Principales causas del infarto de miocardio

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 8 diciembre, 2018
El infarto agudo de miocardio es uno de los trastornos cardiovasculares más frecuentes. Es importante saber qué factores pueden desencadenarlo.

Por norma general, el equipo médico utiliza el término infarto de miocardio para referirse a una alteración que se produce en el corazón. De esta manera, el tejido muscular que forma este órgano se denomina miocardio. Otro nombre que recibe con frecuencia este trastorno es ataque de corazón.

En cualquier caso, el infarto se produce cuando existe un aporte insuficiente de oxígeno a una zona. Más tarde, el tejido resulta dañado gravemente y permanece muerto.

Existen numerosas causas y factores de riesgo que pueden derivar en esta lesión del corazón. Además, en función de las características del paciente se pueden desarrollar unos u otros síntomas. Por ejemplo, entre las señales de infarto de miocardio más frecuentes podemos destacar:

  • Fuerte dolor que se suele localizar a nivel torácico. Sin embargo, existe una gran cantidad de pacientes que sienten las molestias en la zona abdominal, en los brazos, en la espalda e incluso en la mandíbula.
  • Debilidad, cansancio o fatiga generales.
  • Sudor frío.
  • Náuseas y vómitos.
  • Indigestión y ardor de estómago.
  • Sensación de aturdimiento o de mareo que puede llegar a derivar en un episodio con síncope.
  • Ansiedad o falta de aire.

¿Cuáles son las causas más frecuentes del infarto de miocardio?

Infarto de miocardio.

Actualmente, los especialistas han sido capaces de identificar una serie de acciones que pueden provocar el infarto cardíaco. Por norma general, suele formarse debido al taponamiento de una arteria coronaria. Las arterias coronarias se encargan de mantener vivo el miocardio o músculo cardíaco.

En algunos casos clínicos, se forma una acumulación de colesterol (se crean placas aterosescleróticas) en estos vasos sanguíneos. Además, se puede formar un coágulo (o trombo) que obstruya por completo el conducto. De esta manera, se priva al corazón de los nutrientes necesarios para sus tejidos. Existen pacientes en los que el trombo se ha formado en el interior de este órgano.

Asimismo, el infarto de miocardio puede estar provocado por el cierre espontáneo de este tipo de arterias. En cualquier caso, el trastorno se produce de forma rápida y puede provocar graves daños en los tejidos de este importante órgano.

Descubre: El infarto agudo de miocardio

Factores de riesgo del infarto de miocardio

Generalmente, el grupo de expertos ha podido señalar una serie de factores que aumentan el riesgo de padecer esta alteración. Entre ellos podemos destacar:

  • Hábitos insalubres como el consumo de alcohol o de tabaco. Además, se desaconseja el consumo de otras sustancias tóxicas como las drogas.
  • Hipertensión o presión arterial elevada. Normalmente, esta condición se asocia con lesiones en los vasos sanguíneos a nivel general.
  • Un alto nivel de colesterol “malo” o LDL puesto que ese exceso se puede llegar a acumular en las paredes arteriales.
  • Ciertas enfermedades como la diabetes, lupus, artritis reumatoide u otras enfermedades de carácter autoinmune.
  • Edad. La mayoría de los casos clínicos ocurren en pacientes que tienen más de 45 ó 50 años. Además, el infarto de miocardio se desarrolla con más frecuencia en sujetos de sexo masculino.
  • Un estilo de vida sedentario. Realizar una actividad física reducida se asocia estrechamente con la obesidad, la hipertensión y altos niveles de colesterol. Por otra parte, gracias al ejercicio físico, nuestro cuerpo puede mantenerse saludable y en forma. También se mejoran las condiciones del sistema cardiovascular y la calidad de vida del sujeto.
  • Sobrepeso u obesidad. En este caso, el médico correspondiente le aconsejará una dieta equilibrada y saludable. De esta manera, se reducirá el riesgo a padecer enfermedades cardíacas, entre otras alteraciones.

Quizá te interese: Síndrome del corazón roto: síntomas, causas y tratamiento

Prevención del infarto de miocardio

Finalmente, no existe una medida de prevención definitiva contra el infarto de miocardio. Sin embargo, el paciente puede seguir una serie de pautas recomendadas a fin de reducir el riesgo.

Entre ellas podemos señalar un estilo de vida saludable que incluya una dieta adecuada y ejercicio físico moderado. Además, se aconseja prescindir de los hábitos insalubres previamente mencionados.

Por otra parte, el paciente deberá acudir a las revisiones médicas correspondientes y tomar la medicación recetada por el especialista. De esta manera, también se consigue reducir las probabilidades de un nuevo ataque al corazón.

En cualquier caso, esperamos que este artículo le haya resultado de utilidad y haya resuelto alguna de sus dudas. Por otra parte, no dude en acudir al equipo médico más cercano para informarse sobre el tema.

  • Low, L. S., & Kavinsky, C. J. (2015). Myocardial infarction. In Common Surgical Diseases: An Algorithmic Approach to Problem Solving, Third Edition. https://doi.org/10.1007/978-1-4939-1565-1_19
  • Rischpler, C. (2016). A cute myocardial infarction. Quarterly Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging. https://doi.org/10.1016/j.ccc.2014.03.010
  • Mahr, G. (2018). Infarction. Chest. https://doi.org/10.1016/j.chest.2018.01.047