Increíbles remedios naturales para el dolor en las articulaciones

Para evitar el dolor articular es importante evitar hábitos tóxicos y primar el consumo de algunos remedios con propiedades antiinflamatorias que nos ayuden a aliviar las molestias

Las articulaciones son las encargadas de proporcionar movilidad y elasticidad al cuerpo. Las articulaciones están recubiertas de cartílago, que es un tejido firme y elástico que tiene las propiedades necesarias para almohadillar y permitir el roce entre los dos huesos que se articulan.

El dolor articular afecta a distintas zonas del cuerpo, como los dedos de manos y pies, las muñecas o las rodillas, y suele ir unido a rigidez, dolor a la palpación e inflamación. El dolor articular puede ir acompañado de inflamación de una o más articulaciones y se produce de distintas maneras.

Esto puede puede conseguir imposibilitarnos en la realización de nuestras actividades y reducir significativamente nuestra calidad de vida, (por ejemplo, por el simple hecho de no conseguir tener un buen descanso).

Piña para los dolores en las articulaciones

Comer piña contra la flebitis.

Uno de los alimentos que más pueden ayudar a reducir los dolores articulares es la piña fresca, ya que contiene una enzima llamada bromelina que reduce los procesos inflamatorios.

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña 
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • En primer lugar, pondremos las 2 rodajas de piña en nuestra licuadora
  • Agregaremos las 4 tazas de agua y licuaremos durante unos 4 minutos.
  • Finalmente verteremos a un vaso, y beberemos. Se recomienda tomarlo 4 veces al día.

Infusión de linaza para el dolor en las articulaciones

La linaza es otro de los remedios naturales que podemos usar para combatir el dolor articular. Es rica en ácidos omega 3 que resultarán muy beneficiosos y efectivos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de linaza (10 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • En primer lugar, agregaremos las 2 tazas de agua a un recipiente y lo pondremos sobre fuego moderado.
  • También añadiremos una cucharada de linaza.
  • Esperaremos hasta que esté hirviendo, apagaremos, y dejaremos reposar por 7 minutos.
  • Finalmente vertemos a un vaso y beberemos, dos veces al día.

Ortiga para los dolores articulares

bebida-ortiga

La sustancia urticante que caracteriza a las ortigas y que funciona como protección natural de la planta es muy efectiva para disminuir considerablemente el dolor en las articulaciones, actuando a través de la piel de forma directa. Asimismo, cuenta con propiedades diuréticas que ayudan a eliminar líquidos de las articulaciones inflamadas, por lo que las infusiones de esta planta pueden ser un gran aliado.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de ortiga (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Calentaremos el agua y, cuando llegue a ebullición, añadiremos la ortiga.
  • Cuando dé el primer hervor, apagaremos el fuego y dejaremos reposar por 7 minutos.
  • Finalmente, verteremos a un vaso o taza, le agregaremos una cucharadita de miel. Consumiremos 1 taza, dos veces al día.

Infusión de jengibre

Beber infusiones de jengibre a diario también puede resultar muy eficaz para los que sufren dolencias articulares, ya que es un antiinflamatorio natural, con una fuerte acción analgésica, además de mejorar la circulación sanguínea.

Ingredientes

  • 1 raíz de jengibre (9 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua a fuego lento y agregaremos la raíz de jengibre rallada.
  • Esperaremos hasta que esté hirviendo, apagaremos y dejaremos reposar por 7 minutos.
  • Finalmente verteremos a un vaso o taza, y lo consumiremos 2 veces al día.

Cúrcuma para aliviar los dolores musculares

La cúrcuma es un remedio ayurvédico excelente para el dolor articular. Contiene un ingrediente activo llamado curcumina que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Añadiremos la cúrcuma en el agua y calentaremos.
  • Cuando llegue a ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos reposar por 7 minutos.
  • Verteremos a un vaso  y beberemos, preferiblemente por la mañana y por la noche.

Infusión de ajo para tratar los dolores musculares 

 

El ajo es beneficioso para aquellas personas que sufren de artritis y dolor articular gracias a su alto contenido de dos importantes sustancias. Su aporte de azufre ayuda a aliviar el dolor articular y la inflamación, y el selenio tiene propiedades antirreumáticas.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo machacados
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Añadiremos los dientes de ajo y el agua en un cazo y calentaremos.
  • Cuando llegue a ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos reposar 7 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, verteremos a una taza. Adicionaremos 1 cucharadita de miel, mezclaremos y beberemos a sorbos.
  • Debemos tomar esta infusión dos veces al día.
Te puede gustar