Hipocalcemia, síntomas de la enfermedad silenciosa que debes conocer

Valeria Sabater 11 agosto, 2016
El déficit de calcio o hipocalcemia es una condición que no solo afecta a los huesos y los dientes, sino que repercute en nuestra salud a nivel global

La hipocalcemia es una enfermedad que afecta en mayor grado a la mujer. Esta dolencia tiene su origen en un déficit de calcio en la sangre y cursa con mucho más síntomas que la osteoporosis.

El hormigueo en brazos y piernas, dificultades en la concentración, el dolor muscular o incluso tener palpitaciones son otros indicadores de la hipocalcemia que también debemos valorar.

No obstante, lo más complejo de esta enfermedad es que puede afectar a nuestra calidad de vida sin que sepamos muy bien la razón. Seguidamente, te ofrecemos los ejes básicos de esta dolencia para que los tengas en cuenta.

Recuerda, además, que ante cualquier duda o molestia lo más conveniente es acudir al médico. Esta enfermedad puede diagnosticarse rápidamente con un sencillo análisis de sangre.

Veamos más datos.

Qué es la hipocalcemia

Hablamos de hipocalcemia cuando hay un desequilibrio en un elemento muy concreto de nuestra sangre: el calcio.

Este mineral cumple funciones básicas y esenciales para nuestra salud y bienestar. Ahora bien, hemos de tener en cuenta, además, que el calcio no solo es necesario para tener unos huesos y dientes fuertes.

Te recomendamos leer también cuáles son los mejores ejercicios para prevenir la osteoporosis

depurar la sangre

  • El calcio nos ayuda a que ciertas hormonas puedan cumplir sus funciones en los riñones y los intestinos.
  • Este mineral es imprescindible para favorecer la coagulación de la sangre.
  • El calcio es importante también para generar la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular.
  • Además, el calcio contribuye en la activación de muchas enzimas básicas de nuestro organismo.
  • También ayuda en las tareas internas de las membranas celulares: favorece el intercambio oxígeno y nutrientes.
  • Favorece la absorción de una vitamina esencial como es la vitamina B12.

¿Qué síntomas tiene la hipocalcemia?

  • Estrés y ansiedad. Empezamos a pasar épocas en que no podemos afrontar nuestras responsabilidades cotidianas: nos cuesta concentrarnos, nos sentimos confusos, alterados…
  • Otro de los síntomas más comunes es el hormigueo muscular. Sentimos molestias en el rostro, en las extremidades… Es casi como si tuviéramos hormigas bajo la piel.
  • Cansancio, calambres musculares, entumecimiento de las manos…
  • Problemas en los dientes: los tenemos muy débiles.
  • Debilidad en el cabello, podemos sufrir alopecia.
  • Además, la hipocalcemia también cursa con diversos problemas en la piel. La notamos muy seca e incluso podemos sufrir eccema o dermatitis.
  • También las uñas estarán frágiles.
Caída del cabello

Qué causa la hipocalcemia

Una de las causas más comunes de la hipocalcemia es un déficit en la vitamina D.  Una falta de este mineral afectará, por ejemplo, a la glándula paratiroides, y dificultará la regulación del metabolismo del calcio en el organismo.

Descubre también esta bebida natural para combatir el cansancio y el dolor de huesos

Asimismo, también existen muchas otras causas que solo los especialistas podrán diagnosticar:

  • Insuficiencia renal crónica.
  • El déficit de magnesio también es otra causa muy común de la hipocalcemia.
  • Algunos medicamentos (diuréticos, tratamientos hormonales, antibióticos…) también pueden ocasionarnos problemas en la síntesis del calcio en nuestro cuerpo.
  • Consumir en exceso cafeína o bebidas con gas también es peligroso.

¿Cómo se trata la hipocalcemia?

El tratamiento de la hipocalcemia es algo que decidirán los especialistas en función de nuestras necesidades particulares.

No obstante, esta enfermedad suele combatirse mediante la administración de suplementos de calcio por vía oral y de vitamina D.

  • El objetivo es mantener los valores de calcio en el límite de lo normal. Ahora bien, el problema de administrar calcio es que podemos sufrir a largo plazo piedras en el riñón.

Para evitar la litiasis lo más adecuado será seguir una dieta adecuada, baja en sal y con abundantes líquidos.

¿Podemos prevenir la hipocalcemia?

En primer lugar, es importante aclarar algo: nunca debemos tomar suplementos de calcio por nuestra cuenta. Esto es algo que decidirá nuestro médico. La automedicación es peligrosa y poco recomendable.

Te recomendamos leer también “menopausia temprana, síntomas que debemos tener en cuenta

En vista de que nosotros mismos no podemos saber si padecemos hipocalcemia, no debemos correr el riesgo de elevar “porque sí” nuestro nivel de calcio mediante suplementos.

Lo mejor es acudir al médico y conocer nuestras necesidades particulares.

vitamina D hipocalcemia

  • Asimismo, también vale la pena recordar que el calcio no solo está en los lácteos.

Podemos encontrar este mineral en legumbres como las lentejas o los garbanzos. Los huevos, las nueces y el brócoli también son alimentos muy adecuados.

  • Se trata, simplemente, de mantener una dieta variada y equilibrada donde no falte ningún nutriente.
  • Para prevenir la hipocalcemia, es importante cubrir nuestras reservas de vitamina D y de magnesio.
  • No dudes tampoco en realizar algo de ejercicio. Salir a caminar y aprovecha los rayos de sol para sintetizar vitamina D.

Una vez más, recuerda: en caso de dudas, lo mejor es consultar a un médico.

Será él quien decida si debemos tomar o no complementos ricos en estos elementos.

Asimismo, también es conveniente que cuidemos de la salud de nuestras tiroides, puesto que también cumplen una función importante que implica al calcio.

 

Te puede gustar