Huevos escondidos

Irene Peláez Díaz-Laviada 14 junio, 2015
Si no quieres que la mahonesa se te corte o prefieres evitar riesgos en verano también puedes elaborarla con leche, que además le aportará calcio y vitaminas

Esta receta, como su nombre indica, lleva sorpresa. Consiste en una bola de carne empanada y en su interior, ¡sorpresa! Un huevo. Este plato es ideal como tapa o entrante y los más pequeños de la casa pueden ayudar a preparar estos huevos escondidos sin problemas.

Opción 1: Huevos escondidos

Ingredientes:

  • 12 huevos de codorniz (también valen huevos de gallina)
  • 2 salchichas (también vale carne picada)
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 huevo (para empanar)
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
  • Perejil

Procedimiento:

pastel carne

  • Poner agua con sal en un cazo a fuego fuerte. Cuando hierva, bajar el fuego e introducir los huevos. Dejarlos unos 5 minutos,  hasta que se cuezan.
  • Mezclar la carne de las salchichas (o la carne picada) con la harina, la pimienta, el perejil y una pizca de sal y mezclar bien hasta que los ingredientes estén bien incorporados.
  • Pelar los huevos y lavarlos para quitarles los restos de cáscara que pudieran quedar.
  • Envolver los huevos con la carne y hacer bolas.
  • Batir el huevo para empanar y pasar las bolas por el huevo y luego por el pan rallado.
  • Freír en aceite de oliva a fuego suave. Servir calientes.

Opción 2: Huevos escondidos con carne de pavo y pollo

Ingredientes:

  • 12 huevos de codorniz
  • 125 g de carne de pollo y pavo picada
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva suave
  • Sal

Procedimiento:

  • Mezclar los dos tipos de carne picada y salpimentar.
  • Calentar agua en un cazo con sal y cuando llegue a ebullición, introducir los huevos. Cocer durante 4 minutos y sacarlos del agua. Pasarlos inmediatamente por agua fría para cortar la cocción y esperar a que se enfríen del todo antes de pelarlos.
  • Coger un montoncito de carne picada y extenderlo de forma que quede una capa de no más de 1 cm de espesor.
  • Colocar un huevo de codorniz pelado en el centro y taparlo con más carne picada. Repetir el proceso con todos los huevos.
  • Pasar por huevo batido y pan rallado y freír las bolitas en abundante aceite de oliva muy suave o aceite de girasol, para que las bolitas no tomen el sabor del aceite de oliva.
  • Escurrir bien el aceite antes de servir.

Opción 3: Huevos escondidos con gambas

Ingredientes (para 4 personas):

  • 6 huevos de gallina
  • 8 gambas medianas
  • 150 g de jamón serrano
  • 150 g de jamón de York
  • 2 patatas grandes
  • Guisantes
  • Aceitunas negras
  • Aceitunas verdes
  • Pimiento rojo asado
  • Tomate frito
  • Mayonesa

Procedimiento:

huevos-codorniz-alergias

  • Poner a calentar un cazo con agua y sal. Cuando hierva, añadir los huevos y tenerlos entre 10 y 15 minutos. Pasarlos bajo el chorro de agua fría para romper la cocción y esperar a que se enfríen antes de pelarlos.
  • Una vez enfriados y pelados, cortar los huevos por la mitad y retirar las yemas. Reservarlas.
  • En una fuente de servir redonda u ovalada, colocar las claras formando un círculo lo más amplio posible.
  • Hervir las patatas con la piel en una olla con agua y sal (unos 15 minutos, hasta que estén blanditas), pelarlas y cortarlas en trozos pequeños.
  • Colocar las patatas siguiendo el círculo de los huevos, por la parte interior del círculo.
  • Hervir las gambas y dejar que se enfríen. Una vez frías, cortarlas en trozos muy pequeños.
  • Cortar el jamón serrano y el jamón York en trozos muy pequeños.
  • Rellenar 4 mitades de huevo con gambas, otras 4 con jamón serrano y otras 4 con jamón York.
  • En una mitad del centro de la fuente, colocar los guisantes hervidos y en la otra mitad el tomate frito un poco caliente.
  • Cubrir cada huevo con una cucharada de mayonesa y adornarlos con las aceitunas verdes y negras y con el pimiento.
  • Para hacer la mayonesa, poner en un vaso de batidora un huevo, una pizca de sal y un chorrito de vinagre (o limón). Pasar la batidora y sin dejar de batir, ir añadiendo aceite de girasol poco a poco hasta que la mezcla espese y no admita más aceite.
  • Servir frío.
Te puede gustar