Increíbles propiedades del plátano para nuestra salud

A continuación te comentaremos cuáles son sus propiedades, qué nos aporta y las diversas formas de aprovecharlo, a diario. Asimismo, te comentaremos acerca de las cantidades recomendadas y el mejor momento para su consumo. 

El plátano es una fruta muy nutritiva, con un sabor delicioso, que además consigue saciar el apetito. Por ende, viene a ser una de las frutas más populares en el mundo, y es ideal para consumirla a modo de merienda o bien, como ingrediente de alguna receta.

Aporte nutricional

Una unidad de plátano de unos 160 gramos aproximadamente, brinda: 40 gramos de magnesio, 37 de potasio, 29 de fósforo y 23 de folatos. Adicionalmente, aporta fibra, hidratos de carbono y vitaminas A, B. y C.

Se trata de un alimento pobre en proteínas y lípidos pero con un alto valor de potasio, inulina y frutooligosacaridos, nutrientes que benefician la salud gastrointestinal en su mayoría.

¿Cuándo se debe comer?

A pesar de que el plátano es una fruta, sus valores nutricionales hacen que también pertenezca a la categoría de las féculas, junto con otros alimentos como: la patata, el cereal, las harinas y los cacahuetes.

La fécula es un hidrato de carbono que, en pocas palabras, ayuda a realizar una buena digestión y a absorber los nutrientes de los alimentos de la forma adecuada. Este punto es fundamental a la hora de determinar cuál es el mejor momento para comerlo, con qué alimentos deberíamos o no combinarlo, etcétera.

El mejor momento para aprovechar esta fruta es durante el día, ya que aporta una gran cantidad de energía al organismo. Ahora bien, a media mañana o a media tarde, puede ser muy conveniente comerse una unidad. Asimismo, antes o después de una sesión de ejercicios es conveniente comerse un plátano.

Los plátanos nos saciarán fácilmente sin tener que consumir azúcares refinados, grasas u otros alimentos menos saludables. Además, los podemos llevar siempre encima y son fáciles de comer. Sin embargo, no se recomienda comer más de uno o dos al día.

Te puede interesar: 3 formas de preparar licuados veganos

Beneficios del consumo de plátano

Sistema digestivo

Gracias a sus propiedades alcalinizantes, el plátano funciona como un antiácido natural, por ende, ayuda a regular el tránsito intestinal y minimiza cualquier molestia relacionada al sistema digestivo. También es un alimento ideal para mejorar la salud cuando se sufren úlceras.

Como ya se ha mencionado, esta fruta aporta energía al organismo rápidamente y previene la aparición de calambres y espasmos, por lo que es una fruta excelente para niños y deportistas, o para casos de agotamiento, fatiga crónica y fibromialgia. Por otra parte, es un buen alimento para los pacientes con anemia y desnutrición. 

Cuando hay dolor de estómago asociado a: menstruación, embarazo, indigestión o, incluso, hambre, se recomienda comer una porción de esta fruta para disminuir la molestia.

En general

El plátano también es una fruta que cuida la salud cardiovascular y reduce el riesgo de sufrir infartos. También ayuda a regular la presión arterial, con lo cual, está recomendado su consumo en pacientes hipertensos.

Por otra parte, las propiedades del plátano ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) cuando se mantiene un consumo regular.

¿Cómo comerlo?

Esta fruta debe comerse siempre madura, ya que de lo contrario, la digestión no resulta tan fácil Por lo demás, ofrece innumerables posibilidades culinarias. 

El plátano da una textura cremosa y un gusto dulce a diversas preparaciones. Por ello, combina muy bien con diversos alimentos y el resultado es, sencillamente, delicioso.

Una manera de disfrutar del plátano consiste en tomar los plátanos maduros, congelarlos y luego, mezclarlos con yogur natural mientras trituramos. A esta preparación se le puede añadir un toque de cacao en polvo, chocolate negro, canela, entre otros ingredientes.

Lo cierto es que esta fruta nos permite reducir o eliminar por completo el azúcar de nuestra dieta. Por ello, conviene aprovecharlo en diversas recetas. ¡Anímate y verás que sí es posible despedirte del azúcar!