Tener hongos en las uñas: todo lo que debes saber

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 9 enero, 2019
Solimar Cedeño · 9 enero, 2019
Apenas veas los signos de la presencia de un hongo en las uñas, asiste a un médico especialista para que te ponga un tratamiento y así puedas evitar complicaciones.

Las manos y pies son una muestra de la salud de nuestro cuerpo y su bienestar. Su cuidado es símbolo de higiene personal, especialmente en el caso de las uñas. Tener hongos en las uñas es algo bastante molesto física y estéticamente.

Existen muchos factores que pueden debilitar, romper e incluso infectar y destruir las uñas. Estos comprometen no solo su imagen y comodidad sino nuestra salud. Los hongos son uno de estos factores y requieren cuidados especiales.

Te contamos todo lo que debes saber sobre los cuidados de los hongos en las uñas:

¿A quiénes afecta a onicomicosis?

Hongos en las uñas u onicomicosis
La onicomicosis es la presencia de hongos en las uñas, que afecta generalmente a las de los pies.

Conocida como onicomicosis, la infección de las uñas es causada por hongos que producen dolor, escozor e incluso pérdida de la uña. Los hongos en las uñas de manos y pies son un motivo de preocupación pues afectan una zona del cuerpo muy usada.

Aunque la infección por hongos puede afectar a cualquier persona, existen varios factores que hacen que algunos sean más propensos a sufrir este padecimiento.

Los hongos se multiplican en ambientes húmedos y calurosos, por lo que quienes están expuestos a diario a este tipo de espacios pueden ser más propensos.

El contacto con detergentes y sustancias abrasivas promueve la aparición de hongos en las uñas. Las tareas en las que se mantienen las manos húmedas también pueden favorecer la aparición de hongos.

Otro factor de riesgo para desarrollar onicomicosis es el uso de zapatos muy apretados o sin ventilación durante largos períodos de tiempo. Los deportistas suelen sufrir este tipo de hongos, pues generalmente usan zapatos ajustados por mucho tiempo.

Además, la mayoría de los vestuarios y camerinos son espacios cerrados y húmedos. También puedes desarrollar hongos en las uñas si:

  • Padeces diabetes
  • Tienes dermatitis crónica
  • Estás bajo un tratamiento inmunosupresor
  • Usas corticoides
  • Usas guantes oclusivos de manera permanente
  • Te haces la manicura, pedicura o uñas esculpidas sin tomar las previsiones higiénicas pertinentes
  • Tienes edad avanzada

¿Lo sabías? Peligros de usar uñas acrílicas o artificiales

¿Estos hongos producen dolor?

Aunque solemos dar por sentado la salud de nuestras uñas, cualquier problema que las aqueje, desde cortarlas más de lo debido o tener una uña encarnada, puede ser increíblemente incómodo y muchas veces muy doloroso.

Una infección en las uñas es dolorosa si no se trata a tiempo y, además, causa molestias en nuestra vida diaria.

Este tipo de infecciones incluso pueden ser peligrosas para la salud del resto de nuestro cuerpo. La infección de las uñas de manos y pies comienza generalmente por el pliegue periungueal o la zona alrededor de la uña. En estos casos, este área se inflama y enrojece, por lo que cualquier contacto con ella producirá dolor.

Hay casos en los que se puede sufrir de paroniquia crónica, una inflamación dolorosa mejor conocida como uñero, que en algunas ocasiones incluso desarrolla pus. Si el hongo invade la uña, esta suele cambiar de color a un tono amarillento o café.

El uñero causa sobreproducción de queratina en las uñas, por lo que suelen engrosarse y endurecerse, y se forman estrías o surcos.

En casos crónicos por falta de tratamiento, el tejido de la uña se destruye o esta simplemente se separa de la piel. Como consecuencia, produce dolor y expone los dedos a otras infecciones.

Lee este artículo: Datos curiosos sobre las uñas: ¿los conocías?

Prevención y tratamiento si tienes hongos en las uñas

Cuidados en los pies: cortar las uñas y baños con agua.
Prestar especial cuidado a las uñas es esencial para prevenir la presencia de hongos.

La infección de las uñas puede producirse por tiñas, en cuyo caso se denomina “tiña ungueal”, o por cándidas o levaduras. En ambas ocasiones, los síntomas son similares, por lo que es necesario que sea un médico especialista quien determine el tratamiento.

La mejor manera de prevenir los hongos en las uñas es mantener una buena higiene corporal.

También se debe tener cuidado con los instrumentos que se utilizan para la manicura y pedicura, especialmente en lugares públicos como salones de belleza y spas.

Es importante que seques bien las manos y pies luego del contacto con el agua. Mantén limpios los espacios como bañeras y duchas. Finalmente, evita usar zapatos y medias sin antes haber secado correctamente los pies.

En caso de notar síntomas de una infección en las uñas, acude al médico especialista para que determine el tratamiento ideal para combatir la infección. Recuerda que cada caso es diferente, por lo que necesitas un tratamiento específico.

Debes atacar el hongo rápidamente para evitar complicaciones como perder la uña. También evita manipular la uña con cortauñas u otros implementos para que estos no se infecten o tu infección no se complique debido a cortaduras.