Ideas para aprovechar cuadernos viejos

Daniela Castro · 8 abril, 2018
A continuación te comentamos algunas ideas para que puedas aprovechar los cuadernos viejos que hay por allí en la casa y que aún tienen utilidad.

¿Sueles desechar los cuadernos viejos que hay en casa? ¿No sabes cómo aprovechar esas hojas de papel que no se utilizaron? En estos tiempos de crisis ecológica es muy importante procurar aprovechar al máximo todos los materiales que aún tienen potencial para algo servir para otras cuestiones. 

Si bien nos hemos acostumbrado a comprar útiles nuevos tras finalizar el año escolar, la tendencia de reciclar nos está invitando a ser más conscientes cuando nos queda algo de papel, o bien, cuando queremos evitar recargar la mochila de nuestros pequeños con más cuadernos de los necesarios.

De hecho, esta práctica es una buena forma de ahorrar dinero y fomentar la conciencia ecológica en los niños. No es necesario invertir demasiado tiempo y se puede tener en cuenta como una actividad familiar. ¡Manos a la obra! De seguro te encantará saber todo lo que puedes hacer para reutilizar los cuadernos viejos.

Anuario escolar

Personaliza tus cuadernos de manera divertida

¿Quién dijo que un anuario escolar debe ser formal y adquirido solamente en tiendas? Es cierto que hay presentaciones muy bonitas que llaman mucho la atención. Sin embargo, las ideas alternativas se están poniendo de moda, en especial para incentivar el reciclaje.

Los cuadernos viejos de estudio, aún cuando tienen algunos escritos o dibujos en sus hojas, pueden ser una gran opción para hacer un simpático anuario personalizado.

Tan solo debes distribuir las fotografías del año escolar de tu hijo en cada una de las páginas. Pégalas bien y, si gustas, decora sus alrededores con lápices de colores.

Te recomendamos leer: 12 ideas para marcos de fotos

Recetario

Ya no es necesario comprar una agenda para guardar esas recetas que van saliendo en periódicos y revistas. La creatividad ha permitido aprovechar materiales que tenemos en desuso, como los cuadernos viejos, para recetarios y otras cuestiones del hogar.

Las hojas escritas las puedes utilizar para pegar esas recetas que recortas de revistas, periódicos, etcétera. Si el cuaderno tiene hojas limpias las puedes emplear para anotar algo relacionado con las recetas. Por ejemplo: observaciones personales, variaciones que has inventado, etcétera.

Libreta de la amistad

Arma un libro

La mayoría de los cuadernos viejos quedan olvidados en los armarios de casa. ¿Qué tal si le propones a tu hijo hacer una libreta de la amistad? No es costoso y es una actividad muy bonita para que comparta con sus amigos.

La libreta se puede hacer de muchas maneras, según nuestras preferencias. Puedes reunir las hojas limpias de varios cuadernos nuevos y hacer una miniagenda personalizada (bullet journal) que incluya recuerdos, planes, ideas divertidas para compartir, etcétera.

También puedes simplemente decorar las hojas restantes de los cuadernos para llenarlos con firmas y mensajes de sus amigos más cercanos. El resultado será un compendio de buenos deseos y frases divertidas.

Lee también: 8 tips para crear relaciones de amistad fuertes

De cuadernos viejos a blocs de notas

Las hojas limpias de los cuadernos, o incluso la parte limpia de las fotocopias, son útiles para hacer un bloc de notas para el cuarto de estudio, la oficina o la cocina.

Corta las hojas del tamaño que prefieras, apila una sobre la otra y únelas con grapas en una de sus esquinas. Utiliza el papel para hacer apuntes importantes.

De cuadernos viejos a nuevos

Qué materiales puedes emplear en la personalización de tus cuadernos

Podemos convertir los cuadernos viejos en nuevos en un abrir y cerrar de ojos. Considerando la importancia de reciclar el papel, existen múltiples tutoriales disponibles en línea para llevar a cabo.

La idea es básicamente reunir las hojas de papel que no se utilizaron en varios cuadernos y, luego, ponerles una pasta en buen estado o similar.

  • Si tienes cuadernos con espiral es mucho más sencillo. Retira el espiral, toma las hojas limpias, ordénalas y encuadérnalas de nuevo dentro de una cubierta apropiada (puede ser de otro cuaderno o una hecha en casa con cartón).
  • Si los cuadernos son cocidos o engrapados, extrae con cuidado las hojas limpias y únelas con un poco de hilo o un alambre fino. El diseño de la portada puede correr por cuenta de tu creatividad.

Reciclar papel en casa

¿Ambas caras de la hoja de papel están llenas de escritos? ¿Parece que no hay modo de reutilizarlos? Si las ideas anteriores no te convencen, intenta probar el siguiente método para reciclar el papel en casa.

Corta las hojas de papel en trozos pequeños y sumérgelos en un recipiente con agua caliente. Una vez estén bien empapados, incorpora pequeñas porciones en la licuadora y procésalo hasta obtener una pasta homogénea y suave.

Vierte la mezcla en un bastidor para escurrir los excesos de agua y, una vez se seque, transfiérela a un lienzo de algodón. El papel que obtienes como resultado no será completamente blanco ni liso, sino que tendrá un aspecto artesanal. Se puede colorear la mezcla con algunas gotas de colorante vegetal. 

El papel reciclado en casa es perfecto para elaborar diversas manualidades y también es ideal para el uso de los niños más pequeños o para hacer anotaciones rápidas.

¿Tienes otras ideas para reutilizar cuadernos? Te invitamos a poner a prueba tu imaginación y tus destrezas manuales para aprovechar esos cuadernos viejos que aún tienen vida útil. ¡Buena suerte!