como hierba de San Juan y se trata de una planta de mediano tamaño que produce una flor amarilla de pétalos alargados. Esta hierba se utiliza sobre todo para la depresión, ya que ha mostrado muy buenos resultados al respecto. La depresión es uno de los posibles síntomas asociados a la fibromialgia, por lo que combatirla es de gran ayuda.

flor de hipérico

Por si fuera poco, además de combatir la depresión, el hipérico ayuda también a calmar el dolor y combatir el insomnio. La mejor forma de consumir este remedio es a través de cápsulas o suplementos que se suelen vender en tiendas naturistas o farmacias. Algunas personas también preparan un con sus flores.

El hipérico, a pesar de ser una hierba, tiene interacciones con medicamentos que podemos tomar, como antidepresivos, anticonceptivos y otros. Por ello, consulta con tu médico o farmacéutico si puedes consumirlo. Existe la falsa creencia de que las plantas medicinales son totalmente inofensivas. Esto es un error, de hecho, las plantas son el origen de muchos medicamentos que usamos hoy en día en forma química.

Lee también: Las 15 mejores hierbas medicinales

Harpagofito

flor de harpagofito

El harpagofito es una planta que popularmente se conoce como “garra del diablo”. Se caracteriza porque sus frutos son un tipo de cápsula leñosa con espinas puntiagudas terminadas en forma de gancho. Los componentes de esta hierba la hacen muy efectiva para combatir ciertos padecimientos como la artritis. Por eso, se comenzó a utilizar también para combatir la fibromialgia.

La “garra del diablo” tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio muy potente. Por ello, se puede usar para disminuir los dolores que causa la fibromialgia. Además, ayuda a estimular el apetito, disminuir el colesterol, depurar el organismo y calmar los espasmos intestinales. Para consumirlo lo más común es aplicar el extracto de la planta sobre las regiones donde se tenga dolor. También se pueden preparar infusiones o comprar cápsulas. aunque su eficacia es un poco menor.

Con todo, como en el caso anterior, el harpagofito puede provocar reacciones adversas como vómitos o náuseas en algunos casos. Por ejemplo, no se recomienda su ingesta por parte de embarazadas, lactantes o enfermos cardiovasculares, entre otros. Por eso, se aconseja consultar al médico antes de empezar a consumirlo.

Todas estas hierbas pueden ayudarnos a aliviar el dolor provocado por la fibromialgia.  No obstante, es importante que  siempre las consumamos de manera correcta y en las cantidades adecuadas.