Infusiones para depurar el hígado

Una taza de té de diente de león después de comer nos ayuda a hacer la digestión. Además depura el hígado, estimula sus funciones y mejora su funcionamiento.

El hígado es ese órgano indispensable del que dependemos para eliminar bacterias, toxinas, virus, pesticidas, medicamentos y otros elementos nocivos para nuestro organismo. Es normal que en un momento dado, se vea “colapsado”, y que necesite una depuración. ¿Cómo conseguirlo? Las infusiones son un gran remedio natural para hacerlo. Te lo explicamos.

Habitualmente, la medicina biológica, nos dice que el primer paso para tratar cualquier enfermedad, primero es “desintoxicar”. De ese modo conseguiremos un equilibrio más saludable. Así pues, para evitar enfermar a causa de una enfermedad hepática, es indispensable que al menos una o dos veces al mes, llevemos a cabo una cura depurativa mediante las plantas que nos trae la siempre sabia naturaleza. ¿Qué tal si lo intentamos?

¿Cómo puedo saber que necesito depurar el hígado?

salud-dolor-higado
Cuando tenemos el hígado cargado de toxinas, inflamado o colapsado de sustancias que le impiden cumplir su función con normalidad, es habitual que tengamos los siguientes síntomas:

  • Pesadez abdominal.
  • Pocas ganas de comer.
  • Lo que comemos nos sienta mal, nos vienen náuseas, malestar…
  • Podemos sufrir diarreas.
  • También es habitual tener episodios con fiebre, señal inequívoca de que hay algo que va mal en nuestro cuerpo, de que tenemos una inflamación.
  • Tenemos gases intestinales.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en la zona del hígado (recuerda que tu hígado está directamente debajo del diafragma, en el lado superior derecho)
  • Erupciones en la piel
  • Mal aliento.

Infusiones recomendadas para depurar el hígado

Infusión de alcachofa

alcachofa
Nos ayuda a proteger el hígado, a depurarlo y tratar enfermedades relacionadas con él. Esta infusión es rica en ácido fólico, vitamina A1 , vitamina B1, vitamina C así como en magnesio, fósforo, calcio, hierro, potasio, zinc y fibras dietéticas. Un recurso maravilloso, adecuado para tomar por las mañanas, al menos 5 días seguidos y cada quince días. De ese modo depuraremos el hígado regularmente.

Preparación

  • Basta con coger dos hojas secas de alcachofa y ponerlas a hervir con una taza de agua. Deja reposar esta infusión 15 minutos y bébetela poco a poco. Si estás sufriendo de alguna enfermedad hepática, puedes tomarla hasta 3 veces al día.

Infusión de cardo mariano

cardo-mariano-belleza-interior

El secreto del cardo mariano se halla en sus semillas. Contienen silimarina, familia de los flavonoides que actúan como un gran antioxidante, favoreciendo la regeneración hepática,
facilita la digestión de grasas e inhibe el ingreso de sustancias tóxicas en las células en el hígado. Un recurso muy adecuado y necesario para depurarlo.

Preparación

  • Puedes encontrar las semillas de cardo mariano en cualquier tienda natural. Es uno de los componentes naturales más vendidos, aunque hemos de decirte que mediante la infusión no obtendremos el 100% de sus beneficios, ya que la silimarina es un principio activo que no solubiliza bien en el agua.
  • Los especialistas recomiendan tomar sus cápsulas o sus comprimidos. De todos, modos, si deseas hacer una infusión, no tienes que llenar una cucharada pequeña de postre con las semillas de cardo mariano, machacalas y ponlas en un taza de agua hirviendo y se deja reposar veinte minutos.

Infusión de salvia

salvia2

La infusión de salvia es perfecta para la eliminación de toxinas, aliviar malestares en el hígado y depurarlo. Puedes tomarla después de las comidas.

Preparación

  • La salvia es fácil de encontrar. Mucha gente cultiva sus propias hierbas medicinales y es habitual tener en casa esta planta. De todos modos, también puedes adquirirla en tiendas naturistas.
  • La infusión de salvia se prepara con 4 gramos de hojas y flores por taza de agua hirviendo. Después se deja reposar unos 15 minutos.

Infusión de diente de león

te-de-diente-de-león

La infusión de diente de León es un gran estimulante de las funciones del hígado, lo depura y mejora su funcionamiento. Puedes tomarlo a media tarde, o incluso después de las comidas, te ayudará también a hacer la digestión.

Preparación

  • Basta con un puñadito de sus flores o hojas secas. Las hierves en una taza de agua y las dejas reposar. Puedes tomar hasta 2 tazas al día.

Infusión de boldo

Beneficios-boldo
La infusión de boldo tiene propiedades digestivas, cuida de nuestro estómago, intestinos y sobre todo, protege nuestro hígado. Es un aliado maravilloso.

Preparación

  • Esta planta también puedes encontrarla en tiendas naturales. Es sencilla de preparar, no tienes más que poner una cucharadita de hojas secas por cada taza de agua hirviendo. Déjala reposar y tómala después de las comidas.
Te puede gustar