Infusiones para tomar a cada hora del día

Elena Martínez 13 noviembre, 2015
Son deliciosas y tienen propiedades beneficiosas para el organismo. Hay, además, infusiones perfectas para cada momento del día.

Las infusiones de plantas medicinales son una manera sencilla y agradable de prevenir problemas de salud durante todo el año. Las podemos tomar calientes o frías, por lo que no hay excusa para beneficiarnos de ellas en cualquier época.

En este artículo te damos a conocer las infusiones que te pueden ir bien para afrontar la rutina de cada día.

Depúrate en ayunas

Lo que consumimos a primera hora de la mañana, justo al levantarnos, tiene unos efectos potentes para el organismo, tanto positivos como negativos. Por eso es fundamental empezar el día y romper el ayuno nocturno con agua o infusiones.

Te proponemos una mezcla excelente para empezar la jornada:

  • Diente de león: esta planta silvestre mejora el funcionamiento del hígado y los riñones, ya que es muy depurativa a nivel general.
  • Estevia: esta planta es un endulzante natural que alcaliniza el organismo, reduce ligeramente la tensión y cuida la salud dental.

Le añadiremos el jugo de medio limón y la tomaremos caliente o tibia, media hora antes del desayuno.

Visita este artículo: Diente de león: ¿Para qué sirve? ¿Qué parte se consume de la planta?

Energía por la mañana

Te rojo

No lo dudes, a media mañana el té verde es la mejor elección, ya que te aporta energía y una gran cantidad de antioxidantes y minerales. Además, es más saludable tomarlo fuera de las comidas para que no interfiera en la asimilación del hierro. Lo puedes combinar con menta o con limón.

El té rojo también es una buena alternativa si estás siguiendo un plan de adelgazamiento, ya que ayuda a quemar las grasas. Su sabor combina muy bien con la canela de ceylán

Facilita la digestión

Después de comer, en vez de tomar postre, te recomendamos que te tomes una infusión digestiva de menta, anís y jengibre. Estas tres plantas evitan las flatulencias, la hinchazón, la pesadez y la acidez, por lo que te permitirán recuperar la energía lo antes posible para reincorporarte al ritmo de la tarde.

Deléitate con los sabores

La tarde, ese momento en el que nos apetece tomar algo ligero antes de la cena, es ideal para elegir infusiones aromáticas y caprichosas. Además, optaremos por una que tenga propiedades medicinales pero no estimulantes, para no dificultar el descanso nocturno.

  • Rooibos: el rooibos es popularmente llamado té. No obstante, no pertenece a esta familia, sino que es un arbusto rojo de origen africano con numerosas propiedades para la salud. Destacan sus virtudes antioxidantes, digestivas, diuréticas, ligeramente laxantes, relajantes, etc. La gran ventaja de esta infusión es que tiene un sabor que se suele mezclar con delicias como frutos secos o chocolate. También le podemos añadir un chorrito de leche o bebida vegetal y un poco de miel. ¡Una merienda deliciosa y muy sana!
  • Té blanco: esta delicada variedad de té es la menos estimulante de todas y la que más antioxidantes contiene. Algunos preparados lo combinan con cítricos y pétalos de rosa.

Prepárate para el descanso

Té-de-valeriana

Durante el anochecer e incluso después de la cena podemos tomarnos infusiones que nos ayuden a relajarnos y nos faciliten un buen descanso, en especial si sufrimos insomnio o estamos viviendo una época de más nerviosismo y estrés.

Esta última infusión del día debe ser con poca agua, para evitarnos las ganas de orinar durante la noche. Será suficiente con una taza pequeña.

Podemos elegir entre las siguientes plantas:

  • Melisa o toronjil: esta planta de sabor suave nos ayuda tanto a relajarnos como a mejorar la digestión, por lo que es una buena opción después de la cena. También es muy adecuada cuando somos personas propensas a acumular los nervios en la parte digestiva.
  • Tila: la tila es una de las plantas más conocidas por sus funciones relajantes y también combate el estrés, la angustia y los nervios que afectan al estómago.
  • Pasiflora: esta planta medicinal tiene propiedades calmantes, facilita el descanso, reduce la ansiedad y alivia los dolores musculares.
  • Valeriana: trata no solo el insomnio, sino que también nos ayuda a combatir la ansiedad, el estrés, estados de angustia o tristeza y dolores de cabeza o migrañas.

No olvides leer: Cómo dormir mejor bebiendo valeriana

Contraindicaciones

Las plantas medicinales también tienen contraindicaciones y se deben tomar con precaución y bajo supervisión médica, en especial si se sufre alguna enfermedad o se está tomando medicación.

Te puede gustar