¿Cómo hacer huevos cocidos perfectos según la ciencia?

10 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
¿Sabes preparar correctamente tus huevos cocidos? Aunque en principio parece una tarea sencilla, hay algunos trucos que aseguran una cocción perfecta. Te contamos qué debes tener en cuenta desde ahora.

Los huevos cocidos son un alimento excelente. Por una parte constituyen una muy buena fuente de proteínas de alta calidad y, por la otra, contienen ácidos grasos necesarios y una cantidad interesante de vitamina D.

Durante muchos años se limitó su consumo por miedo a un aumento del colesterol sérico, sin embargo hoy en día se han levantado estas restricciones. El consumo de huevos no aumenta los niveles plasmáticos de colesterol y son un alimento que debe de estar incluido con frecuencia dentro de una dieta saludable.

Existen diferentes métodos de preparar huevos y se debe de evitar la fritura por ser el peor de todos ellos. Un método muy socorrido es la cocción. Los huevos cocidos pueden añadirse a múltiples preparaciones, y suponen un pilar fundamental en la dieta de muchos atletas.

Sin embargo, cocer un huevo de manera perfecta no resulta tarea fácil. A continuación, te mostramos los pasos que debes seguir para conseguir una cocción exquisita.

Recomendaciones para hacer huevos cocidos perfectos

Elección del huevo

El primer paso antes de comenzar la cocción del producto es elegir el tipo de huevo que queremos cocinar. En el mercado nos encontramos con huevos de distintos tamaños clasificados por letras. Normalmente, y en contra de lo que se pueda pensar, los huevos de mayor calidad organoléptica son los pequeños.

Esto se debe a que un huevo pequeño tiene el sabor más concentrado. Sin embargo, es común que sea más preciado como producto el huevo de mayor tamaño. Es posible que este hecho se deba al mayor precio del huevo grande frente al pequeño. La producción de huevos XL es menor, por lo que los productores se ven obligados a aumentar su precio.

Canasta con huevos
En el mercado nos vamos a encontrar con varios tipos de huevos, clasificados por letras. Aunque los de tamaño grande son muy atractivos, los más pequeños tienen un sabor más concentrado.

No dejes de leer: ¿Conservar los huevos dentro o fuera de la nevera?

Temperatura de cocción

Una de las dificultades de cocer bien un huevo radica en cocinar las dos partes por las que este alimento esta compuesto. La clara y la yema están compuestas por elementos distintos, por lo que la temperatura necesaria para cocinarlas puede ser ligeramente distinta.

La temperatura correcta para cocer un huevo en su conjunto son 82 grados. A esta temperatura, nos aseguramos que la proteína de la clara alcanza un punto de cocción adecuado, mientras que la yema no se seca en exceso.

Es fundamental introducir los huevos ya en el agua hirviendo para evitar que el posterior pelado sea demasiado difícil. El tiempo de cocción adecuado son 11 minutos y es necesario añadirle sal al agua desde un primer momento.

No obstante, es interesante realizar una rotura del proceso de cocción una vez que el huevo está listo. Para ello, hay que preparar un recipiente lleno de agua con hielo e introducir directamente los huevos una vez sacados de la olla. Tras unos 30 segundos se pueden retirar los huevos del agua fría y comenzar su pelado.

Un complemento ideal

El huevo cocido es un ingrediente fundamental para una gran cantidad de preparaciones culinarias. Es un elemento imprescindible de muchas ensaladas, puede utilizarse como fuente proteica principal o como un elemento para mejorar el sabor de los platos.

De igual forma, se puede consumir tanto caliente como frío y tiene una muy buena conservación en el frigorífico. A pesar de que mucha gente deshecha la yema de los huevos para consumir únicamente la clara, el huevo en su conjunto aporta una cantidad de nutrientes más que interesante para preservar la correcta salud.

De este modo, se recomienda el consumo de huevo como una de las fuentes proteicas principales. Estamos ante una proteína prácticamente perfecta en cuanto a calidad. Contiene todos los aminoácidos esenciales para el hombre, con una elevada digestibilidad.

Las tendencias actuales colocan al pescado y al huevo como primeras opciones proteicas dejando al consumo de carne en un segundo plano.

Huevos cocidos
Si bien algunas personas han prescindido de la yema al consumir huevo, este alimento en su conjunto aporta nutrientes muy interesantes para la dieta.

Te puede interesar: ¿Qué huevos son mejores para la dieta? ¿marrones o blancos?

Conclusión

Preparar huevos cocidos es un proceso más complicado de lo que parece en un primer momento. Obtener una cocción perfecta, que asegure el mantenimiento de la calidad organoléptica del producto y facilite su posterior pelado, es una tarea poco sencilla.

Para ello, es necesario tener en cuenta la temperatura del agua y su posterior inmersión en agua fría. Cabe destacar que el tiempo de cocción siempre va a depender del tamaño del huevo, los más grandes tardarán alrededor de un minuto más en estar listos que los pequeños.

  • Dussaillant C., Echeverría G., Rozowski J., Velasco N., Arteaga A., Rigotti A., Egg intake and cardiovascular disease: a scientifi c literatura review. Nutr Hosp, 2017. 34 (3): 710-718.
  • Kuang H, Yang F, Zhang Y, Wang T, Chen G. The Impact of Egg Nutrient Composition and Its Consumption on Cholesterol Homeostasis. Cholesterol. 2018;2018:6303810. Published 2018 Aug 23. doi:10.1155/2018/6303810
  • Miranda JM, Anton X, Redondo-Valbuena C, et al. Egg and egg-derived foods: effects on human health and use as functional foods. Nutrients. 2015;7(1):706–729. Published 2015 Jan 20. doi:10.3390/nu7010706