Hongos en la boca: síntomas, causas y tratamiento

Los hongos en la boca son frecuentes en los bebés y en las madres en estado de gestación. Generalmente no causan mayores complicaciones.

Cuando aparecen hongos en la boca es porque está en curso una infección, que puede ser ocasionada por diversos microorganismos. Generalmente se trata de levaduras que se desarrollan en la lengua, en la garganta o en el interior de la cavidad bucal.

Lo más común es que si hay hongos en la boca se trate de un caso de candidiasis bucal. Esto es, una infección causada por el hongo Candida albicans. Este normalmente vive en la boca de una persona sana, sin causar ningún daño. Pero si crece de manera incontrolada, da origen a una infección.

Generalmente este tipo de infecciones son leves. Solo en contadas excepciones generan complicaciones. Lo usual es que desaparezcan después de aplicar el tratamiento adecuado. Sin embargo, en personas con el sistema inmunitario debilitado sí pueden causar problemas.

Causas de los hongos en la boca

Niño con hongos en la boca.

Ciertas alteraciones del organismo crean las condiciones propicias para que proliferen los hongos. También puede deberse a los hábitos de vida.

Hay varias razones por las cuales se produce un incremento de los hongos en la boca. Las principales causas serían las siguientes:

  • Inmunodeficiencia: ocasiona una reducción en las defensas del cuerpo y hace que los hongos en la boca se reproduzcan notablemente.
  • Diabetes: cuando hay altos niveles de azúcar en la sangre, estos se manifiestan también en la saliva. El azúcar sirve como nutriente para el hongo Candida.
  • Disfunción de las glándulas salivales: ocasiona sequedad en la boca y reducción en la producción de sustancias antifúngicas, como las histatinas.
  • Desnutrición. Cuando faltan el hierro, los folatos o la vitamina A o B12, el hongo prolifera con mayor facilidad.
  • Alcoholismo o consumo excesivo de tabaco.
  • Consumo de corticosteroides o tratamientos antimicrobianos.
  • Hipotiroiodismo o cambios hormonales.

Los hongos en la boca son frecuentes en los recién nacidos, pues tanto la flora bucal como el pH de la saliva pueden ser bajos. Así mismo, son habituales en las mujeres embarazadas, debido a los cambios hormonales.

Ver también: 5 remedios caseros para aliviar la boca seca

Síntomas y diagnóstico

Mujer con hongos en la boca.

Los síntomas de los hongos en la boca pueden ser muy variados, dependiendo de cada paciente. También cambian, dependiendo del avance de la infección. A veces tales síntomas son leves y en otras ocasiones muy severos. Los más habituales son:

  • Dolor en la cavidad bucal, especialmente en la lengua y la garganta.
  • Dificultad para tragar. A veces también para hablar.
  • Inflamación en las encías y sensación de picor.
  • Sangrado profuso después del cepillado.
  • Placas en la lengua, el interior de la boca o la garganta. Estas son blanquecinas, amarillentas o verdosas.
  • Llagas o lesiones profundas.
  • Grietas en las comisuras de la boca y labios, que pueden abrirse y sangrar.

El diagnóstico de los hongos en la boca lo debe hacer un profesional. Este determinará de qué tipo de infección se trata y pondrá tratamiento para combatirla. Lo normal es que tome una muestra y la mande analizar. También puede tomar una muestra del esófago para hacer un cultivo.

Te recomendamos leer: Aftas bucales: síntomas y tratamiento

Tratamiento

Niño con hongos en la boca.

En este, como en otros casos, lo mejor es iniciar el tratamiento cuanto antes. Entre más temprano se apliquen las medidas de control, mayor probabilidad de conseguir una remisión eficaz y a largo plazo de la infección.

Casi siempre el tratamiento incluye la toma de antimicóticos orales. En los adultos es usual que se indique el uso de un enjuague bucal de niastina.

Si los hongos de la boca son muy profundos, probablemente se recetará algún antimicótico sistémico. Lo usual es que este tipo de medicamentos hagan efecto en un lapso de entre 1 y 3 semanas. Si el sistema inmunitario no está bien, los hongos reaparecen.

Alimentos recomendados

Hay un gran conjunto de alimentos que contribuyen a fortalecer el sistema inmunitario y a librarse de los hongos en la boca. El ajo, por ejemplo, es un excelente antimicótico. Basta con comer un ajo diario, o con dejar medio ajo en la boca por unos minutos, todos los días.

De igual manera, alimentos como el yogur son especialmente indicados en los casos en los que hay hongos en la boca de los niños. También los enjuagues a base de aceite de árbol de té. Finalmente, el aloe vera y los productos a base de este, puedes ser muy eficaces.