¿Qué indica un recuento de neutrófilos bajos?

Los neutrófilos son el tipo de glóbulos blancos que más abunda en el torrente sanguíneo. Una disminución de su recuento puede indicar un alto riesgo de infecciones bacterianas y micóticas.

Un recuento de neutrófilos bajos indica el desarrollo de neutropenia, una forma de leucopenia que reduce la capacidad del cuerpo para combatir infecciones bacterianas y micóticas. Los neutrófilos son el tipo de glóbulo blanco más abundante en la sangre, pues corresponden al 70% del total de leucocitos.

Su función principal es ayudar al sistema inmunitario a combatir enfermedades de origen infeccioso, tomando el agente invasor (particularmente bacterias y hongos) para luego dirigirlo y expulsarlo. Cuando hay neutropenia, la respuesta inflamatoria contra estos antígenos es ineficaz y se pueden producir graves complicaciones.

Valores que indican neutrófilos bajos en la sangre

Neutrófilos bajos en la sangre.

Cuando el organismo es atacado por hongos o bacterias, los neutrófilos son las primeras células inmunitarias en detectar el punto de infección. Gracias a su consistencia gelatinosa, tienen la facilidad de atravesar las paredes de los vasos sanguíneos para migrar a los tejidos afectados y destruir los agentes patógenos.

Los niveles normales de neutrófilos en un adulto saludable varían entre 2000 y 7500 por microlitro de sangre. En los casos que el recuento es inferior (neutropenia), existe la probabilidad de desarrollar varios tipos de enfermedades infecciosas. Esto, a su vez, se clasifica en función de la severidad con que se presente:

  • Neutropenia leve: el recuento absoluto de neutrófilos va de 1000 a 1500/µl y el riesgo de infección es mínimo.
  • Moderada: el recuento neutrófilos va de 500 a 1000/µl y el riesgo de infección es moderado.
  • Neutropenia grave: el recuento absoluto de neutrófilos es inferior a 500 µl y el riesgo de infección es grave.

Lee también: Entendiendo un análisis de sangre, te explicamos todos los parámetros

¿Por qué se produce un recuento de neutrófilos bajos?

Causa de los neutrófilos bajos en sangre.

Un recuento de neutrófilos bajos se puede producir por dos causas principales. La primera es una disminución en la producción de estos leucocitos. La otra es cuando se destruyen en corto tiempo tras ser producidos. Ambos casos están relacionados con algunas condiciones médicas y hábitos que afectan la salud inmunitaria. Los principales son:

  • Infecciones virales, bacterianas o parasitarias. Por ejemplo el SIDA, la tuberculosis, la malaria, virus de Epstein Barr (VEB).
  • Medicamentos que afectan la médula ósea y los neutrófilos. Incluye la quimioterapia que se emplea contra el cáncer.
  • Deficiencia de vitamina B12 o folato. Relacionada con la anemia megaloblásitica.
  • Cáncer u otras enfermedades de la médula ósea. Incluyendo las leucemias, síndrome mielodisplásico, anemia aplásica y mielofibrosis.
  • Trastornos congénitos de la función de la médula ósea. Por ejemplo, el síndrome de Kostmann.
  • Destrucción autoinmune de los neutrófilos (como condición primaria o relacionado con el síndrome de Felty).
  • Hiperesplenismo (destrucción prematura de las células de sangre por el bazo)

Otras causas relacionadas

Hay otros factores que se relacionan con un recuento de neutrófilos bajos. Estos, a su vez, pueden estar estrechamente vinculados con las enfermedades mencionadas.

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas
  • Uso prolongado de algunos antibióticos y diuréticos
  • Hepatitis A y B
  • Hipertiroidismo
  • Artritis reumatoide
  • Enfermedades congénitas
  • Procesos infiltrativos de la médula ósea

Síntomas de neutrófilos bajos

Mujer con fiebre por infección.

Un recuento de neutrófilos bajos suele diagnosticarse cuando se desarrollan infecciones graves o sepsis. Muchos casos leves pasan desapercibidos porque los síntomas no son del todo evidentes. Las manifestaciones con que se presenta pueden variar en función de la severidad con que se da la neutropenia.

Asimismo, los síntomas pueden variar dependiendo del tipo de infección o enfermedad subyacente. Los pacientes suelen experimentar:

  • Susceptibilidad a las infecciones
  • Dolor de garganta
  • Fiebre moderad y alta
  • Dolores de cabeza recurrentes
  • Diarrea frecuente
  • Infecciones en la piel y heridas que tardan en sanar
  • Sensación de ardor al orinar y cambios en la micción
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Lesiones o úlceras en la boca y la región anal

Visita este artículo: Diarrea infantil: 6 remedios caseros para tratarla

Diagnóstico

Prueba de sangre.

El diagnóstico de la neutropenia se realiza con un recuento de neutrófilos a través de un hemograma completo. Si los resultados son inciertos, el médico puede sugerir una prueba complementaria como la biopsia.

En los adultos el diagnóstico es positivo cuando el recuento absoluto de neutrófilos es inferior a 1500 por microlitro de sangre. El recuento de células para indicar neutropenia en los niños varía con la edad.

Tratamiento de los neutrófilos bajos

El tratamiento en caso de un recuento de neutrófilos bajos está basado en controlar la causa subyacente y mantener un control sobre la salud general del paciente. Por supuesto, su administración varía en cada caso, según la severidad con que se presente. Los más comunes suelen incluir:

  • Medicamentos antibióticos y antimicóticos en caso de infecciones.
  • Administración de factores de crecimiento de células blancas de la sangre, si la neutropenia es muy grave.
  • Transfusiones de granulocitos.
  • Terapia con corticosteroides o inmunoglobulinas intravenosas.

Los pacientes cuyo recuento de neutrófilos bajos tiene su origen en una infección también pueden implementar algunas medidas preventivas. Lavarse las manos constantemente y usar guantes y máscaras faciales puede limitar el riesgo de infecciones.

  • Hsieh MM, Everhart JE, Byrd-Holt DD, Tisdale JF, Rodgers GP (Abril de 2007). “Prevalence of neutropenia in the U.S. population: age, sex, smoking status, and ethnic differences”.  Intern. Med.146 (7): 486–92. doi:10.7326/0003-4819-146-7 200704030-00004. ISSN 0003-4819. PMID 17404350.
  • Manterola, A.; P. Romero, E. Martínez, E. Villafranca, F. Arias, M.A. Domínguez, M. Martínez (2004). “Neutropenia y fiebre en el paciente con cáncer”. Anales del Sistema Sanitario de Navarra27 (3). doi:4321/S1137-66272004000600004.