Importancia de ir dónde el especialista para empezar con una dieta

Daniela Echeverri Castro·
15 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
20 Mayo, 2019
Antes de empezar con una dieta es primordial visitar al nutricionista para evaluar el estado de salud y los hábitos de vida. Tener en cuenta estos aspectos permite elegir una alimentación balanceada y segura.
 

La mayoría de las personas deciden empezar una dieta sin antes consultar al especialista, gracias a la facilidad que hay para acceder a recomendaciones. Es cierto que muchos consejos generales pueden ser útiles, sin embargo, es de gran importancia evaluar cada caso, pues la edad, peso y estado de salud de la persona deben ser considerados.

Ignorar estos aspectos puede causar efectos contraproducentes al modificar la alimentación. De hecho, la razón por la que muchos fracasan al querer mejorar su alimentación es porque no tienen en cuenta la forma en cómo funciona el organismo.

¿Estás a punto de empezar con una dieta? Si no has considerado visitar al médico antes de hacerlo, descubre varios motivos por los que es necesario.

¿Por qué es importante una consulta médica antes de empezar con una dieta?

Visitar a nutricionista periódicamente para diseñar una alimentación apropiada es siempre aconsejable. Este especialista puede evaluar cómo debe de ser la dieta en función de los requerimientos de cada cuerpo.

Como explica la Academia de Nutricionistas y Dietólogos, cualquiera puede creerse un nutricionista, pero solo un profesional de la nutrición certificado ha completado múltiples etapas de educación y pasa rigurosos exámenes.

Debes leer: ¿Cómo influye la alimentación en la esperanza de vida?

El organismo se puede alterar

Mujer cansada debido a una dieta poco saludable.
 

Todo cambio en la alimentación puede alterar el organismo, especialmente cuando la dieta es baja en calorías. Como resultado surgen algunos síntomas y problemas de salud que reducen la calidad de vida:

  • Fatiga muscular.
  • Somnolencia y cansancio.
  • Hipotensión arterial.
  • Hipoglucemia.
  • Constipación y diarrea.
  • Distención abdominal.
  • Mareos.
  • Efecto rebote.
  • Enfermedades crónicas.

Pueden existir deficiencias nutricionales

Deficiencia nutricional.

Las dietas “milagro” que tanto se comparten entre las personas  casi siempre producen deficiencias nutricionales y efectos secundarios que exponen la salud. Los nutricionistas no recomiendan estos planes porque no dan buenos resultados a mediano y largo plazo. Desde su punto de vista profesional, ellos te podrán recomendar una dieta balanceada para lograr efectos permanentes y seguros.

Ten en cuenta que plantear una dieta que no cubra las necesidades nutricionales puede condicionar el desarrollo de patologías a medio y a largo plazo que empeoren el estado de salud del organismo. De este modo se promocionan las enfermedades de carácter crónico.

Algunas dietas causan trastornos de alimentación

 

Los médicos y especialistas en nutrición siempre verifican que las dietas de sus pacientes sean equilibradas y completas. Cuando una persona sigue un régimen extremo corre el riesgo de caer en trastornos de alimentación como la anorexia y bulimia. Por lo tanto, para detectar a tiempo cualquier irregularidad, es fundamental contar con esa supervisión profesional.

Cabe recordar que la incidencia y la prevalencia de esta clase de trastornos ha aumentado de manera dramática en los últimos años, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Current Problems in Pediatric and Adolescent Health Care. La presión social puede ser un detonante para la aparición de estas patologías, pero el planteamiento de una dieta inadecuada también.

Se pueden producir interacciones indeseadas

Empezar con una dieta sin consultar al médico incrementa el riesgo de sufrir problemas por las interacciones indeseadas de algunos suplementos o medicamentos con los alimentos.

Si existen tratamientos farmacológicos de por medio, el médico es el único que puede determinar cuáles son los alimentos seguros para que no haya este efecto secundario.

Es importante conocer los efectos de los fármacos más habituales y las posibles interacciones con alimentos. Por ejemplo, el zumo de pomelo ha demostrado interactuar de manera negativa con muchos productos de farmacia, por lo que su ingesta ha de restringirse bajo tratamientos médicos varios.

Al mismo tiempo hay que saber que existen nutrientes que interaccionan entre sí. A veces positivamente como el hierro y la vitamina C. Otras de manera negativa, como el mismo mineral y los fitatos o los oxalatos.

 

Leer también: Interacciones entre fármacos y alimentos

El especialista brinda educación nutricional

Educación nutricional.

El nutricionista, a partir de sus conocimientos, está en capacidad de brindar educación nutricional para evitar caer en rutinas de alimentación erradas. Al visitarlo antes de empezar con una dieta, él puede explicar en detalle por qué es o no conveniente realizarla. Además, se encargan de demostrar que una dieta saludable no es sinónimo de pasar hambre o comer solo vegetales.

Algunos protocolos como el ayuno intermitente han demostrado ser eficaces para promocionar la pérdida de peso sin incidir en los niveles de estrés o de apetito.

Además, el nutricionista puede ser un gran soporte emocional para llevar una dieta pues, en primer lugar, nos da la confianza de saber que estamos tomando los pasos correctos, bajo un consejo profesional.

Por otra parte, el nutricionista puede informar con propiedad de los avances y los logros de una dieta, lo cual es un gran estímulo para continuar.

Cuenta con un nutricionista para iniciar una dieta

¿Estás siguiendo una dieta sin contar con la supervisión de un profesional? ¡Cuidado! Por muy segura que parezca, puede causarte consecuencias indeseadas si no es adecuada para tu caso.

 
  • Santos HO., Macedo RC., Impact of intermittent fasting on the lipid profile: assessment associated with diet and weight loss. Clin Nutr ESPEN, 2018. 24: 14-21.
  • Castillo M., Weiselberg E., Bulimia nervosa/purging disorder. Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care, 2017. 47 (4): 85-94.