Cómo independizarse sin morir en el intento - Mejor con Salud

Cómo independizarse sin morir en el intento

A la hora de independizarse se deben tener en cuenta una serie de factores que son imprescindibles para que esta nueva etapa vaya lo mejor posible
independizarse

Independizarse es algo que muchas personas desean. No obstante, no solamente se trata de vivir solos y trasladar nuestras pertenencias a otro lugar.

En todo esto, hay ciertos pasos que tenemos que tener en cuenta.

Lee: ¿Para qué sirve tener plantas en el hogar?

Si nos quedamos tan solo en lo superficial, podemos tener muchos problemas que nos harán darnos cuenta de la cruda realidad. Así que, si deseas independizarte sin morir en el intento, estáte atento.

Asegurarse de tener los medios para independizarse

romper-hucha

No todo es tan sencillo. No podemos independizarnos a toda costa si no contamos con el dinero necesario para hacer frente a los pagos.

Ten en cuenta que no solo será el piso o la casa lo que te costará dinero. Tendrás que mantenerte, vivir, comer, pagarte los desplazamientos y todo lo demás, a mayores.

Pensar en todo esto evitará que tengas sorpresas desagradables una vez que hayas dado el primer paso y no haya vuelta atrás.

Nunca te involucres en gastos que a largo plazo no podrás seguir pagando. Revisa tu situación económica actual y sé realista.

Mucho cuidado con los engaños

Aunque te sumerjas en páginas que parezcan fiables, debes siempre desconfiar de todo y de todos. Siempre habrá alguien que intente engañarte.

No te pierdas: Hay decepciones que te hacen abrir los ojos y cerrar el corazón

Así que pisa sobre seguro y jamás pagues por adelantado, sin ningún contrato de por medio ni ninguna prueba de legalidad.

Puede que, tal vez, te quedes sin ese dinero por incauto.

Hablar con los padres

síndrome-del-nido-vacío

Irnos de casa e independizarnos no solamente supondrá un cambio para nosotros. También lo será para nuestros padres, que es posible que sufran el “síndrome del nido vacío“.

De repente, se encontrarán extraños en su propio hogar, solos, abandonados. Ya no habrá el jolgorio de antes y las rutinas se verán modificadas.

El golpe emocional que sufren los progenitores es tan fuerte que puede generar un grave bajón de autoestima.

Por ese motivo, es necesario comunicarse con los padres, poner de nuestra parte para que puedan llevar esta nueva etapa de nuestra vida lo mejor posible.

Aunque a veces no se produzca este problema, siempre es necesario hacer que todo cambio no sea brusco, sino progresivo.

Recuerda: El síndrome del nido vacío: cuando la soledad impregna el hogar

Será mucho mejor para todos, tanto para ti como para tus padres.

¿Tiene tu nuevo hogar lo que necesitas?

mujer-sola-en-casa

Puede parecer una pregunta baladí, sin embargo, a veces subestimamos la importancia que tenemos que darle a todo.

Independizarse conlleva muchos problemas, porque ese nuevo hogar debe adaptarse a nuestras necesidades.

No será lo mismo trabajar desde casa que en una empresa, por lo tanto, en este segundo caso será positivo que se encuentre lo más cerca o lo mejor comunicada posible.

Si nos encontramos con la primera opción, trabajamos desde casa, tenemos que asegurarnos de que podemos poseer una conexión a internet decente.

Piensa que existen muchos lugares donde la fibra aún no llega, por lo que, si necesitas rapidez o una conexión que no se cuelgue a cada rato, es algo en lo que debes fijarte.

Conocer a los compañeros de piso

compañeros-de-piso

Con el fin de hacer los gastos algo más llevadero para todos, muchas personas pueden pensar en compartir piso. En este caso es importante que los conozcas bien.

Todos somos muy diferentes y no será la primera vez que existen complicaciones en cuanto a las siguientes cuestiones:

  • Hay alguien que no limpia, o no cumple con sus turnos de limpieza del hogar.
  • La comida que compra una persona desaparece misteriosamente y nadie sabe responder sobre su paradero.
  • No se respetan los turnos de sueño y se hacen fiestas o jolgorio cuando uno de los miembros tiene que levantarse temprano al día siguiente.

Estos son algunos ejemplos de lo que puede suceder si compartes piso. Por eso es indispensable que lo hagas, siempre, con personas que conoces.

Antes de irte lee: Cómo potenciar la responsabilidad y autonomía en los niños

Independizarse puede ser sencillo, pero realmente hay muchas cosas en nuestra vida que cambiarán. Piensa que ahora ya nadie te preparará la comida: la tendrás que hacer tú mismo.

También tendrás que atender la colada, limpiar toda la casa, llevar las cuentas y asistir a las reuniones de la comunidad en el caso de que vivas en un piso.

Todo lo que antes no hacías ahora correrá de tu cuenta.