Ideas fáciles para decorar la mesa del comedor

La mesa del comedor es uno de los muebles más importantes de nuestra casa. Presta atención a estas maravillosas ideas que te ofrecemos para hacer que luzca más y de una manera sencilla y original.

Prácticamente en todas las casas encontramos una mesa del comedor. En todo salón y junto con el sofá, es una de las piezas más importantes del hogar.

Es uno de los elementos más decorativos; sin embargo, si no sabemos sacarle partido o si siempre la utilizamos para dejar nuestras cosas encima, nunca se lucirá lo suficiente, lo que hará que nuestro salón pierda en apariencia.

Queremos hablarte de los centros de mesa y de todas las opciones que tienes para decorar y mantener tu mesa del comedor vistosa y llamativa. Con pequeños gestos podrás darle un toque personal y a la vez darle vida a tu comedor y color a tu salón.

Las mejores ideas para tener una mesa del comedor preciosa

Lo primero, y antes que nada, tendremos que valorar cuáles son los puntos fuertes de nuestra mesa.

Es de sobra sabido que no solo sirve para que comamos sobre ella, sino que también es el punto de unión de las comidas familiares y las reuniones de amigos; en definitiva, es el sitio donde nos encontramos para pasar momentos especiales en casa.

Sin importar cuánto y cómo la utilices, lo fundamental es que queremos  enseñarte cómo puedes decorarla a tu gusto con algunas ideas sencillas, económicas y originales.

Existen diversas formas de decorar la mesa del salón.

Ideas prácticas para decorar la mesa

Para empezar, puedes colocar un frasco de vidrio en el centro. Además, puedes añadir flores en su interior, ya sean plantas vivas o de plástico. En cualquier caso le darán un toque de color y alegría.

Así mismo, puedes poner frascos de gran tamaño. También puedes conseguir un frasco de vidrio y convertirlo en un terrario. Estos se suelen hacer con plantas de interior que no necesitan muchos cuidados.

Recuerda que puedes crear tu propia combinación de macetas y plantar diferentes tipos de hierbas o flores para que aporten diferentes matices.

De igual modo que con el frasco de vidrio, puedes decorar directamente tu mesa del comedor con un jarrón, o bien puedes realizar un centro de mesa frutal. Para ello solo necesitas un bol grande y añadir frutas frescas o de plástico. Esto le dará un toque natural y acogedor.

Así mismo, también puedes colocar una bandeja baja y unas cuantas velas, piedras o bolas de adornos encima. Lo importante es buscar siempre la estética y la armonía de los objetos.

Si tu mesa es grande, puedes optar por una bandeja alargada y colocar jarrones en ella para cubrir y rellenar más el espacio.

Además, si las dimensiones lo permiten, puedes crear un conjunto de tarros, recipientes de vidrio o jarrones que contengan en su interior piedras, arena o flores. Lo ideal es buscar diferentes texturas para conseguir un acabado original.

Y, por supuesto, recuerda jugar con la simetría: es una de las mejores formas para buscar el lado más moderno a nuestro comedor.

La mesa del comedor debe estar siempre bien presentada.

Otra idea es que busques peceras y las rellenes con arena o ramas de árbol para hacer tu propio terrario. En cualquier caso, las peceras son bonitas de por sí, así que puedes sacarles partido tintado el agua e introduciendo ciertos motivos decorativos en el fondo.

Si vives cerca del campo, no dudes recoger en tu próxima visita ramitas de árbol para decorar tu casa. Puedes pintarlas de color dorado o color plata y colocarlas encima de la mesa del comedor.

Del mismo modo, si te gusta la iluminación indirecta en casa, puedes aprovechar la superficie de tu mesa del comedor para colocar velas de diferentes tamaños y obtener varios puntos de luz.

Por otra parte, puedes darle un toque vintage y retro si encuentras un gran candelabro; esto combinará las velas con una pieza que le dará importancia a la mesa.

Y en caso de que te gusten los animales, puedes colocar en el centro una escultura de algún animal. Por ejemplo un tigre o un elefante hecho de hojalata.

Eso sí, aconsejamos no saturar la mesa con demasiados componentes, ya que en caso de que tengamos que usarla a diario terminaría por cansarnos.

Como has podido observar y leer, no hay normas escritas en cuanto a la decoración de una mesa. Cada uno podemos colocar encima de ella lo que más nos llame la atención y lo que mejor combine con el resto del salón.

¡Espero que te hayamos abierto los ojos y te hayan servidos las ideas que te hemos propuesto! Ahora es tu turno para ponerlas en práctica.