Hygge, ser felices con las cosas pequeñas

18 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Hygge, es un término que hace referencia a la calidez del hogar y la felicidad de vivir desde la simplicidad. ¿Cómo podemos incorporarlo a nuestro estilo de vida? Te damos algunos consejos.
 

Hygge, ser felices con las cosas pequeñas, es la filosofía de vida que sigue el pueblo danés, el cual ha sido catalogado como el más feliz del planeta. Nadie mejor que los daneses para darnos las llaves de las puertas que nos pueden conducir hacia la felicidad.

Hygge, es como se conoce a la calidez del hogar, al hecho de estar frente a una chimenea con un té caliente y, simplemente, disfrutar ese instante. Hay quienes se preguntan si será posible exportar este estilo de vida a otros países en los que el tiempo parece transcurrir precipitadamente.

Soñar con disfrutar el delicioso sabor de unas galletas de canela, acariciar a nuestra mascota o cubrirnos con un edredón sin que nada nos importe, parece un ensueño. Sin embargo, así es cómo vive el pueblo danés.

La pronunciación de hygge, es “hu-ga” y, aunque no tiene una traducción exacta, esto hace alusión a lo “acogedor” o “cálido”. Pero, más allá del significado del término, hygge no es solo una palabra, sino una filosofía o estilo de vida de todo un pueblo que vive disfrutando de las cosas más simples de la vida.

¿Qué es «hygge»?

El término “hygge”, también significa “bienestar”, “comodidad”, “calidez”, entre otras, pese a que no hay una traducción exacta. Desde su aparición en el siglo XIX, en Dinamarca, este vocablo ha logrado incorporarse a otras culturas.

Esto ocurre, porque, tal como señalan los estudios, vivir bajo presión genera una sobrecarga de tensión que hace que aparezcan muchas enfermedades. Evidentemente, nadie desea caer enfermo, así que muchas personas alrededor del mundo han comenzado a valorar otras formas de vivir con menos estrés.

 
Familia en el salón de su hogar
Este estilo de vida nos invita a disfrutar de la calidez del hogar, a vivir sin prisas y soltar el estrés.

En el libro “El arte de vivir bien”, de Louisa Thomsen Brits, se menciona que el hygge es un estilo que surge cuando “nos comprometemos a disfrutar del presente”.  Este estilo también implica abrazar la sencillez, y se puede encontrar:

“…en las cosas que hacemos que dan valor y sentido a la vida diaria, nos confortan, nos hacen sentir en casa, arraigados y generosos”.

En efecto, los daneses deben vivir un invierno aterrador en el que solo ven el sol por cuatro horas al día, así que deben ingeniárselas para pasar tiempo ameno en el interior de sus hogares.

Inspirados en este estilo, muchas cafeterías, librerías, restaurantes y otros negocios, están tratando de adaptar sus entornos para que las personas se sientan “como en casa” y se olviden de sus preocupaciones cotidianas.

Te puede interesar: El modelo PERMA o teoría del bienestar

La literatura sobre este estilo

Hoy en día hay mucha literatura e investigaciones sobre este estilo del cual muchos quieren conocer. Así, la autora Helle Russell, escritora del libro “El año en que vivimos a lo danés”, comenta que:

“Hygge tiene que ver con ser bueno contigo mismo: consentirte, no castigarte o negarte nada… pasar un rato agradable”.

 

Los daneses llevan varias generaciones compartiendo este secreto de la felicidad y apenas el resto del mundo se viene a dar cuenta de la calidez que brinda el espacio íntimo del hogar.

Otra de las autoras que también quiso ahondar sobre esta filosofía ha sido Viking Meik, quien escribió “La felicidad de las pequeñas cosas”, un libro en el que comparte incluso recetas culinarias danesas.

No es necesario vivir en Dinamarca para formar parte de este movimiento que nos invita a vivir sin prisas. Solo basta conocer un poco al respecto.

Cómo adoptar el estilo hygge

Adoptar el estilo hygge no es tan complicado. Es suficiente con aplicar las siguientes recomendaciones:

  • Adoptas hygge cuando disfrutas un baño con abundante espuma.
  • Sigues la filosofía hygge cuando reflexionas frente al mar o, tal vez, mojando tus pies con el agua y sintiendo la arena.
  • Cuando disfrutas tu café sin prisas y realmente hayas deleite en su aroma.
  • También vale crear un espacio en casa, con iluminación tenue, música suave de fondo, velas, una comida deliciosa y el aroma de unas velas.
Adoptar el estilo hygge
Para adoptar el estilo hygge podemos crear un espacio de relajación en nuestra casa.
 
  • Es importante evitar temas que te causen preocupación, como los económicos o políticos. Se trata de disfrutar con lo sencillo, sin generar ansiedad ante las expectativas del futuro.
  • Honra a tus ancestros, para los daneses esto es fundamental. Por ello, el café sabe más delicioso cuando se sirve en la vajilla que tiene valor para la familia. Esto también ayuda a rememorar hechos agradables y disfrutar de ello.
  • Toma un libro, quédate en pijama y comienza a disfrutar de los beneficios de la lectura bajo la calidez de tus edredones.
  • Haz cosas tradicionales y evita los videojuegos, la televisión o el móvil. Conéctate con tu interioridad.

No dejes de ver: Aprender a priorizar: clave para el bienestar psicológico

Además de seguir estas pautas, el término hygge también lo puedes integrar a tu vocabulario y decirles a tus amigos: “vamos a reunirnos y pasar un momento hygge”. Más allá del uso del término, y de hacer lo que te hemos recomendado, es importante que seas consciente para que sientas verdaderamente el deleite.

Esta filosofía trata de relajarse, valorar lo acogedor que puede ser el hogar, vivir el presente y compartir con nuestros seres más queridos. Sin duda, el hygge es una de las experiencias más amenas que puedan existir.

 
  • Altman, A. (2016). The year of Hygge, the Danish obsession with getting cozy. The New Yorker.
  • Bigelow, D. (2017). Hygge: The Danish Art of Happiness. In Library Journal.
  • Beltagui, A., & Schmidt, T. (2017). Why Can’t We All Get Along? A Study of Hygge and Janteloven in a Danish Social-Casual Games Community. Games and Culture. https://doi.org/10.1177/1555412015590062
  • Jensen, R. H., Strengers, Y., Raptis, D., Nicholls, L., Kjeldskov, J., & Skov, M. B. (2018). Exploring hygge as a desirable design vision for the sustainable smart home. DIS 2018
  • Linnet, J. T. (2011). Money can’t buy me hygge Danish middle-class consumption, egalitarianism, and the sanctity of inner space. Social Analysis. https://doi.org/10.3167/sa.2011.550202