Infusión de jengibre y aloe vera

Valeria Sabater · 3 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández el 3 diciembre, 2019
La mezcla de jengibre y aloe vera no es apta para todas las personas. Por ello, debes tener en cuenta cuáles son las contraindicaciones de ambos ingredientes.

La infusión de jengibre y aloe vera es una de las bebidas naturales que puedes preparar fácilmente cuando necesites un complemento diferente y saludable para tu dieta. En especial, cuando sufres de retención de líquidos u otras molestias afines.

Aunque la mezcla de estos ingredientes no es común, puede resultar agradable cuando se prepara a modo de bebida caliente.

Ten en cuenta que además de hidratar y estimular la micción, las bebidas calientes (tés e infusiones) pueden ayudar y experimentar cierta sensación de bienestar y a mantener un estilo de vida saludable.

Hay quienes la disfrutan tal cual como infusión, sin ningún ingrediente adicional, y hay quienes preparan la infusión como base para sus batidos de frutas. En este sentido, te comentamos que puede quedar muy bien con un toque miel y canela (otra especia aromática con propiedades antiinflamatorias), o bien puede ser la base de un batido de manzana.

Beneficios de la infusión de jengibre y aloe vera

perder peso

La infusión de aloe vera y jengibre puede ayudar a regular el tránsito intestinal y con ello, reducir la inflamación abdominal. Por otra parte, también puede ayudar a complementar la hidratación diaria y a expulsar los líquidos retenidos.

Adicionalmente, según creencias, esta bebida también podría ayudar a acelerar el metabolismo y así, ayudar a quemar grasas.

  • El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también puede contribuir en cierta forma a aliviar la hinchazón de las extremidades.
  • El gel de aloe vera está constituido principalmente por agua, mucílagos y otros carbohidratos, ácidos y sales orgánicas, enzimas, esteroles, triacilgliceridos, aminoácidos, ARN, trazas de alcaloides, vitaminas y diversos minerales.

Receta de la infusión de jengibre y aloe vera

Para disfrutar de la siguiente receta, te recomendamos utilizar siempre ingredientes frescos y, en la medida de lo posible, evitar añadirle azúcar u otros endulzantes.

En caso de que no puedas consumirla sin un toque dulce, agrega un poco de miel, pero mantén la moderación, ya que este es un alimento lleno de calorías.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada del gel de aloe vera (15 g).
  • ½ cucharadita de jengibre fresco rallado (2,5 g).
  • Opcional: miel (1 cucharadita, 5 g).

Preparación

  • Pon a hervir el agua en una olla.
  • Extrae el gel de aloe vera y lávalo con abundante agua para retirarle la salvia amarilla que lo recubre.
  • Una vez llegue a su punto de ebullición, añade el jengibre fresco rallado junto con la cucharada de aloe vera (el gel translúcido del interior de la propia penca de la planta).
  • Deja que se cueza todo a fuego lento durante 15 minutos.
  • Apaga el fuego y deja que el líquido repose otros 10 minutos.
  • Cuela el líquido y sirve.
  • Bebe con moderación.
Infusión de jengibre y aloe vera

Descubre: 3 infusiones caseras para disfrutar en tus meriendas

Contraindicaciones

Es importante tener en cuenta las contraindicaciones de ambos alimentos, ya que tanto el jengibre como el aloe vera pueden causar reacciones adversas en algunos casos. 

  • Si sufres de hipertensión, enfermedad de Crohn o cálculos biliares evita consumir jengibre.
  • Si estás embarazada o en periodo de lactancia, no debes consumir jengibre ni tampoco aloe vera.
  • Si estás siguiendo algún tratamiento para el estreñimiento, no es recomendable que consumas aloe vera, ya que puede causar diarrea y deshidratarte.
  • Las personas con diabetes deben evitar consumir aloe vera, ya que puede interferir con el tratamiento farmacológico y también puede producir hipoglucemia.
  • Tampoco debes consumir aloe vera si estás tomando medicamentos diuréticos o anticoagulantes o bien estás próximo a realizarte una intervención quirúrgica, ya que podrías sufrir sangrados.
  • Si tienes problemas renales (enfermedad del Crohn, colon irritable, colitis ulcerosa), hemorroides y/o problemas hepáticos, no consumas aloe vera.
  • Los niños menores de 12 años no deben consumir aloe vera.  

Ahora que ya conoces cuáles son las contraindicaciones de estos ingredientes puedes mantener las precauciones pertinentes.

En caso de que no puedas consumir la infusión de jengibre y aloe vera, te recomendamos que busques otras opciones y consultes con tu médico antes de comenzar a incorporarlas a tu dieta.

  • Vogler, B. K., & Ernst, E. (1999). Aloe vera: A systematic review of its clinical effectiveness. British Journal of General Practice.
  • Radha, M. H., & Laxmipriya, N. P. (2015). Evaluation of biological properties and clinical effectiveness of Aloe vera: A systematic review. Journal of Traditional and Complementary Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jtcme.2014.10.006
  • Ali, B. H., Blunden, G., Tanira, M. O., & Nemmar, A. (2008). Some phytochemical, pharmacological and toxicological properties of ginger (Zingiber officinale Roscoe): A review of recent research. Food and Chemical Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.fct.2007.09.085