Hipotiroidismo - Mejor con Salud

Hipotiroidismo

Las manifestaciones clínicas del hipotiroidismo reflejan el enlentecimiento de los procesos metabólicos
Situación anatómica de la glándula tiroides

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad del sistema endocrino. El término “hipotiroidismo” describe el conjunto de manifestaciones clínicas resultado de una menor acción de las hormonas tiroideas sobre los tejidos.

Funcionamiento del eje hipotálamo – hipófisis – tiroides

La TSH (Tirotropina, Hormona Estimulante del Tiroides) se libera en la hipófisis anterior en respuesta a la TRH (Hormona Liberadora de Tirotropina) hipotalámica.

Síntesis de hormonas tiroides

La TSH se une a sus receptores específicos, localizados en las células del tiroides. En respuesta, se inician una serie de procesos cuyo resultado final es la síntesis y liberación de hormonas tiroideas.

  • La T4 (Tiroxina o Tetrayodotironina) se sintetiza al 100% en el tiroides.
  • Un 20 % de la T3 (Triyodotironina) se sintetiza en el tiroides. El otro 80% se sintetiza en los tejidos diana a expensas de la T4, proceso mediado por una desyodinasa.
  • Parte de la T4 pasa a su forma inactiva, la T3r, también por acción de una desyodinasa.

La regulación se establece por medio de un mecanismo de retroalimentación (feedback) negativa. Cuando la concentración de T3 y T4 alcanza valores fisiológicos, se inhibe la secreción de TSH y de TRH, es decir se deja de estimular su liberación.

Fisiología del eje hipotálamo - hipófisis - tiroides

¿Cuál es la causa del hipotiroidismo?

La principal causa es la disminución de la secreción hormonal, es lo que ocurre en la mayoría de los casos. Según el nivel anatómico donde se ha producido la alteración se puede clasificar el hipotiroidismo en primario, secundario o terciario.

Hipotiroidismo primario

La alteración asienta en el propio tiroides. En este sentido, la glándula disminuye la producción de hormonas tiroideas:

  • Ante una pérdida de masa glandular. Si disminuye el número de células glandulares, disminuye la cantidad de hormonas que se producen. Esto es lo que ocurre en la tiroiditis autoinmune (principal causa de hipotiroidismo en el adulto). También como consecuencia de tratamientos con yodo radioactivo o tras una tiroidectomía (extirpación total o parcial del tiroides).
  • Por un defecto congénito del desarrollo del tiroides.
  • Por un aporte insuficiente de yodo con la dieta, siendo esta la principal causa en los países en vías de desarrollo.
  • Debido a un bloqueo en la síntesis de hormonas tiroideas. El proceso de producción de hormonas tiroideas se puede alterar en cualquiera de sus pasos por motivos internos o externos. Cuando el origen es endógeno la alteración se debe a un fallo congénito durante el proceso. Cuando es externo, se debe, en la mayoría de los casos, a la toma de algunos medicamentos (sales de litio).

Dado que el eje hipotálamo – hipófisis – tiroides obedece a un mecanismo de retroalimentación negativa, un descenso de hormonas tiroideas tiene como resultado final un aumento de la TSH (con la finalidad de aumentar las hormonas tiroideas).

El aumento de la TSH por encima de los valores normales es el dato analítico más sensible para el diagnóstico de hipotiroidismo primario.

Esquema del hipotiroidismo primarioHipotiroidismo secundario

Disminuye la secreción de hormonas tiroideas como consecuencia de un fallo en la secreción de TSH en la hipófisis. Al disminuir la secreción de TSH por debajo de los niveles normales se estimula inadecuadamente el tiroides (que funciona correctamente). El resultado final es, por tanto, una menor producción de T3 y T4.

 Esto puede deberse a:

  • Una necrosis isquémica de la glándula (muerte celular por falta de riego sanguíneo).
  • La presencia de algunos tumores.

Debido al mecanismo de retroalimentación negativa que regula el eje, el resultado es un aumento de la TRH (para estimular la secreción TSH). Sin embargo, este aumento no tendrá ningún efecto sobre la hipófisis ya que es en ella donde asienta el fallo.

Regulación del eje hipotálamo - hipófisis - tiroides

Es decir, en el hipotiroidismo secundario no hay respuesta a un aumento de TRH propio o administrado de manera exógena.

Esquema hipotiroidismo secundarioHipotiroidismo terciario

La hipofunción tiroidea se debe en este caso a una disminución en la secreción de TRH en el hipotálamo. Al disminuir la estimulación de la hipófisis esta secreta una menor cantidad de TSH. Como consecuencia, disminuye también la estimulación del tiroides, que secreta menos cantidad de T4 y T3.

En este caso, aunque disminuyen las hormonas tiroideas no hay un aumento de la TRH hipotalámica. Sin embargo, el defecto puede corregirse mediante la administración exógena de TRH puesto que la hipófisis sí responde a él.

Hipotiroidismo terciarioResistencia periférica de los tejidos a las hormonas 

Ocurre en muy raras ocasiones. Se producen mutaciones en los genes relacionados con los receptores tiroideos presentes en los tejidos. Como consecuencia, estos receptores alteran su funcionamiento normal provocando que los tejidos no respondan a las hormonas.

En otros casos, también muy raros, el problema puede deberse a la inactivación periférica de las hormonas tiroideas. Puede haber alteraciones en los procesos de conversión de T4 a T3 y en el de T4 a T3r. Así se inhibe el paso de T4 a T3, objetivándose una disminución de T3 en la analítica. Y aumenta la T3r, forma inactiva de las hormonas.

Manifestaciones clínicas del hipotiroidismo

Por un lado, están las relacionadas con el déficit hormonal, que traducen un enlentecimiento de los procesos metabólicos:

  • Sensación constante de frío independiente de la temperatura ambiente.
  • Piel pálida, fría y áspera. El pelo, las cejas y las pestañas se vuelven frágiles y tienden a caerse.
  • Disminución de la frecuencia cardiaca e hipertensión arterial.
  • Disminución de la concentración, alteraciones de la memoria y el lenguaje. El paciente se encuentra aletargado. En casos de mal control y larga evolución puede aparecer un tipo de coma llamado coma mixedematoso.
  • Bocio en los casos de aporte insuficiente de yodo o de fallo en el proceso de síntesis de T3 y T4.
  • Anemia e hipocolesterolemia
  • En niños: retraso del crecimiento

Por otro lado, aparecen una serie de manifestaciones en consecuencia del depósito tisular de la sustancia mucoide. Está compuesta por agua y ácido hialurónico. Se deposita en los tejidos como consecuencia de un menor metabolismo de los polisacáridos.

  • Edema facial que no deja fóvea y que puede extenderse a las extremidades. El edema propio del hipotiroidismo recibe el nombre de mixedema.
  • Aumento de peso.
  • Aumento del tamaño de la lengua y voz ronca.

¿Cómo se diagnostica?

Analítica. Permite determinar la concentración de las hormonas tiroideas T3 y T4 y la concentración de TSH. De manera general:

  • Disminución de T3 y T4 libres y aumento de TSH: Hipotiroidismo primario
  • T3 y T4 por debajo del límite inferior normal + disminución de TSH sin respuesta a TRH exógena: Hipotiroidismo secundario
  • Disminución de T3 y T4 + disminución de TSH con respuesta a TRH exógena: Hipotiroidismo terciario

Estudios morfológicos mediante gammagrafía con yodo radioactivo y ecografía tiroidea.

Análisis sanguíneo para marcadores del tiroides

Tratamiento del hipotiroidismo

El tratamiento del hipotiroidismo consiste en la reposición de la producción de la hormona tiroidea T4, la tiroxina. El medicamento utilizado por excelencia es la levotiroxina, cuya prescipción deberá constar con la menor dosis posible para restablecer los niveles normales de la T4.