Inflamación en los dedos: ¿A qué se debe?

Valeria Sabater 30 julio, 2014
Si solo tienes un dedo inflamado puede ser que te hayas dado un golpe. No obstante, si esta inflamación te dura más de cinco días, acude a tu médico

¿Te ha ocurrido alguna vez? Mirarte las manos y notar que alguno de tus anillos te oprime, que tus dedos aparecen hinchados e incluso con una tonalidad diferente. ¿A qué se debe? Las causas pueden ser muy variadas, la mayoría de las veces no tiene gravedad alguna, pero en otras ocasiones puede ser el indicador de una enfermedad. Te lo explicamos.

Se me han hinchado los dedos ¿por qué puede ser?

Tronar dedos

Suele ser más común de lo que pensamos. A veces puede ocurrir que llevamos un rato andando y, cuando nos miramos las manos y los dedos los notamos como inflamados, con un ligero y molesto cosquilleo. Esto se debe básicamente a nuestra circulación, y el modo en que ésta se distribuye cuando estamos haciendo trabajar nuestro corazón mediante el ejercicio.

Por lo normal, un dedo inflamado, puede ser debido a una lesión o trauma, siendo las infecciones lo más habitual. Aunque hemos de ir con cuidado de que no sea ya un indicador de una enfermedad articular. Veámoslo detenidamente.

  • Laceración o trauma contuso: ¿te has dado un golpe? ¿algún pellizco? ¿te ha mordido un perro? Es algo obvio. Pero en ocasiones puede ocurrir que nos damos un golpe y no le damos excesiva importancia. Horas después, la inflamación empezará a evidenciarse.
  • Una lesión en el ligamento o el cartílago: si tienes por ejemplo un trabajo repetitivo donde siempre haces los mismos movimientos con los dedos o las manos, es posible que al final tus dedos aparezcan inflamados e hinchados. Una causa puede ser una lesión en los cartílagos.
  • La bursitis (inflamación de una bursa que protege y amortigua las articulaciones). Es algo muy doloroso, los dedos se inflaman y puedes ver un hinchazón muy particular en la zona articular. A veces puede salir como una especie de bolita dolorosa.
  • El síndrome del túnel carpiano: ya conoces esta dolorosa realidad, sin duda, muy habitual en nosotras, las mujeres. Existe una presión sobre el nervio que viaja a través de la muñeca, ahí donde es común que los dedos no solo se inflamen, sino que se pierdan su sensibilidad e incluso que se queden como “enganchados”. Algo muy doloroso.
  • Ganglión: este afección se sucede cuando existe un crecimiento o hinchazón en la parte superior de la articulación o tendón, que puede llegar hasta nuestros dedos, inflamándolos.
  • Una infección: algo que no podemos descartar. Existe una infección bacteriana asocidad al Streptococcus aureus que ocasiona una inflamación muy llamativa en los dedos. Es dolorosa y puede ocasionarte hasta fiebre.
  • La paroniquia: obviamente esto será muy llamativo, afectando por lo general a un solo dedo. Se trata de una infección alrededor de la uña muy dolorosa que hace que el dedo se inflame, pero en especial la zona que rodea a la propia uña. Puede aparecer incluso pus.
  • Artritis reumatoide. Lamentablemente es una realidad muy común que no podemos descartar. Se trata de una enfermedad autoinmune y crónica que afecta a las articulaciones. Las inflama de un modo doloroso, y por lo habitual, suele iniciarse muchas veces en nuestros dedos. No descartes pues la artritis reumatoide.
  • La artritis séptica: este tipo de artritis es infecciosa, y ha de saberse diferenciar de la reumatoide, por lo general los síntomas son los mismos, pero será nuestro médico quien nos ayude a diagnosticarla.

Cuando se te hinche uno o más dedos, deberás estar atenta a los síntomas. Observa si es un solo dedo el que aparece inflamado o si son todos lo de la mano. Si son todos por lo general se debe a problemas circulatorios o al síndrome metacarpiano. Si es un solo, atiende en primer lugar a tus uñas, a si te has dado un golpe o incluso a si te has clavado algo. Puede ocurrir incluso que nos haya picado un insecto. Pero si esta inflamación te dura más de cinco días, acude a tu médico.

¿Cómo reducir la hinchazón de los dedos?

Jengibre

Obviamente, tal y como te hemos indicado, si ves que dicha inflamación se extiende a lo largo de varios días, es necesario que acudas al médico. Mientras, en casa, podemos seguir los siguientes consejos:

1. Baños fríos y calientes con agua de romero: el romero, suele ser muy adecuado para reducir las inflamaciones de las articulaciones y los cartílagos. Puedes hacerte una infusión con dos ramitas de esta planta medicinal, para después sumergir en este preparado caliente tus dedos hinchados durante tres minutos. Después, haz lo mismo pero en un cazo con agua fresca. Ve alternando. Esta diferencia de temperatura hará que la sangre fluya mejor y se baje la inflamación. Para concluir puedes hacerte un pequeño masaje con unas gotitas de aceite esencial de romero.

2. Si tienes la sospecha de que el hinchazón de tus dedos se debe a algo bacteriano, no dudes en pasarte el diente de un ajo por la zona afectada. Es un gran antibacteriano que nos ayudará a ir resolviendo esta inflamación.

3. Vendajes con raíz de jengibre: esta raíz medicinal puede ayudarnos a bajar la inflamación. Si rallamos unas cuantas tiras y hacemos una infusión con ellas podemos utilizar ambas cosas. En primer lugar puedes sumergir en esta infusión tus dedos inflamados unos minutos. Después, coge las raíces que has utilizado y hace un vendaje suave -no lo oprimas demasiado- sobre los dedos afectados. Notarás mejoría.

Te puede gustar