Ictericia en el recién nacido, ¿qué debo saber?

16 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona María Cantos
La ictericia en el recién nacido no tiene por qué estar asociada a una enfermedad grave, lo habitual es que sea un proceso normal.

En los primeros días de vida de un bebé, los miedos y dudas de sus padres son tan amplios que cualquier síntoma o signo no conocido puede generar angustia. La ictericia en el recién nacido se considera un proceso normal, aunque precisa de una supervisión para que no llegue a cuadros extremos.

En este artículo puedes encontrar información adecuada para conocer los motivos de la ictericia en el recién nacido, además de algunos consejos sobre cómo actuar para prevenir que el cuadro se agrave.

¿Por qué aparece la ictericia en el recién nacido?

Se define ictericia como una coloración amarillenta en la piel y en las mucosas. Su causa es la bilirrubina, una sustancia que aparece cuando el glóbulo rojo es degradado. La forma de conocer los valores exactos de la misma es mediante analítica de sangre.

Pero la coloración amarillenta en el bebé no se considera una situación grave si los niveles de bilirrubina no son extremadamente elevados. Cuando los niveles son muy altos en sangre, hablamos de hiperbilirrubinemia y precisa del control y seguimiento hospitalario.

Tras dos o tres días del nacimiento, es normal ver una coloración amarilla en la piel del recién nacido. El hígado es el órgano encargado de eliminar el exceso de bilirrubina, pero le cuesta un poco comenzar a funcionar tras el nacimiento.

Lee también: Bilirrubina alta en sangre

¿Cuáles son los mejores cuidados para el recién nacido?

Una vez que sabemos que la ictericia en el recién nacido no tiene por qué ser una afectación grave, debemos conocer cómo actuar para reducir al máximo que se agrave esta situación. Para ello, existen cuidados básicos que todos los padres pueden realizar:

  • Vigilar la adecuada alimentación del recién nacido. Si el bebé se alimenta con lactancia materna, es más complicado asegurar la ingesta de alimento. Existe una ictericia asociada a la lactancia materna que es poco frecuente y suele aparecer tras una semana de vida. Solo el pediatra, tras la valoración del recién nacido, puede indicar si es preciso retirar el amamantamiento durante uno o dos días.
  • Fototerapia domiciliaria. La fototerapia es la técnica que se utiliza en las unidades de neonatología para tratar la hiperbilirrubinemia. Si no es preciso un ingreso, se puede realizar en el domicilio. Coloca al recién nacido durante 10 minutos al día a la luz solar, con el pañal puesto y tapándole los ojos. Elige una hora solar que no sea dañina, si es posible antes de las 9 de la mañana.
Hiperbilurrubinemia en el recién nacido

Identifica posibles situaciones de riesgo

Como hemos comentado previamente, lo más frecuente es ver una ictericia en el recién nacido que no esté asociada a situaciones graves. Pero es importante que conozcamos ciertos signos que necesitan una valoración médica:

  • Aparición temprana de ictericia en el recién nacido. Si la coloración ocurre desde el primer día de vida, el pediatra solicitará una analítica de sangre para poder valorar el resultado exacto.
  • La ictericia en el recién nacido se mantiene tras las dos semanas de vida. Es el tiempo que necesita el hígado para poder realizar bien sus funciones y eliminar los excesos.

Complicaciones de la ictericia en el recién nacido

Cuando la bilirrubina en sangre supera valores extremos, puede depositarse en las células encefálicas, alterando el metabolismo y la función de las neuronas. Esta situación se denomina kernicterus.

Para evitar esta situación, se debe solicitar una consulta con el pediatra cuando se detecte una coloración amarillenta del bebé pasada una semana de vida.

El pediatra realizará las pruebas oportunas para valorar los niveles de bilirrubina y, si los valores se encuentran cerca de parámetros extremos, prescribirá el ingreso hospitalario y un tratamiento con fototerapia y cuidados en la unidad de neonatología.

Te puede interesar: Hiperbilirrubinemia en el recién nacido

¿Qué conlleva la fototerapia hospitalaria?

Mujer al lado de una incubadora con un bebé.

Un recién nacido que precisa fototerapia, necesitará un ingreso hospitalario durante varios días. Hoy en día, en la mayoría de los hospitales se permite que los padres puedan estar las 24 horas del día con sus hijos, aunque se recomienda que el descanso lo hagan en su hogar.

El personal de enfermería de las unidades de neonatología está preparado para realizar los cuidados básicos que precisan los recién nacidos con hiperbilirrubinemia. Es importante seguir las recomendaciones del personal especializado.

Si está realizando lactancia materna, se recomienda que no se retire. Conviene seguir las indicaciones de los profesionales del hospital en relación a la alimentación del recién nacido.

Conclusión

La piel del recién nacido presenta cambios durante los primeros días de vida y la ictericia es uno de los más frecuentes. Es preciso recibir una adecuada información sobre los cuidados básicos de cada una de las alteraciones frecuentes.

  • Cifuentes Recondo, J. (2012). Ictericia en el recién nacido. Medwave. https://doi.org/10.5867/medwave.2006.05.1984
  • García-Alix, A., Martínez Biarge, M., Arnaez, J., Valverde, E., & Quero, J. (2008). Protocolos de Neonatología. In Nenonatología Protocolos AEP.
  • Neil, K., & Zieve, D. (2018). Ictericia del recién nacido. MedlinePlus.