Infusiones para aliviar la cefalea tensional

Aunque no lo creas, nuestra actitud y el ambiente que nos rodea mientras tomamos la infusión también son importantes para aliviar la cefalea. Busca un lugar tranquilo y tómate tu tiempo

Todos hemos sufrido alguna vez la molesta cefalea tensional. Suelen aparecer en esos momentos en que los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan, a causa del estrés, del cansancio o a ansiedad. Recurrir a los analgésicos no siempre es adecuado, ya que en ocasiones pueden agravar el dolor. Un recurso sencillo son sin duda las hiervas naturales y las infusiones. Te indicamos cuáles son las más adecuadas.

Un día más pesado en el trabajo, problemas personales, o el mantener nuestra cabeza en una sola posición durante mucho tiempo sin movernos, puede derivar en este tipo de cefalea. Es más, en ocasiones hasta las temperaturas de las habitaciones donde nos encontramos puede ocasionar este tipos de dolores de cabeza, que se caracterizan sobre todo por una presión en las sienes, mareos, sequedad de boca, agotamiento….

Infusiones para la cefalea tensional

Infusión de manzanilla, romero y albahaca

romero2

  • Esta mezcla de plantas sugiere un remedio ideal y muy acertado en caso de cefaleas tensionales. Disponen de grandes efectos calmantes y analgésicas, que además, facilitan la actividad del hígado. Deberemos tomarlo dos veces al día. La primera en ayunas, nada más levantarnos, y la segunda a media tarde. Lo ideal es tomar esta mezcla al menos durante una semana, ya que habitualmente las cefaleas tensionales suelen durar más de un día, de este modo vamos paliando su incidencia, relajándonos.
  • Para preparar la infusión basta con coger una ramita de romero, dos hojas de albahaca y tres flores de manzanilla (o la bolsita de infusión que se comercializan) Las llevamos a ebullición junto a una taza de agua, dejamos reposar 5 minutos y la acompañamos con una cucharadita de miel.

Infusión de menta y jazmín

Infusiones para adelgazar

  • La menta y el jazmín configuran una combinación excelente tan deliciosa como saludable. Disponen de principios sedantes y calmantes que alivian las cefaleas y dolores de cabeza. Sus principios son muy conocidos y utilizados como relajantes musculares y del sistema nervioso, de ahí que no debas perder la oportunidad de probarla. Lo ideal de estas infusiones es que las tomes dos veces al día, como antes te hemos señalado, en el desayuno y a media tarde.
  • Para su preparación, debes disponer de tres hojitas de menta (o una bolsita de infusión). El jazmín puedes encontrarlo en herboristerías o tiendas naturales donde es habitual su venta. Hierve una taza de agua con estas plantas y después, permite que repose cinco minutos bébelo poco a poco.

Infusión de berenjena

agua-de-berenjena

  • Tal vez te sorprenda. ¿Una infusión de berenjena para la cefalea tensional? En efecto, la berenjena tiene un efecto rehidratante en nuestro organismo, nos oxigena y limpia nuestra sangre, favoreciendo además la circulación eliminando tensiones. Deberás tomarla fría una vez al día y después de la comida principal. Si lo haces durante cinco días notarás sus efectos.
  • Para preparar una infusión de berenjenas, debes poner a calentar medio litro de agua en una cazuela, y añadir una berenjena mediana en rodajas. Calentamos a fuego lento durante media hora, para que la cocción sea completa, dejando reposar unos 15 minutos. Después, filtra el agua obtenida, que será lo que nos vamos a tomar. La pones en la nevera media hora y, a la hora de tomártela puedes añadir un poco de miel. Si durante un día sufres mucho dolor de cabeza, puedes tomarla hasta 3 veces en ese mismo día, pero medio vasito en cada ocasión y bebiendo poco a poco.

Infusión de melisa

infusion-de-melissa

  • Es quizá la planta más conocida para aliviar las cefaleas, ya sea por cansancio, por estrés, o por alguna enfermedad. Dispone de propiedades relajantes y anti-inflamatorias, siendo muy adecuada para nuestro sistema nervioso central. Puedes tomar dos tazas al día en el momento que desees, pero para ir controlando su aparición sería muya adecuada  tomarla tanto en el desayuno como antes de la cena. El sabor, además, es muy afinado y agradable.
  • Puedes encontrar infusiones de melisa en tu supermercado habitual, así como en herboristerías especializadas. Hierve una tacita de agua con ella, permite que repose unos 5 minutos y bébetela poco a poco. Sabes que el modo en que nos tomamos las infusiones es también muy importante. No se trata de beberlas como quien ingiere un medicamento, requiere que busques un instante para ti misma, en tranquilidad. Muy acertado sería por ejemplo tomar estas infusiones después de una ducha caliente. Tomas asiento y ve bebiendo pequeños sorbitos sin prisa alguna. Es tu tiempo personal y debes aprovecharlo.
Te puede gustar