Ideas para hacer un panel organizador para tu trabajo

Virginia Martínez · 1 marzo, 2019
Un panel organizador, el uso de lejas o colgadores puede ayudarnos a organizar nuestro rincón de trabajo. La sensación de orden, a su vez, favorecerá que nos sintamos mejor y rindamos más.

Si eres de las personas que trabajan en casa, ya sabrás lo importante que es mantener el lugar de trabajo organizado. Además, también sabrás lo fundamental que es sentirse a gusto en el espacio reservado para trabajar, ya sea con un panel organizador o con clasificadores para mantener el orden.

No obstante, normalmente son muchas las cosas que necesitamos, y mantener un orden es difícil. Por eso, te proponemos hacer tú mismo un panel organizador para tu lugar de trabajo.

¡Toma nota!

Un panel organizador para tu rincón de trabajo

Organizador de escritorio
Organizar adecuadamente el escritorio te permitirá realizar un trabajo más efectivo e inspirador.

Seguramente estarás harto de encontrar chinchetas, lápices y notas esparcidos por todo el escritorio donde trabajas. Además de antiestético e irritante, puede incluso que te haga rendir menos al tener que buscar constantemente estos utensilios.

Por esta razón, te proponemos ordenarlos en un panel organizador de pared, de forma que, no sólo conseguirás mantener el orden, sino que además la estética del cuarto mejorará. De este modo, tu actitud será más positiva.

Además, por otra parte, podrás observar que es facilísimo y que no te costará ni tiempo ni esfuerzo encontrar los materiales. Asimismo, son sumamente económicos y no es una manualidad complicada.

Te recomendamos leer: 6 consejos rápidos para la decoración de interiores

Materiales y herramientas

Para el panel organizador vas a necesitar:

  • Una lámina de aluminio perforada del color y tamaño que desees.
  • Pequeños cubos de cartón.
  • Un trozo de corcho.
  • Encuadernadores a juego con el color de la lámina de aluminio. No obstante, también puedes optar por otro tipo de gancho.
  • Botes de pintura.
  • Pincel.

Cómo hacerlo

  • En primer lugar, pintar las cajas de cartón. Pueden ser de varios colores o del mismo, como quieras. En cualquier caso, recuerda que para que queden bien debes aplicar al menos dos capas de pintura, puesto que el cartón absorbe bastante.
  • Después, deja que las cajas pintadas se sequen bien.
  • Posteriormente, cuando los cajones se hayan secado, vamos a engancharlos en la lámina de aluminio. Para ello, haz un pequeño orificio en el centro de una de las caras laterales de los cajones.
  • A través del agujero, pasa uno de los encuadernadores, dejando la cabeza en la parte interior del cajón. El objetivo es que el cajón se enganche a la lámina de aluminio mediante el encuadernador. Para ello, pasa el encuadernador enganchado al cajón por los huecos de la lámina y abre el extremo opuesto por detrás para que quede fijado.
  • Puedes añadir diversas cajitas o cajones a la lámina, dependiendo de los compartimentos que desees.
  • Por otra parte, puedes elegir como desees el tamaño de los cajones. Si son más alargados, pueden contener bolígrafos y rotuladores. Si es necesario, aumenta los puntos de sujeción a la lámina.
  • Para enganchar el corcho a la lámina de aluminio, utilizaremos chinchetas. Primero, coloca el corcho sobre la malla de aluminio y, después, por detrás, utiliza chinchetas para pinchar el corcho de forma que la cabeza de la chincheta quede detrás de la lámina.
  • En realidad, puedes añadir cuantos elementos quieras. Para sujetarlos, sencillamente usa los encuadernadores dejando la cabeza por la parte de delante de la lámina y abriéndolos por detrás. Te servirán de base para colgar otras cosas.
  • Finalmente, fija la lámina a la pared.

Otras ideas para organizar tu rincón de trabajo

Organizador de cajones con latas
Encuentra tu forma de organizar el escritorio empleando latas, cajas o cualquier otro material.

Organizar los cajones

Normalmente son pocos los cajones disponibles en un rincón de trabajo. Además, estos suelen acabar siendo un “cajón desastre” donde es imposible encontrar las cosas. Por esta razón, una buena idea es incluir dentro de los cajones cajitas clasificadoras.

Todo estará en orden y a mano.

Te recomendamos leer: Cuál es la influencia de los colores en las personas

Utiliza lejas y baldas

Al igual que los cajones, las lejas y baldas son de vital importancia para evitar el desorden y, sobre todo, vaciar el escritorio.

Por otra parte, no solo las lejas o baldas, pueden también utilizar colgadores de pared con amplios ganchos. Así, en ellos podrás colgar cestitas, cajitas o tazas de forma que tengas prácticamente un panel organizador en el que meter cosas.

Recicla los botes

Son ideales para almacenar cosas en su interior. Además, al reciclarlos, podrás dar a los botes un nuevo aire que conjugue con tu espacio de trabajo.

¿Tienes alguna idea más? ¿Tienes algún panel organizador en tu rincón de trabajo? Nuestro último consejo es que utilices colores agradables que te hagan sentir inspiración y relajación. Sin duda, se trata de algo realmente importante a la hora de rendir más en el trabajo.