Por qué son importantes los antioxidantes

A continuación te comentamos todo lo que necesitas saber acerca de estas moléculas tan populares en el cuidado de la salud y que, a menudo, obtenemos a través de diversos alimentos.

Los antioxidantes cumplen una función preservativa en el organismo. Aunque hay que tener en cuenta que en sí mismos, los alimentos o nutrientes no son propiamente antioxidantes. De hecho, se trata de las moléculas que conforman a éstos.

Es por esto que es importante conocer para qué sirven y cuáles son sus aportes e implicaciones para la salud del organismo. Existe una ley inexorable de todos los organismo vivos: naces, creces y luego mueres.

También es para la preservación orgánica y biológica de las funciones del organismo. A medida que pasan los años, las capacidad del cuerpo va cediendo y perdiendo la eficacia con respecto al daño celular y el envejecimiento.

De manera que si bien es inevitable envejecer (al menos por ahora), no es menos cierto que retardar el envejecimiento es absolutamente posible con una alimentación alta en nutrientes y que contengan compuestos altos en antioxidantes.

La importancia de los antioxidantes

¿De qué están compuestos los antioxidantes?Conoce los compuestos de los antioxidantes

Los antioxidantes están compuestos principalmente de células que están en los alimentos y que, al interactuar con otros elementos químicos, previenen y combaten los agentes que deterioran el daño natural ocasionado por el envejecimiento celular.

En otras palabras, los antioxidantes son moléculas que ayudan a prevenir la oxidación de otras al inhibir las reacciones de oxidación. La leche materna cuenta, entre sus múltiples propiedades, con antioxidantes en su constitución.

Aunque hay que destacar que no todos los alimentos presentes en una dieta contienen células antioxidantes. Debido a esto es donde proviene la importancia de la nutrición adecuada y balanceada.

Te recomendamos leer: 5 bebidas con frutos del bosque para llenarte de antioxidantes

Alimentos ricos en antioxidantes

Para poder ver y sentir lo efectos que tienen en el organismo los antioxidantes, lo único que debes hacer es consumir alimentos de varios tipos para poder obtenerlos de forma natural y completa.

Se trata de algo muy simple y económico poder cumplir con este sistema dietético y nutricional. Las frutas y los vegetales tienen altos niveles de estos elementos concentrados en su composición celular. Lo que los hacen idóneos para este propósito.

Antioxidantes comunes en estos alimentos:

Frutas y vegetales que contienen antioxidantes:

Frutas y vegetales que contienen antioxidantes

Las naranjas están repletas de antioxidantes, además de la conocida vitamina C. Es más, casi todos los cítricos cuentan con este beneficio, salvo el maracuyá. Fresas, mandarinas, limones, piñas, pomelo.

Con respecto a los vegetales, se aplica el mismo principio. Es recomendado el consumo reiterado de coliflor, espinacas, pimientos, lechugas, acelgas, soja, entre muchísimos más que fácilmente podrás combinar en tu dieta diaria.

Los antioxidantes previenen enfermedades

¿Gripes, resfriados, fiebres? Estas son afecciones que suelen atacar con frecuencia al organismo y de las que, al menos, a lo largo de un año te mantienen en cama con reposo. Cambiar lo que comes con alimentos ricos en antioxidantes es la clave.

Otras enfermedades que se pueden prevenir con la inclusión recurrente de antioxidantes son las enfermedades cardíacas y las del sistema circulatorio. Condiciones que a lo largo del mundo reportan gran incidencia y que debes anticipar cambiando tu alimentación.

Mantenerse joven es algo de actitud pero, en el aspecto biológico, son los antioxidantes los que marcan la diferencia. Estos refuerzan la capacidad que tiene tu cuerpo para fortalecer las células y conservarlas jóvenes y fuertes.

Combate a los radicales libresLos antioxidantes contrarrestan los efectos de los radicales libres

Los radicales libres son emisiones cargadas de radiación leve, que al mismo tiempo penetran la capa celular y aceleran el envejecimiento. Los compuestos antioxidantes contrarrestan la influencia de la exposición a los radicales libres y los combaten, previniendo el daño.

Otra forma de enfrentarse a la oxidación celular es la práctica regular de ejercicio físico moderado; así como generar hábitos saludables y evitar el tabaco y las sustancias nocivas que contribuyan a la formación de radicales libres.

Ver también: Alimentos para después de hacer ejercicio físico

No basta solo con la alimentación

Ya has conocido todos las implicaciones que ganarías al consumir alimentos que sean ricos en antioxidantes para relentizar el envejecimiento.

Por supuesto, ninguna medida hará verdaderamente efecto si no eres consecuente con tus hábitos. Asimismo, el sedentarismo es uno de los enemigos más preocupantes que hay que considerar para la salud. Por lo que se recomienda ejercitarse, por lo menos, 30 minutos al día.

Está directamente relacionado con ser el precursor de múltiples cuadros de enfermedad leves o crónicas, de manera que hacer ejercicios y llevar una vida sana va de la mano con una alimentación óptima con niveles altos de antioxidantes.