Hora de la merienda: come delicioso y saludable

Francisco María García · 5 abril, 2018
La hora de la merienda es uno de los momentos más importantes del día. ¿Se puede merendar sano y rico a la vez? Hay muchas ideas para ello.

Para mantener una alimentación saludable, los nutricionistas recomiendan realizar cinco comidas al día. Sin embargo, es muy común prestar atención a las comidas principales y saltarse las intermedias.

La hora de la merienda es fundamental para equilibrar el apetito y mantener la energía; y con un poco de dedicación, es posible hacer meriendas saludables y deliciosas.

La importancia de la merienda

comida-principal

Además de desayuno, almuerzo y cena, los expertos aconsejan añadir una toma de alimentos a media mañana y otra a media tarde, incluso como positivo para las dietas de adelgazamiento.

El hábito de merendar es muy saludable, ya que ayuda al organismo a mantener la energía necesaria para las actividades del día; además, ayuda a activar el metabolismo y llegar a la hora de la cena con menos hambre.

Es muy común que las personas que están tratando de bajar de peso descarten esta comida. Sin embargo, pasar largas horas sin comer es un error, ya que lo más probable es que se coma demasiado a la hora de la cena, lo que provocará un aumento de peso. Lo ideal es repartir la carga de comida en varias porciones pequeñas al lo largo del día.

Entre las nuevas teorías, está la de que “hacer trabajar al estómago”, aunque sea tomando muy poca cantidad de comida en la merienda, podría incluso adelgazar. La razón es que nuestro organismo gastaría más calorías en digerir esa porción de alimento, que el número de calorías tomadas.

Visita este artículo: ¿Cómo saber si tienes mercurio en el organismo y qué debes hacer?

Errores comunes a la hora de la merienda

Se suele asociar la hora de la merienda con comidas dulces como bollería industrial, chocolates, galletas, etcétera. En medio de un día agitado, es muy tentador recurrir a productos de fácil acceso como alimentos industriales envasados.

Sin embargo, el consumo de estos alimentos ricos en azúcares y grasas supone la ingesta innecesaria de una elevada cantidad de calorías que, además de provocar un aumento de peso, ponen en riesgo la salud.

¿Qué comer a media tarde?

Cuántas comidas realizar durante el día

La merienda debe ser una comida ligera, fácil de preparar y que aporte la energía que el cerebro y los músculos necesitan para continuar la jornada; pero no por ello menos deliciosa, en función de la creatividad de cada persona.

La merienda puede ser dulce o salada. Lo importante es que esté compuesta por alimentos saludables y naturales, desde una simple manzana que se lleva fácilmente a cualquier parte, hasta un delicioso sándwich de pavo preparado en casa.

Esta toma de alimentos antes de la cena, debe adaptarse al estilo de vida de cada uno, así como a sus objetivos nutricionales. Es indispensable además disfrutarla para que sea un momento agradable y reconfortante a media tarde.

Comer delicioso y saludable a la hora de la merienda es muy fácil. Basta hacer una buena lista de compras y tener siempre a disposición ingredientes frescos y variados para no caer en tentaciones.

Frutas frescas

Las frutas son siempre grandes aliadas de una alimentación saludable. Planificando la lista de compras, se puede tener siempre a mano una variedad de frutas frescas para combinarlas.

Por ejemplo, en una deliciosa brocheta. Se puede utilizar cualquier fruta de estación, y mezclar sabores dulces y ácidos, como por ejemplo pera, kiwi, fresas y arándanos.

Otra excelente opción son los batidos de fruta con yogur o leche descremados. Se puede añadir un poco de hielo y obtener un refrescante smoothie.

¿Quieres conocer más? 6 frutas que te ayudarán a perder peso fácilmente

Frutos secos

Los frutos secos aportes para una dieta saludable

Los frutos secos aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales, oligoelementos y antioxidantes a nuestro organismo. Son ricos en grasas saludables, proteína vegetal y fibra. Por ejemplo, es ideal consumir una pequeña porción de nueces, almendras o avellanas a la hora de la merienda.

Otra idea es la combinación de yogur con almendras; esta mezcla aporta una buena cantidad de proteínas y grasas mono insaturadas, buenas para nuestro organismo. Un yogur descremado con una cucharada de almendras es una merienda perfecta, que aporta solo 200 calorías.

Sándwiches saludables

Los sándwiches suelen asociarse con comida chatarra o comida poco saludable. Sin embargo, es posible convertirlos en deliciosas, nutritivas y muy saludables opciones para la merienda. La condición para ello es prepararlos en casa y elegir los ingredientes adecuados.

Por ejemplo, dos pequeñas rebanadas de pan integral, queso fresco, jamón de pavo y rúcula, constituyen un bocadillo ligero ideal para la media tarde.

Huevo a la hora de la merienda

El huevo es un alimento que no se suele incluir en las meriendas y, sin embargo es una excelente opción. Es una buena fuente de proteínas, un ingrediente muy nutritivo, que aporta la energía necesaria y tiene pocas calorías.