Descubre las mejores 6 ideas para reutilizar objetos del hogar

Pon manos a la obra y crea accesorios para el hogar reutilizando cosas que ya no te sirven. Los pasos son sencillos y prácticamente no gastarás nada de dinero. ¡Inténtalo!

La gran mayoría de los objetos que tienes en casa pueden tener otro uso. Si, esto aplica incluso para aquellos que ni siquiera sabes que están ahí. Por lo tanto, no sería mala idea aprovechar una tarde libre para descubrir qué tienes guardado por ahí y buscar la forma de reutilizar objetos del hogar.

Todos los días nos vemos bombardeados por publicidades que nos invitan a comprar todo tipo de accesorios y objetos para el hogar. Sin embargo, muchas veces caemos en ellas en vano, ya que bien podríamos arreglarnos con lo que tenemos a disposición en casa.

Reutilizar objetos del hogar es una tendencia que gana cada vez más impulso por varios motivos. Primero, porque es económico y divertido; para muchos, hacer manualidades es una forma de liberar tensiones.

Por otra parte, también es una forma de colaborar con el medio ambiente. Al fin y al cabo, es una manera más de reciclar.

Tercero, hay que admitir que nos da algo de orgullo decir que podemos resistir a los embates del consumismo. Después de reutilizar algo, te sentirás ingenioso y práctico, casi un o una MacGyver.

¿Cómo reutilizar objetos del hogar?

Por más atractiva que parezca la idea, seguro que te estarás preguntando qué cosas de la casa son útiles para estos fines. A continuación, te presentamos una lista de objetos a los que puedes encontrarles nuevos usos.

1.- Botellas de vidrio

botella azul susanvg

Las botellas de vidrio, como las de vino, son muy útiles para reconvertirlas en lámparas. Necesitarás los siguientes materiales:

  • Botellas de vidrio
  • Cable
  • Acetona
  • Hilo
  • Sockets para lamparillas
  • Desarmador
  • Tijera
  • Lija

Los pasos que deberás seguir son los siguientes:

  • Primero, quita la etiqueta de la botella y déjala bien limpia. Luego, para cortar la botella, comienza atando el hilo y dándole varias vueltas a la altura que la quieras cortar. Haz otro nudo, retira el hilo y sumérgelo en acetona.
  • Para el siguiente paso, procura usar algún tipo de protección para los ojos. Por lo menos que sean lentes de sol, no importa.
  • Con el hilo nuevamente en la botella, procede a prenderle fuegoUna vez que lo hagas, gira la botella unas 15 veces tomándola desde el otro extremo.
  • Después, sumérgela rápidamente en un balde con agua con hielo; inmediatamente se hará el corte en la botella.
  • La siguiente consigna es quitarle todo el filo al borde con la lija. Tómate tu tiempo y asegúrate de que ya no sea peligroso.
  • Seguidamente, toma el cable y pélalo en la punta. Desarma el socket y pasa por el cable primero el cabezal. Después, conecta los cables a los conectores del socket. Finalmente, enrosca la otra parte.
  • Como último paso, introduce el cable en la botella por el lado sin el socket. Pon la lamparilla, conecta al tomacorriente, ¡y listo!

Ver también: Motivos contundentes para no reutilizar las botellas de plástico

2.- Vaqueros rotos

No solamente puedes recortarlos para tener unos bellos shorts de jean —que de por sí es una gran idea. Si tienes varios pares de vaqueros que no usas, recorta sus bolsillos traseros. Luego, cóselos entre ellos y cuélgalos para utilizarlos como organizadores en cualquier espacio de la casa.

3.- Neumáticos viejos

Si tienes unos neumáticos gastados o pinchados, no los deseches. Puedes hacer unos bicicleteros muy prácticos con ellos.

Tan solo necesitarás cortar el neumático por el medio para obtener un semicírculo. Haz esto con todos los que tengas. Luego, asegúralos al suelo de tu patio o en la entrada de tu negocio y listo; tendrás un recurso fantástico para tus amigos, los de tus hijos o tus clientes.

4.- Sillas plegables

En muchas casas todavía quedan sillas de madera, de las típicas de jardín que se pueden plegar. Con ellas, puedes hacer unas perchas fantásticas. ¿De qué manera?

Sujeta las sillas a la pared de tu habitación. Por supuesto, vendría muy bien que las pintes y las pongas en condiciones antes. Una vez afirmadas, ábrelas y utiliza el asiento como estante y los soportes de las patas para colgar perchas. ¡Te puedes ahorrar mucho espacio!

Te recomendamos leer: Aprende a hacer sillas y mesas con neumáticos

5.- Libros viejos

Libros que más se resiste a ser leídos.

Los libros son una excelente forma de reutilizar objetos del hogar. Sirven para hacer macetas prácticas y muy sofisticadas. Necesitarás:

  • 1 libro
  • Lapiz o marcador
  • Bisturí o cuter
  • Piedras
  • Plantas
  • Contac
  • Regla
  • Pegamento
  • Pincel

Deberás proceder de la siguiente manera:

  • En primer lugar, marca un recuadro del tamaño de la maceta. Luego, recorta con cuidado. No podrás cortar todo de un solo intento; ve tomando de a algunas pocas páginas.
  • Si lo deseas, forra las páginas superiores con el contac. Después, pega las hojas que conformarán la maceta tomando de a dos o tres.
  • Coloca pegamento en lo que será el fondo de la maceta, recubre con una bolsa de plástico y rellena con las piedras.
  • Finalmente, pon las plantas que quieras. Por supuesto, no podrán ser de gran tamaño; los cactus pequeños y ese estilo de plantas quedan muy bien aquí. El último paso es limpiar las plantas y la parte superior del libro con el pincel.

Con estas maravillosas y sencillas ideas para reutilizar objetos del hogar, le darás un estilo muy personal a tus ambientes. Te llevarán muy poco tiempo, ¡y hasta pueden ser excelentes regalos para tus seres queridos!