Hijos de primos hermanos, ¿problemas genéticos?

Podríamos equiparar el riesgo del embarazo fruto de una relación entre primos hermanos con aquel de las mujeres que tienen una maternidad tardía y tienen hijos pasados los 40 años.

Mucho se ha dicho con relación a la salud de los hijos de primos hermanos: que no podían salir bien genéticamente, que eran más vulnerables a abortos, que tenían una mayor probabilidad de padecer enfermedades genéticas, etc…

Sin embargo, los expertos de la Human Genetics Commission demuestran que esto no es así y que no hay más riesgo en este tipo de embarazos que en otros que se pueden encontrar en mujeres de más 40 años.

A pesar de que los mitos siguen considerándose ciertos en muchas ocasiones, debemos siempre poner todo esto en tela de juicio y consultar con un profesional cuánto hay de realidad en lo que se dice con respecto a los hijos de primos hermanos.

Como descubriremos a continuación, existen muchas mentiras alrededor de estas uniones que no son para nada ciertas. ¿De verdad tienen los hijos de primos hermanos más riesgo de sufrir enfermedades o trastornos?

Hijos de primos hermanos y mujeres de 40 años

Según el estudio mencionado, los bebés nacidos de las relaciones entre primos hermanos tienen sólo un 1,7% más de probabilidades de nacer con algún tipo de malformación o de enfermedad que en otras parejas que no tengan lazos de consanguinidad entre ellos.

estimular a un bebé con síndrome de Down

Por otro lado, la tasa de mortalidad es sólo de un 4.4% más en las primeras que en las últimas. Un porcentaje que resulta muy significativo.

Sin embargo, estos números acerca de los hijos de primos hermanos pierden magnitud cuando los comparamos con estadísticas de embarazos en mujeres mayores de 40 años.

Lee: Riesgos en el embarazo a los cuarenta

En este caso, el riesgo de que el bebé sufra malformación o enfermedades, como el síndrome de Down, es igual que al de los bebés de los primos hermanos.

La edad aumenta el riesgo

Debemos tener en cuenta que, en referencia a los porcentajes arriba mencionados y con respecto a la probabilidad de enfermedades que se vayan transmitiendo, los hijos de primos hermanos no van en aumento en nuestra sociedad.

Sin embargo, sí está incrementándose el número de madres cada vez con mayor edad. Por ello, los expertos coinciden en que es tan o más peligroso, si se puede hablar en estos términos, el hecho de que las madres cada vez tengan hijos a edades más adultas y no el simple de hecho de tener lazos de consanguinidad.

Madre con cuarenta años

Además, todos los especialistas afirman que una pareja de primos hermanos que quieran tener un hijo pueden hacerlo bastante tranquilos si se ponen en manos de un experto antes del embarazo. Lo que puede ayudar a prevenir este tipo de problemas.

Riesgos de herencia

Otro caso distinto y que sí debe ser estudiado en los casos de embarazos entre primos hermanos son las enfermedades que se puedan transmitir genéticamente a los hijos.

Este caso es distinto del anterior, pues implica que en la familia ya hay un antecedente con una enfermedad genética y esta puede pasar al bebé por la sangre de ambos progenitores.

Descubre: Síndrome de Alagille: enfermedad genética que afecta al hígado y al corazón

En cualquier caso, los especialistas saben cuáles son las pruebas que se deben hacer para dejar más tranquilos a los padres y evitar este tipo de problemas en los recién nacidos de estas uniones.

Ante cualquier duda, no debemos esperar para acudir a nuestro médico de confianza y que nos haga las pruebas oportunas. Es mejor estar seguros de que todo está yendo bien.

Los mitos que rodean a los hijos de los primos hermanos

Existen muchos mitos, no solo los que rodean a los hijos de los primos hermanos, que creemos que son verdades. Esto puede hacer mucho daño y que estemos creyendo una mentira.

Por eso, en lugar de escuchar todos esos rumores o juicios que otras personas nos puedan hacer, es mejor dirigirnos a un especialista que, desde un prisma científico, nos asegure si realmente hay peligro no al concebir un hijo.

El médico, en el caso de que la pareja quiera quedarse embarazada, les dará las indicaciones oportunas para tomar adoptar las medidas que hagan falta para que todo salga bien.

Según lo que hemos visto, los hijos de primos hermanos no tienen por qué nacer con algún problema. Por lo tanto, lejos de hacerle caso a los rumores, consultemos con nuestro médico.

  • Basil, H. (2008). Retraso mental y genética Síndrome de Down. Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica15(1), 9 to 23.
  • Nazer H, J. (2004, April). Prevención primaria de los defectos congénitos. Revista Medica de Chile. https://doi.org/10.4067/S0034-98872004000400014
  • Zarante, I., Castillo, M., García, N., Suárez, F., Gutiérrez, C., & Umaña, Á. (2002). Análisis clínico epidemiológico de factores asociados a malformaciones congénitas ECLAMC - Hospital Universitario San Ignacio junio-diciembre de 2001. Univ Med Bogotá43(2), 1–13. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(97)01342-1