Ideas con encanto para aprovechar los retazos de tela

Las posibilidades para reutilizar los retazos de tela dependerán de su tamaño, aunque siempre podemos adaptarlos y combinarlos para que cumplan con nuestras necesidades o con los diseños que deseemos.

Seguramente tengas en casa retales de telas de ropa vieja, trapos, toallas o incluso cortinas. Cualquier cosa es válida si tenemos la suficiente destreza e imaginación para convertir esas telas en algo con encanto.

Aprovechar esos pequeños retazos puede ser a partir de ahora tu nueva manualidad y pasatiempo. Se puede hacer casi cualquier cosa y transformar un artículo de tu hogar en algo totalmente diferente. Puedes encontrar en el reciclaje la manera de darle ese toque personal a todos tus objetos.

Tirar la ropa da mucha pena y más cuando se tratan de prendas de calidad en las que los textiles son de lino o se mantienen suaves y con colores vivos. Si lo que buscas es darle una nueva vida a esas telas, no dejes de leer estas líneas.

Aprovecha los retazos de tela para hacer las siguientes manualidades

La técnica más conocida para reutilizar esos retazos es el patchwork, que no es más que el conjunto de retazos de telas de diferentes tejidos que van unidos para crear desde una manta a una bufanda o un gorro.

Lee este artículo: 9 maneras de reutilizar tus jeans viejos

Materiales necesarios para la gran mayoría de las manualidades

Probablemente para llevar a cabo la gran mayoría de manualidades necesitas los mismos materiales esenciales para pegar, pintar, ensamblar y decorar. Por ello, no tienes que dejar de tener:

  • Pistola de silicona
  • Pegamento de cola
  • Pinturas acrílicas
  • Tijeras
  • Cúter
  • Hilo y aguja
  • Máquina de coser

No usarás todos los materiales en la misma manualidad. No obstante, así tienes una idea de lo necesario para poder llevarlos a cabo.

Cuadros

Puedes forrar un cuadro o una lámina con los retales, haz un collage con las piezas y trozos que desees. Es una sencilla y creativa forma de utilizar cada trozo de tela por pequeño que sea.

Puedes pegarlos directamente en la lámina de corcho o de madera fina. También puedes coserlos con ayuda de una máquina de coser y después colocarlo de forma más rápida pegándolo por la parte trasera. Esa decisión la dejamos en tu mano.

Monederos

Puedes hacer monederos asombrosos con unos cuantos retazos de tela usada. Si lo deseas, puedes combinar los colores y las texturas para que sean monederos más resistentes.

Lámparas

Libros que más se resiste a ser leídos.

Puedes cubrir las pantallas de las lámparas de tu casa con esas telas. Busca diferentes colores y que no sean telas muy gruesas: tiene que seguir pasando la luz a través de ella y crear un clima y un ambiente romántico.

Forrar libros

De igual modo que forras un libro con papel de regalo o de periódico para que sus tapas no se estropeen, puedes también forrarlos con los retazos que desees. Ayúdate de la pistola de silicona para pegar los trozos.

No te lo pierdas: Haz tu propia repisa de libros en casa

Guarda tus alfileres

Forra una esponja con telas para crear uno de los accesorios más útiles para una costurera: el alfiletero. ¡Así tendrás todos tus alfileres localizados!

Cojines con telas

Otro uso que puedes darle a esa ropa antigua y que ya no usas es convertirla en unos maravillosos cojines. Aquí te contamos cómo puedes forrar con camisas los cojines de tu casa.

Bolsos de tela

No hay nada mejor que lucir tus propios diseños. Por ello, atrévete a realizar un bolso de tela, puedes personalizarlo como quieras, con colores o solo con una misma tela. Puede que sea una de las manualidades más sencillas; eso sí, si utilizas una máquina de coser.

Forra tu antiguo puf

Si tienes un puf antiguo que se está desgastando no lo tires o le pongas un parche: aprovecha tus retazos antiguos y forra por partes tu puf. Así le darás una segunda vida.

Delantal o mandil 

Si estás cansada de mancharte mientras cocinas y no quieres exponer tu ropa, utiliza prendas antiguas para que esto no vuelva a ocurrir.

  • Utiliza toda la tela que consideres necesario. De hecho puedes utilizar una camiseta larga o un vestido como base para el delantal.

Rebusca en tu armario y localiza esos retazos que puedas utilizar de tus prendas viejas. Estas son algunas ideas que puedes llevar a cabo, sin embargo, no hay límites en tu imaginación. Como decíamos, se podrá convertir en tu nuevo pasatiempo y, además, es una buena forma de utilizar el reciclaje para regalar detalles a tus amigos y familiares.