Infusión de menta y miel para calmar la irritación de la garganta

18 julio, 2018
La irritación de garganta puede deberse algunos hábitos deficientes o incorrectos. También los cambios drásticos de temperatura pueden causar inflamación, dolor y otras molestas afecciones.

Una irritación de garganta puede ser una verdadera molestia que se caracteriza por inflamación, dolor, picor e incomodidad para digerir algunos alimentos. Sus causas y tratamientos son tan diversos como las formas de prevenirla.

Por ser una zona de paso de diversas sustancias la garganta está expuesta a muchas infecciones e inflamación. Se puede ver afectada y lesionada por alimentos demasiado calientes, una gripe, fumar en exceso o ingerir una gran cantidad de alimentos dulces o picantes.

En este artículo conocerás más sobre la irritación de garganta sus causas, síntomas, prevención, y algunos consejos que nos ayudarán a tratarla desde casa. También te mostraremos algunas alternativas para evitar sufrir una recaída.

La irritación de garganta suele durar 4 o 5 días y es importante tratarla adecuadamente desde casa. Debemos de tener mucha precaución si viene acompañada de fiebre alta, tos, estornudos y secreciones. De ser así, debemos consultar a nuestro médico.

Causas

Entre las causas más habituales del dolor de garganta se encuentran:

  • Gripe o resfriado
  • Alergia
  • Cambios drásticos de temperatura
  • Fumar excesivamente y la exposición a contaminantes ambientales y sustancias tóxicas
  • Productos de belleza que contienen químicos muy fuertes
  • Higiene bucal deficiente
  • Gritar por un tiempo prolongado
  • Amigdalitis, faringitis o laringitis

Síntomas

las irritaciones de garganta siempre suelen venir acompañados de una serie de síntomas característicos como:

  • Tos, sensación de cosquilleo y picazón en la garganta
  • Enrojecimiento
  • Disfonía
  • Inflamación y dolor de garganta, en especial al tragar alimentos
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza

Lee: 5 recomendaciones para quitar la tos seca

Prevención

Existen muchas formas de prevenir esta afección por lo que debemos de tener en cuenta los siguientes aspectos.

  • No fumar y no consumir alcohol (o, en su defecto, tratar de minimizarlo).
  • Abrigarse adecuadamente en los días fríos o lluviosos.
  • Incrementar en grandes cantidades el consumo de alimentos ricos en vitamina C.
  • Evitar gritar y procurar no forzar la garganta.
  • Procurar no consumir bebidas que estén demasiado calientes.
  • Evitar los cambios bruscos de temperaturas.
  • Mantener una excelente higiene bucal.
  • No exponerse a sustancias químicas.
  • Cuidarnos y guardar reposo cuando tengamos gripe, para no tener una recaída.

Infusión de menta y miel para la irritación de garganta

Propiedades de la miel

La miel es una gran producto natural que tiene un 80% de azúcares. Contiene proteínas, aminoácidos, ácidos orgánicos, dextrinas, minerales, levaduras y hongos.

Su consistencia puede ser líquida o sólida, y no debe llevar ningún aditivo, ni ser expuesta a altas temperaturas porque podría estar afectando su calidad. Tiene un gran poder curativo ya que disminuyen la irritación e inflamación de la garganta y combate la tos en el caso de tener problemas bronquiales. Todo ello la convierte en el aliado perfecto para una garganta irritada.

Descubre: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

Otro dato importante sobre la miel es que sus propiedades le confieren un poder curativo inmenso, ya que no solo funciona como un expectorante antiinflamatorio de la garganta, sino también como:

  • Bactericida
  • Tónico
  • Antiséptico
  • Cicatrizante
  • Antibiótico

Propiedades de la menta

Las alergias y otros problemas respiratorios pueden producir congestión en la garganta, la nariz, los bronquios y los pulmones. Las propiedades de la menta tienen un efecto antihistamínico que, acompañado de la acción fuerte y refrescante del mentol, la convierte en un útil descongestionante.

La menta tiene propiedades antibacterianas. Así pues, si nuestro dolor de garganta tiene origen en una infección bacteriana, la menta no solo nos ayudará a suavizar la garganta: también dejará un agradable sabor de boca y combatirá el mal aliento. En muchas ocasiones, este es una de las consecuencias del dolor de garganta. 

Las hojas de menta contienen ácido rosmarínico, un fenol y varios flavonoides. El aceite de menta contiene ingredientes muy efectivos, como el mentol y mentona.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de menta (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calentaremos el agua y añadiremos las hojas de menta. 
  • Esperamos hasta que esta hirviendo, apagamos y dejamos reposar en un lapso de 5 a 7 minutos.
  • Finalmente, colamos y vertemos a una taza. Agregamos 1 cucharada de miel, revolvemos e ingerimos.
  • Para acelerar el proceso de curación de nuestra garganta irritada es importante ingerir esta infusión 3 veces al día.
Te puede gustar