Huevos rancheros

Al preparar los huevos en el horno es muy importante que vigilemos el tiempo para que no se hagan demasiado. De lo contrario no podremos disfrutar de la yema líquida

“México lindo y querido” terminarás cantando al comer este rico platillo tradicional de la cocina mexicana. Vistoso, cargado de sabor y sin pretensiones, los huevos rancheros son un desayuno o brunch internacional.

Los huevos son una fuente de proteína y energía. Su consumo está recomendando en dietas, especialmente en los niños. Son ricos en hierro, calcio, vitamina B12, ácido fólico, zinc, entre otros.

Así que aquí te ofrecemos otra manera de comer huevos, muy rica y divertida. Su preparación es sencilla. Huevos rancheros una opción bastante recomendada para los desayunos de fines de semana cuando toda la familia está unida y sin apuros.

Ingredientes

  • 4 tortillas de maíz
  • 4 huevos
  • Cuatro cucharadas de pasta de tomate o puré de tomate
  • 4 lonchas de jamón o de tocino
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento
  • Chile picante (al gusto)
  • Tres cucharas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Nata ácida
  • Queso rallado (opcional)
  • Dos tazas de frijoles sofritos (majados o licuados)
  • Pico de gallo: Tomate fresco, lechuga, aguacate y perejil frescos cortados en cubos pequeños (al gusto)

Utensilios

  • Una sartén o recipiente para hornear
  • Un mortero
  • Licuadora
  • Rallo
  • Cuchillo de cocinero

Preparación:

huevos_albanil

  • Si vas a realizar los huevos rancheros al horno, enciende éste y precalienta a 180 ºC unos 10 minutos antes.
  • Corta la cebolla, el pimiento y el chile en corte brunoise. Es decir, dados muy pequeños.
  • Coloca la sartén con las cucharas de aceite a fuego moderado.
  • Añade la cebolla y los pimientos. Deja sofreír.
  • Agrega los chiles picantes.
  • Incorpora las lonchas de jamón cortadas en finas tiras.
  • Por último, vierte la pasta de tomate y deja sofreír por tres minutos. Retira del fuego.
  • Toma el recipiente para hornear y cúbrelo con un poco de mantequilla.
  • Coloca un poco de guiso en la base. Agrega los cuatro huevos y lleva al horno.
  • Cuando los huevos tengan cinco minutos en el horno, añade el resto de la salsa roja por encima.
  • Deja cocinar tres minutos más. Los huevos deben estar hechos, pero con la yema aún blanda.
  • Saca del horno.
  • Fríe las tortillas en una sartén hasta que estén ligeramente crujientes.
  • Sirve en un plato la tortilla junto con los frijoles refritos, los vegetales frescos y el huevo ranchero.
  • Esparce un poco de queso rallado y perejil sobre los huevos.
  • En la mesa coloca la nata agria, la sal y la pimienta para que los comensales se sirvan al gusto.

Datos de interés

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo de preparación: 15-20 minutos
  • Número de raciones: 4
  • El plato más sencillo de huevos rancheros es tortilla de maíz, frijoles y huevo frito con salsa de tomate y salsa picante.
Cuantos-huevos-comer-a-la-semana

  • El chile picante es ingrediente indispensable en esta receta.
  • El queso se recomienda que sea blanco y esté fresco. Un queso amarillo tipo chedar o gouda también es buen acompañante.
  • Puedes servir con tostadas, tortilla de maíz, tortilla de harina de trigo o arepas.
  • Con huevos de perdiz sobre un ruedita de pan bien tostado logras unas tapas o entradas magníficas.
  • Puedes acompañar el guiso también con chorizo.
  • Puedes realizar también huevos pochados y servir con salsa picante.
  • Hay una variación de esta receta llamada huevos divorciados. La diferencia está en que se sirven dos huevos, separados por un puré de frijoles y a cada uno se le añade una salsa distinta: guacamole y salsa roja.
  • Los huevos rancheros también pueden ser con huevos revueltos. Si no quieres realizarlos al horno, en una sartén quedarán perfectos.
  • Los frijoles puedes comprarlos enlatados y luego procesarlos con un poco de cebolla sofrita.
  • No olvides servir este platillo con aguacate y tomate.
  • Para que estés en el papel de chef internacional, mientras realizas el platillo pon un poco de música mexicana de inspiración. De hecho, una idea genial para sorprender a la familia en fechas especiales, sería un desayuno temático con huevos a la ranchera. En los detalles siempre está presente el cariño con el que se hizo el platillo.