Cómo inculcar una vida de deporte a los niños

Raquel Lemos Rodríguez·
24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
11 Diciembre, 2018
La mejor manera de inculcar una vida de deporte en los más pequeños es predicar con el ejemplo. Si te ven practicarlo, lo asimilarán como algo natural. ¿Qué otras claves debes conocer?
 

Si tienes el deseo de inculcar una vida de deporte a los niños, es imprescindible que tengas en cuenta algunos aspectos importantes para trazar una estrategia efectiva. No se trata solo de comprarles el equipamiento e inscribirlos en una clase, y mucho menos de obligarlos. 

El deporte es algo muy saludable y recomendable desde edades muy tempranas. Si se lo adopta como un hábito, sus beneficios a largo plazo contribuirán enormemente en la prevención de enfermedades y en la mejora incuestionable de la calidad de vida.

Ahora bien, que los padres sean personas deportistas no implica directamente que sus hijos sientan la misma atracción, y esto puede volverse un problema muchas veces. Si no hacen ejercicio, los niños se pierden los importantes beneficios que este conlleva para su desarrollo físico, social y psicológico, explicados en detalle en un estudio publicado en 2016.

Si te has planteado cómo inculcar el deporte a los niños, debes saber que apenas requerirá esfuerzo, pero tienes que adoptar una estrategia efectiva. Ten en cuenta las siguientes claves para lograrlo.

Sé un ejemplo para inculcar el deporte a los niños

Padre e hijo haciendo surf
 

Si quieres inculcar el deporte a los niños, es importante que sepas que los padres son un modelo. Todo lo que ellos hagan se lo transmitirán a sus hijos.

Por este motivo, si como padre no practicas deporte y llevas una vida completamente sedentaria, lo normal es que tus hijos no escojan el deporte como una actividad para practicar.

¿Qué hacer en estos casos? Lo ideal es que realices algún tipo de deporte con tus hijos. Por ejemplo, puedes salir a caminar un poco cada día o practicar tenis los fines de semana.

Hay muchos deportes que se pueden realizar en familia y que son muy divertidos. Ver a los padres hacer deporte hará que los niños se animen a practicarlo.

Lee también: 5 divertidos deportes acuáticos

Apúntalos a clases que les gusten

Padre juega con su hijo.

En ocasiones, los padres no escuchan a sus hijos. Imagina que quieres que tu hijo vaya a clases de fútbol, pero a él le gusta el baloncesto. Si de todos modos lo obligas a jugar al fútbol, provocarás que, en vez de gustarle el deporte, lo termine odiando.

En el caso de que no sepan qué tipo de deporte les gusta, podría ser interesante que pruebe un poco de cada uno. Por ejemplo, si lo metes a tenis y no le agrada, no le digas que continúe al menos para terminar el curso de iniciación; es mejor que pruebe con otro deporte. Así, su motivación y sus ganas no decaerán.

 

Tienes que recordar que los gustos de los niños no tienen que coincidir con el de los padres. De igual manera, es condición indispensable que alejes de tu mente determinadas creencias que aún siguen vigentes en la actualidad.

Por ejemplo, si tu hijo quiere hacer ballet, apúntalo sin dudarlo; si tu hija quiere practicar fútbol o baloncesto, lo mismo. Muchos padres todavía tienen creencias sobre lo que es «de niños» o «de niñas». Esto no parece sensato, ya que en la edad adulta hay profesionales destacados, tanto mujeres como hombres por igual, en casi todos los deportes.

Te puede interesar: ¿Por qué es tan importante el deporte para los niños?

Incúlcales la constancia

Niños en ballet

No vale que hoy hagas deporte y, después, si no te encuentras muy bien o si tienes muchas ocupaciones, ya no saques ni unos minutos para practicarlo. Para inculcar una vida de deporte a los niños, es indispensable que ninguna excusa valga.

Claro está que si tienen gripe o una enfermedad que requiera reposo, deben descansar. Sin embargo, hay algunas excusas que les enseñan a los niños que el deporte no es tan importante y que, si quieren, pueden procrastinar en ello.

 

Practicad deportes variados

Niños estirando

Hemos hablado de una serie de deportes que son bastante conocidos y que podríamos considerar habituales. No obstante, lo ideal para inculcar el deporte a los niños es practicar algunos deportes variados fuera de lo común.

Por ejemplo, hacer escalada o ir en canoa son excelentes opciones. De hecho, hay algunas actividades de este tipo dirigidas a los niños más pequeños, para que puedan iniciarse en estos tipos de deportes sin riesgo. Se trata de algo muy divertido y que sin dudas les encantará.

En este sentido, las clases de educación física de la escuela pueden tener un rol muy importante, ya que en ellas se suelen enseñar las bases de muchos deportes. Este primer contacto puede representar una buena oportunidad para que los niños sientan interés por alguna disciplina.

Además, este tipo de práctica deportiva grupal permite a los niños mejorar su capacidad de concentración y, por ende, su desempeño académico, según un estudio que publicó Research Papers in Education. Asimismo, según dicha investigación, también ofrece beneficios en sus relaciones sociales y en el plano psicológico.

 

Los padres son vitales para transmitir el deporte a los niños

Recuerda que es importante escuchar a los niños para saber cuáles son sus inquietudes, pero también es necesario que te vean a ti mismo y a tu pareja hacer deporte y que sepan que forma parte de su rutina. El deporte debe ser algo tan natural como lavarse la cara todos los días por la mañana.

Por lo tanto, para inculcar una vida de deporte a los niños, bien puedes empezar siguiendo los consejos anteriormente mencionados. Seguro que te ayudarán mucho. 

 
  • Felfe, C., Lechner, M., & Steinmayr, A. (2016). Sports and Child Development. PloS One. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0151729</p>
  • Bailey, R., Armour, K., Kirk, D., Jess, M., Pickup, I., & Sandford, R. (2009). The educational benefits claimed for physical education and school sport: An academic review. Research Papers in Education. https://doi.org/10.1080/02671520701809817</p>