¿Las infusiones de hierbas tienen beneficios para la salud?

2 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Más allá de centrarnos en revitalizar o "desintoxicar" el organismo, aliviar síntomas o prevenir enfermedades, es conveniente considerar las infusiones como complementos válidos a un estilo de vida saludable. 

Cuando a una persona le cuesta beber agua, bien sea porque no le encuentra el «gusto» o por otras razones, es posible que su médico le sugiera introducir ciertas mejoras en sus hábitos de vida y, en especial, lo que respecta a la hidratación diaria.

Así como los zumos, los batidos y otras bebidas naturales preparadas en casa, a partir de frutas y vegetales, pueden ser una buena opción para ir aumentando, poco a poco, la ingesta de líquido a diario (sin caer en bebidas industriales, como los refrescos), las infusiones de hierbas naturales también pueden serlo.

Beber la cantidad de agua suficiente a lo largo del día favorece el buen cumplimiento de las distintas funciones del organismo y el rendimiento físico.

Una opción válida para mantenerse bien hidratado

Es bien sabido que es necesario evitar el consumo de refrescos, bebidas energéticas, zumos industriales y afines, puesto que no aportan más que calorías vacías y, a largo plazo, su consumo puede dar pie a la aparición de enfermedades como la diabetes y la obesidad. Sin embargo, ¿cuáles vendrían a ser las alternativas a estas bebidas?

Si bien el agua siempre debe ser la primera opción a la hora de hidratarse adecuadamente, es conveniente conocer otras opciones para esos momentos en los que simplemente no apetezca demasiado beber un vaso de agua. Algunas de las mejores vienen a ser las siguientes:

  • Zumos de fruta natural (caseros).
  • «Leches» vegetales caseras (almendras, avena, soja, arroz).
  • Infusiones herbales (manzanilla, menta, yerbabuena, poleo, jengibre, canela, entre otras.
Té de tomillo

Es importante aclarar que no es recomendable hidratarse exclusivamente a partir de zumos naturales o infusiones. Hay que emplear estas bebidas como lo que son: complementos a un estilo de vida saludable. Por otra parte, hay que recordar que no es necesario obligarse a beber un litro y medio o dos de agua al día, hay que beber líquido en función de la sed.

Te puede interesar: Qué dice el color de tu orina sobre tu salud

¿Para tratar enfermedades?

Algunas infusiones (como la de manzanilla) pueden favorecer el alivio de ciertos síntomas leves, como puede ser un malestar estomacal tras haber realizado una comida copiosa por ejemplo. Esto viene a ser por las propiedades antiinflamatorias, calmantes y digestivas de la manzanilla. Sin embargo, el hecho de que pueda realizar cierta contribución al organismo no quiere decir que sea un remedio apropiado para tratar enfermedades.

Antes que consumir un refresco o una bebida energética, es preferible optar por bebidas caseras, preparadas a partir de ingredientes como las frutas y los vegetales. Por último, recuerda no añadir a tus preparaciones (infusiones, zumos y demás) azúcar, para así no exceder la cantidad diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud.