¡Increíble! Parche proteico capaz de crear nuevo tejido muscular tras un infarto

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 28 septiembre, 2015
Gracias a las propiedades del parche proteico, que está hecho con un tipo de molécula presente en la membrana epitelial, es posible volver a generar nuevo tejido funcional después de un infarto

Esta es una de esas noticias esperanzadoras que nos gusta compartir contigo. Científicos de la Universidad de Stanford y Columbia (Estados Unidos) han diseñado un parche proteico capaz de reparar el corazón tras un infarto.

La investigación y los resultados se han publicado en la prestigiosa revista Nature. Las conclusiones son todo un hálito de esperanza para muchos pacientes que acaban de sufrir un infarto de miocardio. Para estas personas, suele ser muy difícil volver a recuperar las células cardíacas dañadas.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de este parche proteico. Esperemos que en breve empiece a ser algo habitual en este tipo de dolencias cardíacas.

El parche proteico, una esperanza para millones de personas

¿Sabes cuántas personas fallecen al año por problemas cardíacos? Los ataques al corazón, por ejemplo, afectan a cerca de 865 000 personas en Estados Unidos cada año, provocando más de 179 000 muertes.

Las dolencias asociadas al corazón afectan a millones de personas en todo el mundo y suelen ser de los primeros problemas de salud. Tener hipertensión o colesterol elevado es algo muy normal a día de hoy.

Puede que este tipo de problemas sea “normales” o habituales en nuestra familia. Sin embargo, esto no significa que no debamos hacer nada por combatirlos.

Los problemas cardíacos son una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Por eso, el mejor tratamiento es la prevención. Deberíamos cuidarnos para evitar el desarrollo de enfermedades que nos puedan llevar a sufrir un infarto. Para ello deberíamos hacer cambios en nuestros hábitos: comer equilibrado y hacer ejercicio regularmente.

Además, existe otro dato que debemos tener muy en cuenta: el coste sanitario. El Director del Programa de Investigación en Procesos Inflamatorios y Cardiovasculares del IMIM-Parc de Salut de Barcelona (España) nos indica que cada año se hace una inversión de millones de euros para tratar los infartos de miocardio.

No se trata solo de salvar vidas. También se busca favorecer la calidad de vida de las personas tras ese infarto y procurar su adecuada recuperación.

Por eso, el descubrimiento llevado a cabo por las universidades de Stanford y de Columbia es, sin duda, algo esperanzador.

corazón

¿Es posible regenerar el corazón tras un infarto?

Como ya sabes, uno de los órganos de nuestro cuerpo capaz de regenerarse es el hígado. Ahora bien, ¿y el corazón? ¿Dispone también de la capacidad de crear nuevas células y, por tanto, de nuevos tejidos?

  • Lo cierto es que la capacidad regenerativa del corazón es limitada. La mayoría de nuestros cardiomiocitos siguen siendo los mismos desde que nacemos, mientras que el resto puede regenerarse.
  • Tras sufrir un infarto la capacidad de regeneración del tejido del corazón es muy pequeña.
  • Lo que ocurre tras un infarto es que parte del músculo está muerto. Por lo tanto, nuestro órgano deja de ser “tan elástico”. De esta forma y dependiendo de la cantidad de músculo afectada, le resulta más difícil bombear la sangre.
  • El objetivo de los científicos era pues crear nuevas células madre capaces de renovar el tejido afectado tras un infarto.

¿Quieres leer más? Consejos para reducir la hipertensión

¿Qué es lo que hará el parche proteico?

Tal y como habrás deducido ya, la finalidad de parche será generar nuevas células cardíacas. Y para ello se ha estudiado en concreto un tipo de proteína, la FSTL1.

  • Esta molécula biológica se halla en la membrana epitelial que rodea al corazón de los vertebrados. En el momento en que sufrimos un infarto, deja de funcionar.
  • Esta molécula es, además, esencial para favorecer el desarrollo del corazón desde que venimos al mundo.
  • La idea de este proyecto y esta investigación es volver a “activar” la proteina FSTL1 para que genere nuevo tejido funcional tras un infarto.

Según la doctora Gordana Vunjak-Novakovic, directora del proyecto, a día de hoy los experimentos realizados en ratones y cerdos han demostrado que el parche creado con esta proteína en concreto logra crear tejido nuevo.

Se hizo, además, de dos formas. La primera consistía en el uso de una lámina de colágeno en el propio corazón.

En cuanto a la segunda, se aplicó este parche con la proteína purificada a partir de un sistema bacteriano de expresión.

agua

¿Y cuáles fueron los resultados?

  • El corazón infartado de los animales se regeneró cuatro semanas después. Además, volvió a tener elasticidad y fuerza.
  • El trabajo, según explican los propios autores, es esperanzador. En vista de los resultados, podemos decir que el corazón podría recuperarse de un modo funcional tras un infarto gracias a ese parche proteico.
  • El mayo riesgo al que debe enfrentarse un paciente que ha sufrido un infarto es a que en su corazón aparezca esa cicatriz que lo vuelve menos funcional y menos elástico.
  • El parche con la proteína FSTL1 actúa como un elemento regenerativo  y natural. Así, trata el epicardio para sanarlo y favorecer su actividad.

Descubre: ¿Cómo cuidar de tu corazón si eres mujer?

Los datos como ves son muy positivos. Ahora bien, hemos de concretar que, tal y como has leído, de momento, los estudios solo se han hecho a nivel de laboratorio y con animales.

No obstante, el paso a los seres humanos no tardará en llegar.

Esperemos que en ese momento la esperanza sea aún más positiva. Así, podrá dar por fin motivos de felicidad para todos aquellos “corazones infartados” que ansían volver a latir de nuevo con la misma fuerza.