Ideas para reutilizar corchos de botella

Gracias a su versatilidad y maleabildad, en lugar de desechar los corchos de las botellas podemos darles un uso alternativo y fabricar diferentes productos para el hogar

Nos encantan las ideas de reciclaje para el hogar. Trucos que nos permiten obtener divertidos objetos para la casa cuidando además del medio ambiente. Los corchos de botella son algo muy habitual que siempre acabamos tirando a la basura, pero ¿sabías que con ellos podemos hacer una gran cantidad de cosas originales? Seguro que a los niños les encantará ayudarte, ¡Te lo explicamos!

Ideas originales con corchos de botella

El corcho es un material poroso e impermeable que se extrae de la corteza de la encina corchera o del alcornoque. Cada año extraen de sus árboles increíbles placas de corcho con las cuales, más tarde se elaboran infinidad de productos, siendo los más comunes esos tapones de botella para nuestros vinos que todos compramos de modo más o menos habitual.

Normalmente este material se puede reutilizar, pero no en todas las ciudades existen empresas de reciclaje que se encarguen de ello, y por eso cada año acaban perdiéndose infinidad de kilos de corcho que podían ser reutilizados en otras industrias, incluso en la construcción. Así pues, una idea divertida y original que podemos empezar a hacer, es elaborar nosotras mismas objetos cotidianos con este material tan polivalente. Y lo primero será sin duda… ¡Empezar a coleccionar tapones de corcho! Deberemos tener al menos unos cuántos para poder hacer algunas cositas, así que puedes pedir a amigos y familiares que te los vayan guardando también. Toma nota pues de algunas ideas que, sin lugar a dudas, deberías compartir también con los más pequeños:

1. Alfombra para el baño

corcho-alfombra-

¿Has visto qué gran idea? Gracias a los taponcitos de corcho no nos resbalaremos, el agua se aspira de forma sencilla y muy efectivamente. Para hacerlo deberemos buscar primero una alfombra antideslizante, con la cual permitir que se quede fija en el suelo sin provocar accidentes. Luego, lo que haremos es dividir por la mitad los tapones de corcho, es decir, ir cortándolos con la ayuda de un cuchillo. Deberás calcular tú misma los que necesitas de acuerdo a lo grande que sea tu alfombrilla, ahí donde adherirlos después con la ayuda de una pistola de cola caliente. Procura que queden bien pegados e igualados, que al poner los pies no notes por ejemplo diferencias de altura. Una vez pegados los tapones, deja que vayan tomando consistencia al menos a lo largo de un día, y empieza si quieres a utilizarla a las 24 horas. ¿Ves qué fácil?

2. El corcho y las plantas

corcho ideas

Puede que ya conozcas las utilidades del corcho para cultivar algunas plantas. Las orquídeas, por ejemplo, y algunos tipos de cactus agradecen mucho este tipo de material, pero además podemos idear pequeñas macetas vaciando un tapón de corcho con un cúter, justo un pequeño agujerito en el centro donde podamos introducir el esqueje de nuestra planta. Recuerda que deben ser plantas que puedan almacenar de por sí bastante agua en sus propias raíces. Se trata como ves de algo realmente curioso y bonito a la vez. Vale la pena intentarlo.

3. Alfombritas para la cocina

reciclado-corchos

Bonito, práctico y curioso. Lo bueno del corcho es que sabes que todo objeto que pongas sobre él va a absorber el agua y no se va a resbalar. Es realmente acertado y original. Para hacer estas bandejas necesitamos sobre todo un soporte sobre el cual, empezar a colocar nuestros tapones de corcho. En este caso no hace falta que los partas por la mitad, lo único que necesitamos es que queden bien juntos unos con otros hasta definir una superficie igualada, sobre todo igualada.

Para pegarlos lo mejor es una pistola de cola, quedarán fijos y no se soltarán.

4. Casitas para los pájaros

corcho

Una preciosidad de idea que, si tienes tiempo, vale la pena probar. Si tienes algún espacio en casa donde colocar una casita para pájaros seguro que te gustará ver cómo se acercan en busca de comida. A los niños les encantará ayudarte, pero eso sí, se trata de una tarea de artesanía un poco compleja.

Lo esencial es disponer primero de una estructura, si tienes por ejemplo una caja de madera pequeña sería perfecto. Haremos un agujero para que puedan entrar los pájaros y, después, vamos ya recubriendo las paredes con los tapones de corcho. Esta vez si que merece la pena partir por la mitad los tapones, de ese modo es más fácil que se adhieran al tener una superficie más o menos lisa. Vamos forrando con ayuda de la cola o el pegamento. El tejado de la casa de pájaros ya es una tarea más compleja, necesitaríamos unos tapones más amplios, cortarlos de un modo más finito para ir obteniendo láminas y montarlas como en la fotografía. Si dispones de tiempo y te apetece, puede ser un objeto realmente bonito. ¿Te animas?

Agradecimientos imágenes a “eco-ideas”.

Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar