Cómo hacer huevos en forma de corazón: ¡Muy original!

¿Quieres dar un toque de originalidad a tus desayunos o cenas? Entonces, no te pierdas la oportunidad de darle una sorpresa a tu pareja. Un modo realmente divertido que, de seguro, le arrancará una sonrisa.

Los huevos son siempre ese recurso versátil que nos ofrece tantas posibilidades en la cocina, así que hoy, desde nuestro espacio, queremos mostrarte tres formas románticas de prepararlos: en forma de corazón.

1. Huevos duros en forma de corazón

Puede que, a simple vista, te parezca algo muy complicado de conseguir, pero te aseguramos que es tan sencillo cómo divertido. Tanto es así que estamos seguros de que lo vas a hacer en más de una ocasión. Toma nota de debes hacer.

¿Qué necesito?

  • 1 huevo duro.
  • 2 gomas elásticas.
  • Un palito de madera de 20 cm.
  • Un trozo de cartón de medidas 20 cm x 15 cm.

¿Cómo lo preparo?

Sin título

  • Es realmente sencillo. Lo primero que haremos será cocer el huevo con normalidad, como siempre.
  • Una vez esté cocido, lo pelamos rápidamente. Después, aprovechando que aún está caliente, lo prepararemos en nuestro molde para darle la forma deseada, es decir, la de corazón. ¿Cómo lo conseguimos? Es muy fácil. Lo que harás será coger el trozo de cartón y doblarlo por la mitad, introduciendo dentro el huevo.
  • Ahora, tal y como ves en la imagen superior, el secreto está en colocar ese palito de madera en el centro del huevo. Para que se sujete, sírvete de las gomas elásticas para que quede fijo en el cartón.
  • Deja que el huevo se enfríe a lo largo de una hora. Pasado este tiempo, retira con cuidado el palito de madera, que es el que le habrá dado esa original y romántica forma junto con el cartón. Ahora, solo tienes que cortarlo por la mitad y se hará la magia. Acompáñalo con un divertido desayuno y verás qué plato tan original consigues.
big_huevo-corazon-sl

2. Divertidos huevos fritos en forma de corazón

Ya sabes cómo hacer huevos duros en forma de corazón. ¿Qué te parece si ahora aprendemos a hacer huevos fritos con esta forma? Te damos dos originales alternativas para que elijas la que más te guste.

Huevos con salchichas: ¡Delicioso!

huevos

  • Tan sencillo como divertido. Lo primero que haremos será conseguir unas salchichas lo bastante largas y finas como para que nos permitan hacer la forma que deseamos, es decir, la de corazón. Hay quien lo hace también con verduras, con tiras de pimientos o incluso con patatas. Puedes elegir lo que más te guste, aunque para un desayuno o una cena divertida, siempre quedan muy bien las salchichas.
  • Fríe las salchichas ayudándote con unas tenazas o una cuchara para doblarlas adecuadamente, buscando la forma del corazón. Seguidamente, y con cuidado, deja caer el huevo para que se contenga en el centro de esa forma. Ayúdate en todo momento con tu cuchara de madera. Busca también una sartén de freír que sea adecuada para este tipo de tareas tan delicadas.
  • Poco a poco, el huevo irá cogiendo consistencia. El siguiente paso, igual de delicado, será llevar al plato esta figura sin que se nos rompa. Si consigues tal proeza, estará ya todo hecho. ¡No dudes en decorar este corazón con un poco de ketchup para dibujar la flecha de Cupido!

La técnica más sencilla: con moldes

huevos fritos

  • Existen moldes comercializados exclusivamente para conseguir huevos fritos en forma de corazón. Disponen además de una práctica agarradera que te permitirá preparar el huevo con más facilidad. Para ello, solo tendrás que verter un poquito de aceite de oliva y, una vez esté caliente, dejar caer el huevo.
  • Se freirá rápidamente, sin ninguna complicación. Después, no tendrás más que llevarlo al plato, ¡y listo! Además, este molde también te va a permitir poder obtener esta forma en nuestras rebanadas de pan de molde. Solo tendrás que tostarlas y después aplicar el molde encima para conseguir la forma. Es muy original.
  • Señalarte que hay personas realmente expertas en este tipo de cosas y que son capaces, por ejemplo, de formar un corazón en la yema del huevo frito mientras este está en la sartén. ¿De qué modo lo consiguen? Con la cuchara, empujando la yema para perfilar la forma deseada.

Para concluir, recordarte que el huevo siempre será una opción muy adecuada para tu desayuno. Es un alimento rico en proteína, ideal para empezar el día. Tampoco debes preocuparte por el colesterol siempre y cuando los consumas con equilibrio, es decir, entre 3 y 4 a la semana. ¿Te animas a prepararlos?

Te puede gustar