Hipertensión en la mujer: 5 claves que tener en cuenta

Valeria Sabater 19 septiembre, 2016
Puesto que la hipertensión depende de muchos factores, para evitar consecuencias negativas es conveniente vigilar aquellos que están bajo nuestro control y consultar con el especialista en caso de antecedentes familiares

Muchas personas creen, de forma errónea, que es cosa de hombres. Sin embargo, la presión arterial alta es un problema que afecta a ambos sexos por igual.

De hecho, la hipertensión en la mujer es esa enfermedad “silenciosa” que tantos problemas ocasiona en caso de no diagnosticarla a tiempo.

Un dato que hay que tener muy presente es que con la aparición de la menopausia, las mujeres tienen muchas más probabilidades que los hombres a la hora de padecer hipertensión.

Es importante que establezcamos controles periódicos con nuestros médicos. Es más, sería de gran ayuda que todos tuviéramos en casa el típico tensiómetro para medir este indicador de nuestra salud.

Cualquier esfuerzo e inversión es poca si nos sirve para atendernos mejor. A continuación, te explicamos 5 datos sobre la hipertensión que conviene tener en cuenta si eres mujer.

1. La hipertensión en la mujer es cada vez más frecuente

Es algo que, sin duda, nos llama la atención y que conviene recordar. En las últimas décadas los índices de la hipertensión están aumentando en las mujeres.

Descubre 6 remedios para tratar la hipotensión

Las causas podrían ser la siguientes:

  • El hábito del tabaco es ya muy común en el sexo femenino.
  • El estrés laboral se combina con la presión familiar, el cuidado de los hijos o de familiares dependientes… Todo ello incrementa las tasas de hipertensión en este sector poblacional.
  • Los médicos nos indican que, por término medio, los hombres siguen teniendo mayores índices de hipertensión entre los 40 y los 50 años.
  • Sin embargo, llegada la década de los 50 y los 60 y por efectos de la menopausia, la mujer llega a superar a los hombres en esta enfermedad.
mujeres que fuman

2. Los anticonceptivos y la hipertensión

Según diversos estudios, como el llevado a cabo en la Clínica Mayo, las píldoras anticonceptivas aumentan la presión sanguínea en algunas mujeres.

Es mucho más probable que esto suceda si tenemos, además, un poco de sobrepeso. No obstante, también existen otros factores de riesgo:

  • Tener más de 35 años.
  • Tener antecedentes familiares de hipertensión.

Si en la actualidad tomas anticonceptivos orales, no dudes en preguntarle a tu médico los posibles efectos secundarios asociados.

3. La hipertensión en la mujer y la menopausia

Durante la vida reproductiva de la mujer su tensión se mantiene estable, a no ser que sea fumadora o se vea sometida a focos de estrés.

Descubre 6 razones por las que nos puede doler el pecho

Sin embargo, cuando llega la menopausia natural o quirúrgica (cuando se extirpan los ovarios por razones médicas), la hipertensión arterial aumenta más en la mujer.

  • La falta de estrógenos se asocia con el aumento de la tensión arterial. Esto se explica por una estructura muy determinada: el endotelio.
  • Lo que hace el endotelio es regular la dilatación y la contracción de los vasos. La tensión se mantiene estable y disfrutamos de una mejor calidad de vida.
  • Sin embargo, con la menopausia, esta estructura reduce su actividad. Las paredes arteriales se vuelven más rígidas y aumenta la presión arterial.
  • Ese déficit de estrógenos también va a hacer que subamos de peso. Así, la acumulación de grasa en el abdomen también provoca el aumento de la tensión arterial.
Hipertensión en la mujer

4. Síntomas de la hipertensión en la mujer

  • Dolor de cabeza, que se intensifica por las mañanas y por las tardes.
  • Cansancio.
  • Visión borrosa.
  • Inflamación ocular.
  • Taquicardias.
  • Los zumbidos en los oídos son un indicador de la hipertensión.
  • Mayor sensación de ansiedad.
  • Nos cuesta concentrarnos.
  • Al hacer cualquier esfuerzo, como subir una escalera, aparece el cansancio y el ahogo.
  • Insomnio.
  • Sangre en la orina (en especial cuando la hipertensión afecta ya a la salud de nuestros riñones).
  • Pequeños mareos o vértigos.
  • Sensación de debilidad.

Todos estos síntomas pueden intensificarse llegada la menopausia.

5. Cómo tratar la hipertensión

En primer lugar, es importante que conozcamos si en nuestra familia existen antecedentes relacionados con la hipertensión. Si es así, nunca está de más comentarlo con el médico para establecer revisiones periódicas.

Descubre 5 consejos para reducir el colesterol en tu desayuno

avena-y-fresas

Asimismo, es importante que pongas en práctica estos consejos:

  • Evita el sedentarios. Camina, al menos, media hora al día.
  • Si eres fumadora, abandona este hábito.
  • Reduce el consumo de sal en tu dieta.
  • Bebe unos dos litros de agua al día.
  • Empieza el día con un vaso de agua con limón.
  • Consume alcachofas, zanahorias, coles de Bruselas, berenjenas, guisantes, lentejas…
  • Adereza tus guisos o ensaladas con ajo.
  • Las nueces y los plátanos también son muy adecuados en caso de hipertensión.
  • Desayuna avena con manzanas verdes.
  • Restringe el consumo de café o tés.
  • Cuida de tus focos de estrés.
  • Evita subir de peso.

Para concluir, si eres mujer y estás a punto de llegar o has sobrepasado la menopausia, recuerda que es una etapa clave en la cual debes tener un único objetivo: cuidarte. 

Te puede gustar