La importancia de una buena alimentación para un estilo de vida saludable

Para tener un estilo de vida saludable es fundamental garantizar una buena alimentación. Aunque muchos lo pasan por alto, la nutrición y la salud van de la mano

Muchas personas aún pasan por alto la importancia de una buena alimentación para el bienestar físico y mental. Aunque hay otros factores que intervienen en esto, comer sano y balanceado es una de las claves principales.

La nutrición que se obtiene a través de los alimentos pone en marcha todas las funciones del cuerpo. Por esto, a la hora de buscar un estilo de vida saludable, es esencial revisar qué tal se encuentran los hábitos alimentarios.

Y es que, si bien la dieta puede variar de acuerdo a las necesidades de cada persona, hay algunas generalidades que se pueden tener en cuenta para que sea lo más beneficiosa posible.

¿Qué tan saludable estás comiendo? ¿Aún desconoces la importancia de una buena alimentación? Considerando que el tema produce ciertas dudas, hoy queremos compartir sus aspectos más relevantes y varios de sus efectos positivos en el cuerpo.

¿En qué consiste una buena alimentación?

plato de comida para nuestras cenas

La nutrición y la salud van de la mano. Es por esto que, desde siempre, la dieta ha sido la vía principal para llevar un estilo de vida saludable, alejado de algunas dolencias y enfermedades.

Contrario a lo que muchos creen, una buena alimentación no es la que restringe una gran cantidad de alimentos. Si bien es necesario moderar la ingesta total de calorías, comer bien implica incluir todos los grupos de nutrientes, en su justa medida.

Por ello, los planes de alimentación hipocalóricos ya no son una opción. Aunque por mucho tiempo se utilizaron para combatir el sobrepeso en poco tiempo, hoy están descartados por los efectos secundarios que acarrean.

En lugar de esto se proponen dietas balanceadas y completas, con alimentos variados que brindan los nutrientes adecuados para cada organismo. Además, al momento de diseñar cada plan, se tienen en cuenta factores como:

  • Edad y sexo.
  • Peso actual.
  • Ritmo del metabolismo.
  • Posibles enfermedades.

Esto, en conjunto con otros buenos hábitos como el ejercicio físico, mejora de forma notoria la figura, aumenta el nivel de energía y disminuye el riesgo de desarrollar una amplia variedad de síntomas y patologías que pueden afectar la calidad de vida.

Ver también: Los 10 alimentos que no debes comer antes de acostarte

¿Cuál es la importancia de una buena alimentación?

comer-saludable

Con la intención de llevar un estilo de vida saludable es fundamental mejorar al 100% los hábitos alimentarios. Reconociendo que las comidas inciden en muchos aspectos del organismo y la salud, resulta esencial asegurar una adecuada nutrición.

La importancia de una buena alimentación va más allá de lograr un peso estable. Si bien muchos se interesan en comer bien para bajar esos “kilos de más”, una dieta sana brinda otros beneficios relevantes que vale la pena tener en cuenta.

Beneficios de una alimentación sana y equilibrada

  • Consumir platos variados y controlados en calorías agiliza el trabajo del metabolismo y ayuda a perder peso con más facilidad.
  • Los alimentos son una fuente de “combustible” para el cuerpo, lo que permite tener un óptimo rendimiento físico y mental.
  • Por garantizar una absorción adecuada de vitaminas, minerales y aminoácidos, comer bien protege la salud inmunitaria y cardiovascular.
  • Al diseñar platos ligeros y variados, la carga digestiva disminuye y, por ende, se evitan trastornos como el estreñimiento.
  • Una adecuada nutrición favorece la habilidad de concentración y minimiza el impacto negativo de los radicales libres sobre el cerebro.
  • Nutrientes como el calcio, la vitamina D y magnesio ayudan a conservar los huesos, músculos y articulaciones en buen estado.
  • En general, una buena dieta contribuye al buen funcionamiento de los órganos vitales, lo que reduce la tendencia a desarrollar enfermedades crónicas.

Lee también: Alimentación balanceada: la clave de un cuerpo saludable

Recomendaciones para mantener una buena alimentación

Mujer en la cocina con verduras.

Para disfrutar los beneficios de una buena alimentación es esencial respetar una regla principal: evitar todo tipo de excesos. No se trata de comer muy poco, ni tampoco de exagerar las porciones.

Es un error relacionar la dieta con un plan diseñado para pocos días. Si se quieren mantener sus efectos, el comer sano se debe volver un hábito permanente. Repasemos algunas claves:

  • Diseñar platos variados, que incluyan tanto micronutrientes como macronutrientes.
  • Desayunar completo y balanceado todos los días. Nada de remplazar esta comida por un simple café con galletas.
  • Controlar el tamaño de las porciones y hacer alrededor de cinco o seis comidas al día.
  • Comer despacio y masticar bien los alimentos.
  • Incrementar el consumo de agua y líquidos saludables.
  • No suprimir las fuentes de grasas; en lugar de esto, elegir grasas saludables como el aceite de oliva, aguacate o frutos secos.
  • Consumir proteínas de alto valor biológico y alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.
  • Evitar al máximo la comida chatarra y toda variedad de alimento procesado o enlatado.
  • Limitar el consumo de sodio y azúcares.

Ahora que te ha quedado clara la importancia de una buena alimentación, procura seguir todas las recomendaciones para mejorarla. Ten siempre presente que la nutrición es clave para vivir plenamente.