Hongos comestibles y su poderío medicinal

Juan Ignacio Rodríguez · 23 junio, 2013
Además de ser muy bajos en calorías los hongos nos aportan vitamina B, que el cuerpo quema para producir energía, por lo que pueden ayudarnos a bajar de peso

Sea cual sea tu favorito, todos los hongos comestibles están colmados de nutrientes esenciales. Por eso se considera que los hongos aportan beneficios medicinales muy potentes. Muy utilizados en la cocina, y de sabor más que agradable, hay muchas virtudes de los hongos que desconocemos.

Cuando hablamos de hongos comestibles, es importante establecer que se deben comer únicamente aquellos cultivados de forma orgánica, ya que los hongos absorben y concentran lo que sea en lo que crecen, ya sea bueno o malo. Ésto es lo que le da a los hongos su poderío. Condiciones sanitarias de cultivo son esenciales.

INCREMENTAN LA FUNCIÓN INMUNE

Más de cien especies de hongos son estudiados por sus características saludables. De esos cien, se considera que más de una docena incrementa de forma sorprendente nuestro sistema inmune. En un estudio publicado por la Sociedad Americana de Nutrición, se demostró que los champiñones podían promover la función inmune, incrementando la producción de antivirales y otras proteínas generadas para proteger y reparar tejidos orgánicos.

PARA INCLUIR EN LA DIETA

También son un alimento al que debemos apuntar si buscamos bajar de peso. Los hongos tienen un bajo número de calorías y contienen aproximadamente un nivel de 80% o 90% de agua. A la vez, poseen baja cantidad de sodio, carbohidratos, y grasas. Un estudio demostró explícitamente ésto al sustituir la carne roja por champiñones en un grupo seleccionado. Al cabo de 12 meses el grupo que había comido hongos había adelgazado un porcentaje de su peso inicial y también mostraron mejorías en su estructura corporal, como reducción de cintura, además de la habilidad de mantener la pérdida de peso.

RICOS EN VITAMINAS Y MINERALES

Ya mencionamos su poder en el aporte nutricional que nos puede otorgar. Se debe principalmente a la gran cantidad de vitaminas y minerales que los hongos contienen. El champiñón es considerado uno de los pocos alimentos que provee vitamina D, y los hongos en general contienen germanio orgánico, un mineral que ayuda a nuestro cuerpo a oxigenarse de forma eficiente. Los hongos también son fuente rica de potasio, inclusive se dice que hay más potasio en un hongo que en una banana.

ACELERAN TU METABOLISMO

Las vitaminas B son esenciales para convertir los carbohidratos que consumimos en la comida, en glucosa que nuestro cuerpo luego quema para producir energía. Además estas vitaminas también ayudan a metabolizar gratas y proteínas. La buena noticia es que los hongos aportan muchísima vitamina B2 y B3. 100 gramos de champiñones contienen aproximadamente un 40% de la cantidad recomendada que necesitas.

Al traer los hongos a tema, ni falta hace mencionar lo sabrosos que son y su versatilidad en la cocina, donde van bien con casi todo. Ahora además de su sabor ya tenemos varias razones saludables más para consumirlos.

Fotografía cortesía de: Pavel Ivashkov