Increíbles beneficios del jugo de cúrcuma

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias el jugo de cúrcuma puede ser muy efectivo a la hora de combatir enfermedades como la artritis e incluso para ralentizar el avance del alzhéimer

La cúrcuma es un ingrediente fundamental en la cultura india y otras cocinas diferentes de otros países asiáticos.

Además de su uso en la cocina, la cúrcuma también tiene un papel importante en la medicina natural alternativa.

Se dice que el jugo de cúrcuma puede aportarnos más de 300 antioxidantes, además de muchos otros nutrientes.

Jugo de cúrcuma para una vida saludable

bebida con cúrcuma

A partir de las raíces de la planta de la cúrcuma podemos conseguir una eficaz bebida medicinal. Estas raíces tienen un sabor entre amargo y ligeramente picante, similar al jengibre crudo.

Aunque podemos utilizarla seca, el mejor jugo de cúrcuma lo obtendremos a partir de las raíces de la planta fresca.

Antes de utilizarlas para cocinar el jugo, hay que proceder a lavar bien los trozos de raíz. A continuación debe pelarse dicha raíz.

Ver también: Limonada de cúrcuma para prevenir el cáncer

Beneficios del jugo de cúrcuma para diferentes dolencias

  • Aquellos pacientes que tengan cálculos biliares deben evitar el consumo de cúrcuma, entre otras cosas por sus efectos anticoagulantes.
  • Para aminorar los dolores producidos por la artritis, la cúrcuma tiene un compuesto denominado curcumina. Esta sustancia tiene buenas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Estos principios activos de la cúrcuma ofrecen mejores beneficios que los medicamentos antiinflamatorios.
  • Además de los dolores producidos por la artritis, el jugo de cúrcuma es efectivo también contra la inflamación que esta enfermedad ocasiona.
  • También es bueno para otros síntomas relacionados con la artritis reumatoide, la osteoartritis, etc.

Un anticancerígeno natural

El jugo de cúrcuma tiene propiedades también para evitar la proliferación de células cancerígenas.

La curcumina consigue eliminar los radicales libres, lo que minimiza el daño que las membranas celulares pueden recibir.

De esa forma es posible prevenir algunos tipos de cáncer, como el de próstata, el de mama, pulmón, el de hígado, el cáncer de piel, e incluso el de colon.

Contra el alzhéimer

Contra el Alzheimer

También el jugo de cúrcuma es muy beneficioso a la hora de prevenir el alzhéimer.

Como sabemos, esta terrible enfermedad va provocando una pérdida gradual de memoria.

Gracias a las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma se puede bloquear la enzima COX-2, que es la responsable de las inflamaciones neuronales.

Consumir jugo de cúrcuma también nos aportará una mejora en el flujo de oxígeno a nuestro cerebro, que nos ayudará a retrasar la evolución del alzhéimer.

Para diabéticos

El jugo de cúrcuma consigue regular los niveles de azúcar en nuestra sangre, por lo que es un buen remedio para las personas que sufren de diabetes.

Otros beneficios

cúrcuma

La cúrcuma es muy beneficiosa en el tratamiento de la acidez, como protectora ante el exceso de toxinas, la psoriasis, la piel dañada, la depresión, etc.

También es efectiva para luchar contra el envejecimiento y mejora la salud de nuestro hígado.

¿Cómo consumir cúrcuma?

La cúrcuma puede consumirse en polvo o mediante el jugo de cúrcuma.

En cocina podemos añadirla en sopas, tés, licuados, leche, panes, arroz, guisos variados, postres, etc.

Te recomendamos leer: Mejora la digestión con jengibre, cúrcuma y comino

Cómo preparar el jugo de cúrcuma

licuado curcuma artritis

Entre las muchas recetas para elaborar un jugo de cúrcuma que, además de saludable, sea rico, tenemos la siguiente.

Ingredientes

  • 5 pulgadas de raíz de cúrcuma (12 cm)
  • 5 tamarindos pelados
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • El jugo de 2 limones
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Utensilios

  • Colador
  • Una licuadora
  • Un frasco u otro tipo de recipiente con tapadera

Preparación

  • Lo primero sería pelar la cúrcuma. Para ello podemos utilizar guantes, porque es posible que las manos se nos pongan amarillas.
  • También abriremos el tamarindo y eliminaremos sus raíces internas.
  • Llenaremos un recipiente con agua, pondremos la cúrcuma pelada y herviremos hasta que esté cocida.
  • En un poco de agua pondremos los tamarindos pelados e iremos cociendo también hasta que su textura sea parecida a la mermelada.

Iremos viendo como salen sus semillas.

  • Tomaremos la cúrcuma cocida con parte de su agua (retiraremos el resto y lo podemos ir añadiendo) y trituraremos con ayuda de una batidora.
  • A continuación, tamizamos el tamarindo con ayuda de un colador y lo agregamos al triturado de cúrcuma.
  • Exprimiremos los limones y añadiremos el jugo a la mezcla anterior.
  • También añadiremos un poco de miel para endulzar.
  • Lo pondremos todo en un tarro de cristal y lo almacenamos en la nevera un mínimo de tres o cuatro días.
  • Con este jugo podemos enriquecer batidos, añadir un poco a sopas, cremas, etc.

Algunas contraindicaciones

Beber un poco de jugo de cúrcuma con el estómago vacío por las mañanas es beneficioso para todo el mundo.

No obstante, algunas personas pueden presentar malestares estomacales, por sus peculiaridades.

Debemos tomarlo con moderación ya que, en exceso, el jugo de cúrcuma puede provocar úlceras estomacales.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar