Hirsutismo: qué es, causas y remedios naturales para tratarlo

Ana Quintana · 19 enero, 2018
Retirar el vello es una práctica estética que se ha vuelto tendencia en los últimos años. Sin embargo, en el caso del hirsutismo es más que un inconveniente estético. Conoce más de esta afección.

¿Qué es el hirsutismo? Es un padecimiento que se refleja en el crecimiento excesivo del vello corporal en las mujeres. Afecta las áreas influenciadas por las hormonas sexuales masculinas andrógenos, en diferentes grados de severidad. En términos médicos, el hirsutismo es un reflejo de la concentración local y circulante de androgénos, y de la sensibilidad de la unidad pilo sebácea a los mismos.

Tipos de vello en el organismo

Tipos de pelo en el organismo

  • Vello débil: sin médula, corto y poco pigmentado.
  • Vello terminal: duro, grueso y pigmentado.

En el caso del hirsutismo, el vello terminal es el tipo de vello que aparece en zonas poco comunes, tales como:

  • Rostro.
  • Zona intermamaria.
  • Areola.
  • Parte baja de la espalda.
  • Glúteos.
  • Muslos.

Te recomendamos leer: 6 recomendaciones para evitar la aparición de vellos encarnados

¿Se puede superar el hirsutismo con depilación?

Ya referimos que el hirsutismo origina crecimiento del vello en zonas dependientes de andrógenos. Pero ¿Qué son los andrógenos? Son hormonas esteroides que tienen un efecto masculinizante.

Los andrógenos producen de manera periódica testosterona, androsterona y la androstendiona, por lo que un tratamiento de depilación por hirsutismo no lograría desaparecer el vello por completo.

Síntomas

acne

  • Acné.
  • Seborrea o exceso de grasa en el cabello.
  • Caída del cabello.
  • En las niñas, acelera el crecimiento.
  • Períodos menstruales irregulares, infertilidad.
  • Aumento de la masa muscular.

Conoce: 10 síntomas de desequilibrio hormonal que debes atender cuanto antes 

Causas

En la mayoría de los casos, las causas se deben a la hiperproducción de andrógenos. El hirsutismo aumenta la producción de hormonas del ovario y de las glándulas suprarrenales. A continuación, las causas más comunes:

  • Síndrome de ovario poliquístico: es una alteración en la producción de hormonas y el metabolismo.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita: es un padecimiento hereditario que desequilibra la producción de hormonas esteroideas.
  • Tumores: por lo general se presentan en los ovarios.
  • Embarazo: en algunos casos los cambios hormonales pueden provocarlo.
  • Síndrome de Cushing: provoca un aumento en la producción de cortisol, lo que después de un tiempo estimula la aparición del vello corporal.
  • Medicamentos: es importante controlar el uso de corticoides, anticonceptivos y anabólicos.

Remedios naturales para tratar el hirsutismo 

1. Té de menta verde

TéVerde

El té de menta combate los efectos del hirsutismo, ya que reduce en gran medida los niveles de testosterona. Si eres de las mujeres que tiene esta condición, comienza bebiendo 2 tazas diarias de la siguiente infusión:

Ingredientes

  • Hojas de té verde (10 g).
  • 1 cucharada de miel (15 g).
  • Menta fresa (7 g).
  • 1 vaso con agua (125 ml).

Preparación

  • Calienta el agua y espera a que hierva.
  • Agrega las hojas de té verde. 
  • Vacía las hojas de menta.
  • Deja reposar durante 5 minutos.
  • Endulza con una cucharada de miel.

2. Tónico a base de cítricos

El jugo de limón y la mezcla de los siguientes cítricos ayudan a controlar y disminuir la aparición de vello. Solamente tienes que aplicarte el siguiente tónico:

Ingredientes

  • 1 limón rallado.
  • 1 naranja rallada.
  • El jugo de un limón (10 ml).
  • 3 gotas de aceite esencial de mandarina.

Preparación

  • Pon a hervir el agua, una vez que hierva retírala del fuego.
  • Vierte el agua en un recipiente de vidrio.
  • Agrega ambas ralladuras (limón y naranja).
  • Deja reposar la infusión durante toda la noche.
  • Quita las ralladuras con ayuda de un colador y cambia el recipiente.
  • Añade el jugo de limón y el aceite de mandarina.

Aplicación

  • Aplica en la zona afectada con ayuda de un algodón de manera uniforme.
  • Repite el procedimiento por las noches.

3. Cúrcuma y miel

curcuma-y-miel

La cúrcuma, además de retrasar el crecimiento del vello, también sirve para combatir manchas; mientras que la miel tiene propiedades antiinflamatorias y nutritivas que regeneran la piel.

Ingredientes

  • 7 cucharadas de cúrcuma (105 g).
  • 3 cucharadas de miel (45 g).

Preparación

  • Vierte las cucharadas de cúrcuma en un recipiente.
  • Agrega las cucharadas de miel y mezcla hasta que se forme una pasta.
  •  Agrega un poco de agua, si queda muy espesa.
  • Aplica en la zona afectada.

Aplicación

  • Enjuaga.
  • Seca bien la zona del vello.
  • Aplica de manera uniforme dando masajes circulares.
  • Deja actuar durante 15 minutos.
  • Enjuaga sin dejar residuos.

Recomendaciones

  • Evita usar la cuchilla en áreas donde aparece el vello de forma recurrente, pues con el paso del tiempo se marcará una línea poco atractiva.
  • Retira el vello con ayuda de una pinza, puesto que se arranca desde la raíz y tarda en reaparecer.
  • Puedes decolorar el vello para que sea menos visible.
  • Haz ejercicio por lo menos 30 minutos al día.
  • Bebe 2 litros de agua.