Infusión de menta, mejorana e hinojo para tratar las digestiones lentas

Las propiedades de algunas hierbas como la mejorana y la menta pueden ser de gran ayuda para tratar las digestiones lentas de forma natural y sin recurrir a fármacos con posibles efectos secundarios.

Si deseas tratar las digestiones lentas, lo ideal es que recurras a remedios naturales y no a fármacos. Así, evitarás tener que enfrentarte a los temidos efectos secundarios que suelen tener la gran mayoría de los medicamentos.

Asimismo, no te recomendamos automedicarte bajo ningún concepto. Sobre todo, si tenemos digestiones lentas durante el embarazo, ya que puede suponer un gran riesgo para el bebé.

Tratar las digestiones lentas con infusiones

Tratar las digestiones pesadas

Existen una amplia variedad de infusiones destinadas a mejorar las digestiones. Por ejemplo, es muy conocida la infusión de menta poleo que, además de favorecer la digestión, deja un agradable aliento mentolado.

Aunque muchas personas sufran digestiones pesadas per se, hay otras razones por las que esto puede darse. En los encuentros familiares que se hacen en fechas señaladas como navidad es normal comer más de lo habitual. Esto tendrá como consecuencia una sensación de malestar y gases.

Lee este artículo: Remedios caseros para los cólicos

Infusión de menta, mejorana e hinojo

Hoy vamos a descubrir una infusión infalible para tratar las digestiones lentas de forma eficaz. Para ello, hemos escogido tres ingredientes que creemos que son básicos. A continuación, vamos a ver algunas de sus propiedades:

  • Menta: Calma las afecciones estomacales que tienen que ver con la digestión. Por ejemplo, reduce la hinchazón, previene las flatulencias y ayuda a combatir los molestos cólicos.
  • Mejorana: Está destinada a aliviar las digestiones lentas que cursan con dolor intenso debido a los cólicos que se derivan de esto.
  • Hinojo: Mantiene bajo control la distensión abdominal que puede producirse por la acumulación de gases. El hinojo permite expulsarlos y, además, ayuda a combatir la acidez que puede presentarse en las digestiones lentas.

Como hemos podido darnos cuenta, no podríamos elaborar una infusión para tratar las digestiones lentas con mejores ingredientes que estos. Ahora vamos a ver cómo podemos prepararla para aprovechar todos sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de las 3 hierbas mencionadas (15 g de cada una)
  • Miel

Preparación

  • Pondremos un cazo de agua a hervir. Una vez esté en el punto de ebullición bajaremos el fuego e iremos añadiendo los ingredientes.
  • Empezaremos con la menta, esperaremos un minuto, añadiremos la mejorana y, por último, el hinojo.
  • DejaremoS que infusione durante unos 10 minutos y retiraremos del fuego.
  • Colaremos el resultado y lo pondremos en una taza.

Podemos consumir esta infusión inmediatamente después de comer. Si solemos tener digestiones lentas con relativa frecuencia, es mejor tomar unas dos tazas al día. Por ejemplo, después de comer y tras cenar.

¿Por qué sufro digestiones lentas?

Infusión de té.

Hemos comentado al principio que las digestiones pesadas pueden deberse a comidas copiosas. Sin embargo, pueden existir otra serie de motivos por los que parece que este problema se ha vuelto crónico en nuestro caso.

Consumo excesivo de alimentos ricos en grasas

Para empezar, sería conveniente revisar el tipo de alimentos que consumimos. Aquellos que son ricos en grasas pueden perjudicarnos si ingerimos más de las que nuestro cuerpo necesita. Pues, tan solo, requerimos de una muy pequeña cantidad.

Por esta razón, no solo tenemos que reducir la ingesta de grasas, sino diferenciar entre aquellas que provienen de productos que podemos considerar “buenos” y los que tildamos de “menos buenos”. En el primer grupo encontraríamos el aceite de oliva, y como ejemplo del segundo, la bollería.

Intolerancias

Otro motivo por el que podemos tener digestiones pesadas puede estar relacionado con alguna intolerancia alimentaria. En la actualidad, muchas personas desarrollan intolerancia a la lactosa o al gluten.

Si nos cuesta hacer la digestión debemos poner esto en conocimiento de nuestro médico de confianza para descartar esta posibilidad. Cuando un alimento no nos sienta bien y lo continuamos tomando nos estamos haciendo daño a nosotros y a nuestro organismo.

¿Lo sabías? Relación entre la mal digestión y los problemas emocionales

Estrés

Aunque a estas alturas veamos el estrés como algo normal, lo cierto es que no ponerle remedio puede hacer que empiece a afectar a nuestras digestiones. Por esta razón, es importante empezar a tomar algunas medidas. Practicar mindfulness o hacer ejercicio físico puede ayudar.

¿Acostumbras a sufrir digestiones pesadas? ¿Cómo sueles tratar las digestiones lentas? Esperemos que le des una oportunidad a la infusión que hemos abordado en este artículo, ya que puede reportarte muchos beneficios. Tantos que es posible que, a partir de hoy, el problema de tus digestiones lentas se haya terminado por completo.