Hipotermia en niños y bebés: ¿Cómo debes actuar?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 18 abril, 2019
Victoria Blázquez · 22 abril, 2019
La hipotermia en niños y bebés puede ser difícil de detectar al no ser estos capaces de expresarse bien. Es importante actuar rápido y dar los cuidados necesarios para reestablecer la temperatura corporal lo antes posible.

La hipotermia es el descenso de la temperatura corporal por debajo de los límites considerados normales, es decir, por debajo de los 35 grados. A partir de este margen, los mecanismos compensadores para la regulación de la temperatura corporal comienzan a fallar. Generalmente es consecuencia de la exposición prolongada a temperaturas frías sin la protección adecuada. ¿Qué debes hacer en caso de hipotermia en niños y bebés?

Hipotermia en niños y bebés: lo que debes saber

Mecanismos de pérdida de temperatura

  • Por radiación: diferencia de gradiente de temperatura entre el organismo y el medio que le rodea.
  • Por conducción: por contacto con superficies con diferente temperatura, en este caso, temperaturas frías o más bajas.
  • Evaporación: consecuencia de la liberación de temperatura por la conversión de un líquido corporal en vapor o gas. Por ejemplo: aumento de sudor, respiración acelerada, etc.

Causas de hipotermia

La hipotermia se puede presentar en cualquier grupo de la población y en cualquier estación del año. Los más propensos a padecerlas son los bebés y los niños pequeños, dado que su organismo está en evolución y los mecanismos para regular la temperatura no están completamente desarrollados.

Las causas más comunes de hipotermia en niños y bebés son:

  • Protección inadecuada del bebé ante temperaturas bajas.
  • Permitir que el bebé o niño lleve ropa húmeda durante demasiado tiempo en ambientes fríos o en presencia de mucho viento.
  • En algunos casos, cuando los niños tienen fiebre, los padres tratan de bajarle la temperatura exponiéndolos a temperaturas muy frías (compresas frías, baños de agua a baja temperatura, ventiladores, etc.). Esto puede llegar a provocar un shock por termorregulación ante un cambio tan brusco de temperatura.
Hipotermia en niños y bebés
La hipotermia en niños y bebés puede ser la consecuencia de una inadecuada protección en caso de bajas temperaturas. Es importante estar atentos a cualquier síntoma.

Leer más: 6 consejos preventivos para la exposición al frío.

Síntomas de hipotermia

  • Los niños y los lactantes no suelen tiritar ni referir temblores.
  • La piel se pone fría, puede haber cambio de coloración (palidez), o en el caso de muchos bebés, permanecer con tono rosado.
  • La respiración y el pulso disminuyen el ritmo.
  • No hay reflejos.
  • En el caso de los bebés, al no ser capaces de manifestar la sensación de frío, hay que prestar especial atención a la temperatura de la piel, a cambios de comportamiento, falta de apetito, etc.

¿Cómo actuar en caso de hipotermia en bebés?

Es de vital importancia que contacte con un médico ante cualquier signo de hipotermia en un bebé. Si en ese momento no fuera posible una atención inmediata las recomendaciones generales son las siguientes:

  • Aumento del calor medioambiental de manera gradual: llévale a una habitación caldeada y retira la ropa mojada en caso de que hubiera.
  • Cubrir y proteger su cabeza con un gorro o una manta y abrazarlo contra el pecho para que coja temperatura con el calor corporal.

Es muy importante no aplicar una fuente de calor directo sobre la piel desnuda. No se deben usar ni botellas ni compresas de agua caliente a no ser que haya un paño de por medio para evitar quemaduras.

Es conveniente comprobar cada poco tiempo los signos vitales del niño incluso una vez estabilizada la hipotermia. Si pierde la consciencia, comprueba la respiración. En el caso de que respire ponlo en posición de recuperación (lateral), sino haz el boca a boca y procede a realizar un masaje cardíaco mientras espera la atención médica necesaria.

Leer más: Tratamiento del paciente con hipotermia

Actuar en caso de hipotermia en niños y bebés
En caso de hipotermia en bebés es importante proporcionarle calor de forma gradual. Si los síntomas empeoran o son evidentemente graves, es necesario acudir cuanto antes a emergencias.

¿Cómo actuar en caso de hipotermia en niños?

Dependiendo de la gravedad de la situación, será necesario o no llamar a los servicios de urgencia. Evalúa los síntomas y si no observas signos graves de hipotermia procede a realizar los siguentes pasos:

  • Da al niño un baño caliente hasta que observes que el color de su piel recupera la normalidad. Ayuda a que salga y sécale rápidamente.
  • Vístele con ropa de abrigo, llévalo a una habitación cálida y envuélvelo en muchas mantas. Igual que en el caso de los bebés, es importante aportar tu propio calor corporal y protegerle la cabeza con un gorro, así como las manos y los pies.
  • Dale líquidos calientes y alimentos energéticos.
  • No lo dejes solo en ningún momento por si los síntomas empeorasen.

De manera general, aplicando estas técnicas, la temperatura corporal volverá a la normalidad en un periodo relativamente corto de tiempo. Si esto no fuese así y vieses que los síntomas se agravan, lleva de inmediato al niño a los servicios de urgencia o llama a una ambulancia.

  • Burger, L., & Fitzpatrick, J. (2014). Prevention of inadvertent perioperative hypothermia. British Journal of Nursing. https://doi.org/10.12968/bjon.2009.18.18.44553
  • Gelb, D. (2014). Hypothermia. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.00059-2
  • Sefrin, P. (2018). Accidental Hypothermia. Notarzt. https://doi.org/10.1055/a-0752-6485
  • So, H. Y. (2010). Therapeutic hypothermia. Korean Journal of Anesthesiology. https://doi.org/10.4097/kjae.2010.59.5.299