Hiperpotasemia: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 13 febrero, 2019
Cuando una persona tiene hiperpotasemia, los niveles de potasio en sangre están por encima del valor normal. Existen diferentes tratamientos para revertir esta situación.

La hiperpotasemia es una alteración de los valores de la concentración de potasio en sangre. En este caso, estos niveles se encuentran aumentados. Si por el contrario, estuvieran por debajo de lo normal, hablaríamos de hipopotasemia.

Hay que tener en cuenta que la hiperpotasemia se da cuando el valor de los niveles de este electrolito se encuentra por encima de 5,5 mmol/L.

¿Qué es el potasio? ¿Para qué sirve?

Bomba de potasio en la célula. Implicación en la hiperpotasemia
El potasio ejerce una función esencial en los electrolitos que afectan a la presión arterial.

El potasio es un elemento químico cuyo símbolo en la tabla periódica viene representado por la letra “K”. Se trata de un macromineral con importantes funciones, tanto a nivel muscular como para el sistema nervioso.

Además de macromineral, es un electrolito, como lo son también el calcio o el cloro. Estos electrolitos participan en el equilibrio de la presión y concentración de sustancias en el interior y en el exterior de las células.

Por lo tanto, las funciones más importantes que desempeña este elemento en el organismo son las siguientes:

  • Participa en el desarrollo del esqueleto.
  • Participa en el equilibrio osmótico.
  • Interviene en la síntesis proteica.
  • Es fundamental para la transmisión nerviosa.
  • Participa en la contracción muscular.

Causas de la hiperpotasemia

En general, esta situación se da por una disminución de la excreción renal de potasio. Un movimiento anormal del potasio fuera de las células también suele ser una causa habitual.

Hay varios factores que contribuyen al desarrollo de la hiperpotasemia. Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Aumento de la ingesta de potasio.
  • Administración de ciertos fármacos que comprometen la excreción renal de potasio.
  • Una lesión renal aguda.
  • Nefropatía crónica.

Otra causa de esta alteración es la presencia de acidosis metabólica, como la que se da en pacientes que sufren cetoacidosis diabética.

Por otro lado, la pseudohiperpotasemia es el aumento artificial del potasio y puede acabar por provocar la hiperpotasemia. Este primer término es causa de la aplicación prolongada de un torniquete o de apretar el puño en forma excesiva cuando se está bajo una extracción de sangre.

Además, la trombocitosis también puede causar pseudohiperpotasemia, ya que el potasio de las plaquetas se libera durante la coagulación.

Síntomas

La mayoría de los casos de hiperpotasemia pasan inadvertidos. Es decir, esta variación de los niveles de potasio no suele cursar con síntomas, por lo que solo se detecta en los resultados de un examen sistemático.

En los casos en los que sí haya síntomas, estos dependerán de la gravedad de la hiperpotasemia y de la rapidez de aparición. Normalmente, los primeros síntomas suelen ser:

  • Debilidad muscular.
  • Temblores de los brazos o de las piernas.
  • Hormigueos.
  • Parestesia en los dedos de las manos y pies.

Además, estos síntomas normalmente van acompañados de insomnio, náuseas, vómitos y una disminución de la actividad cardíaca.

En los casos más graves, el paciente puede sufrir arritmias cardíacas. Se debe a que el corazón es un órgano que necesita potasio para contraerse y que sus funciones se desarrollen correctamente. Entendemos por arritmia aquel trastorno del ritmo cardíaco que afecta a la frecuencia, la intensidad y la regularidad de los impulsos nerviosos.

Quizás te interese leer: Haciendo frente a las arritmias con la quinidina

¿Cómo se diagnostica?

Hombre pintando un corazón
La principal complicación en la hiperpotasemia es la alteración del ciclo cardíaco.

Esta afección puede identificarse en una medición de la concentración sérica de electrolitos indicada como control. Esta prueba se realiza cuando se le hace un electrocardiograma al paciente y los resultados del mismo presenta variaciones.

Los pacientes que suelen tener los resultados del electrocardiograma alterados son los que padecen insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca avanzada, obstrucción urinaria o los tratados con los inhibidores de angiotensina (IECAS). En definitiva, para realizar un correcto diagnóstico se deben realizar las siguientes pruebas:

  • Medición de la kaliemia.
  • ECG
  • Revisión del consumo de fármacos.
  • Evaluación de la función renal.

Lee: Cardiotónicos: qué son y cómo actúan

¿Cómo se trata?

El objetivo del tratamiento es hacer disminuir los niveles de potasio en sangre. Además, también trata la causa desencadenante de esta situación, como por ejemplo la interrupción de la administración de fármacos hiperpotasémicos.

En los casos en los que el aumento de los niveles de potasio sea moderado, un tratamiento que permite disminuirlo puede ser la administración de ciertos medicamentos, como las resinas de intercambio de potasio. También se pueden prescribir diuréticos o realizar una diálisis.

Cuando se trata de una hiperpotasemia cuyo valor está por encima de 6,5 mmol/L sin alteraciones en el electrocardiograma, el salbutamol o el bicarbonato de sodio son dos fármacos que mejoran eficazmente la situación.

Por último, cuando el nivel de potasio está también por encima de 6,5 mmol/L, pero con alteraciones en el electro, lo primero que se debe hacer es proteger el corazón. Para ello se suele administrar cloruro de calcio con el fin de reducir la kaliemia (nivel de potasio en sangre).

A pesar de toda la información anteriormente aportada, no dudes en acudir al médico si tienes indicios de esta enfermedad. Debe ser el especialista el que te recomiende un mejor tratamiento.

  • Flamant, M., & Boulanger, H. (2012). Hiperpotasemia. EMC – Tratado de Medicina. https://doi.org/10.1016/S1636-5410(12)61915-1
  • De Sequera, P., Alcázar, R., Albalate, M., Pérez-García, R., Corchete, E., Asegurado, P., … Ortega-Díaz, M. (2014). Hiperpotasemia en pacientes hospitalizados. ??C??mo evitarla? Nefrologia. https://doi.org/10.3265/Nefrologia.pre2014.Feb.12322
  • Velasquez Jones, L., & Munoz Arizpe, R. (1992). HIPERPOTASEMIA. Acta Pediatrica Espanola. https://doi.org/10.1016/S1636-5410(12)61915-1
  • Boada, M., Pippo, A., Rodriguez-Milhomens, M., González, V., Higgie, R., Mérola, V., … Silvariño, R. (2012). Hiperpotasemia severa en emergencias. Archivos de Medicina Interna.