Cómo preparar una infusión de boldo para proteger el hígado

Elena Martínez · 17 mayo, 2018
El boldo puede ser de gran ayuda para aliviar la indigestión pero deberemos evitarlo en caso de embarazo, ya que puede favorecer las contracciones y ser contraproducente

La infusión de boldo es un remedio popular muy conocido para el tratamiento y prevención de los problemas del hígado. Las plantas medicinales amargas, en general, favorecen una buena función hepática. De este modo, mejoramos la eliminación de toxinas, la limpieza de la sangre, la digestión y la salud en general.

Descubre en este artículo cómo preparar una infusión de boldo para proteger el hígado, así como todos sus beneficios para la salud. Es fundamental cuidar este órgano vital para mantenernos sanos y con una buena calidad de vida. ¡Descubre por qué!

Buenos hábitos para la salud hepática

Si queremos prevenir enfermedades crónicas y degenerativas, y mantener una buena salud en general, debemos aprender a cuidar nuestro hígado. Para ello, podemos tomar la infusión de boldo que proponemos en este artículo y seguir estos buenos hábitos y consejos:

  • Reducir el consumo de grasas hidrogenadas (bollería industrial, frituras, helados, margarinas, embutidos, etc.).
  • Eliminar el azúcar blanco de la dieta.
  • Evitar cenar demasiada cantidad o demasiado tarde.
  • Combatir las emociones negativas, en especial la ira y el estrés.
  • No abusar de los medicamentos convencionales que no son fundamentales para nuestra salud.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.
cuidar el hígado con infusión de boldo

Infusión de boldo

El boldo (Peumus boldus) es una planta medicinal cuyas hojas se utilizan como remedio para tratar, en especial, trastornos que afectan al hígado y al aparato digestivo. Entre sus componentes destacan un gran contenido en antioxidantes, sobre todo alcaloides y flavonoides.

Podemos tomar la infusión de boldo o bien recurrir a los suplementos medicinales como, por ejemplo, cápsulas, comprimidos o extractos. En ocasiones, podemos encontrar esta planta combinada con otros remedios beneficiosos para el hígado, como por ejemplo, el diente de león, el cardo mariano o la cúrcuma.

Propiedades medicinales

A continuación detallamos las propiedades medicinales de la infusión de boldo para la salud en general:

  • Trata y previene enfermedades hepáticas como la cirrosis, el hígado graso, la ictericia o la insuficiencia hepática.
  • Previene la formación de cálculos en la vesícula biliar, ya que depura y fluidifica la bilis.
  • Tonifica el sistema digestivo.
  • Calma el dolor de estómago y la gastritis.
  • Facilita la digestión y combate la pesadez después de comidas copiosas.
  • Es un laxante suave que actúa sin irritar el intestino, ya que actúa sobre la vesícula para favorecer el tránsito.
  • Combate los gases y las flatulencias.
  • Aumenta el apetito.
  • Promueve la salivación en casos de boca seca y combate el mal aliento.
  • Reduce el vientre hinchado por problemas digestivos.
  • Mejora las infecciones respiratorias que causan congestión en el pecho, tos y mucosidad.
  • Reduce los niveles elevados de colesterol.
  • Depura las toxinas presentes en la sangre.
  • Mejora el equilibrio hormonal.
  • Es un antibiótico natural.
  • Minimiza los síntomas de las enfermedades reumáticas.
  • Mejora algunos trastornos nerviosos leves como el insomnio, el estrés o la ansiedad.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Puede mejorar algunos casos de acné.
  • Favorece la eliminación de líquidos y reduce la hinchazón.
  • En algunos países es un remedio popular contra la gonorrea.

¿Cómo la preparamos?

A continuación detallamos cómo debemos preparar y tomas la infusión de boldo para mejorar la salud de nuestro hígado.

Ingredientes

  • 2 vasos de agua (400 ml)
  • 2 cucharaditas de hojas secas de boldo (8 g)
  • Edulcorante natural (al gusto)

Preparación

  • En primer lugar, añadiremos el agua en un cazo o similar y lo llevaremos a ebullición.
  • Cuando hierva, apagaremos el fuego, añadiremos dos cucharaditas de hojas secas de boldo al agua y cubriremos la cazuela.
  • Dejaremos reposar 5 minutos y colaremos.
  • Podemos endulzar la infusión con estevia o miel de abeja, si lo deseamos.
infusión de boldo

¿Cuándo la tomamos?

  • Recomendamos realizar curas depurativas a base de boldo durante dos, tres o cuatro semanas para notar sus beneficios para la salud. No obstante, no recomendamos exceder el mes de duración de este tratamiento. Lo más recomendable es hacer una pausa después de este tiempo y repetir al cabo de dos o tres meses.
  • No se recomienda superar la dosis de 10 gramos diarios (1 cucharada).
  • Para mejorar la función del hígado podemos tomar esta infusión media hora antes de la comida o bien antes de acostarnos.
  • Para aprovechar este remedio para mejorar los trastornos digestivos podemos tomarlo después de las comidas.
  • No se recomienda consumir boldo durante el embarazo sin consultarlo con anterioridad con el médico.